Tres meses después | ¿Cuál es el impacto duradero de los terremotos de Turquía y Siria?

Vehículo de la ONU en las zonas afectadas por los terremotos
Vehículo de la ONU en las zonas afectadas por los terremotos Derechos de autor Omar Albam/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Mario Bowden
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Tres meses después de los terremotos de Turquía y Siria, los trabajadores humanitarios esbozan las necesidades de los desplazados. Con las elecciones turcas del 14 de mayo, el terremoto ha dominado las campañas de los candidatos.

PUBLICIDAD

Turquía y Siria siguen conmocionadas por los devastadores terremotos que sacudieron ambos países hace tres meses. 48 horas de temblores produjeron seísmos de magnitud 7,8 y 7,6, que causaron la muerte de al menos 50.000 personas en el sur de Turquía y más de 7.000 en el noroeste de Siria, una región que ya sufre la desesperación de una guerra civil.

Jennifer Higgins es coordinadora de Comunicación para Siria del Comité Internacional de Rescate y destaca:

"Se trata de una zona sumida en una guerra desde hace más de una década. Y creo que es fundamental recordar que es casi imposible separar las necesidades que existían en el noroeste de Siria antes del terremoto de las que hay después del terremoto. Incluso antes del terremoto, al menos 4,1 millones de personas en el noroeste de Siria, lo que supone alrededor del 90% de la población, dependían de la ayuda humanitaria para cubrir o de la ayuda humanitaria para atender sus necesidades más básicas."

Se trata también de una zona que cuenta con una enorme población de desplazados internos, muchos de los cuales viven con esas cicatrices físicas y mentales bien visibles tras más de una década de conflicto y que ya se han visto obligados a desplazarse en múltiples ocasiones, incluso antes de este terremoto."

En Turquía, más de 100.000 edificios se derrumbaron. Muchos culpan a la gestión gubernamental de conceder exenciones urbanísticas, lo que ha permitido a los contratistas eludir las normas de construcción.

Según un informe de la ONU, unos 3 millones de turcos fueron realojados; pero el 20% de los que tuvieron que trasladarse regresan ahora a las zonas afectadas.

Regina De Dominicis, representante de UNICEF en Turquía, apunta:

"Vemos muchos desplazamientos en el norte del país, alrededor de Izmir, Ankara, Estambul, Konya. En UNICEF podemos hacer un seguimiento muy preciso, sobre todo porque hacemos un seguimiento de la matriculación de los niños en las escuelas. Y, ciertamente, existe la esperanza de que puedan crearse nuevos puestos de trabajo también durante el proceso de reconstrucción."

El 14 de mayo, el presidente Recep Tayipp Erdogan y el candidato de la oposición Kemal Kılıçdaroğlu se enfrentarán en unas elecciones presidenciales.

Erdogan llegó al poder hace veinte años en medio de la indignación pública por la gestión gubernamental de un terremoto sucedido anteriormente. Ahora las tornas parecen haber cambiado y su futuro político está en juego. Se calcula que sólo los costes de reconstrucción rondarán los 90 000 millones de euros. A corto plazo en ambos países, los alimentos y el saneamiento son lo más esencial; pero el apoyo psicosocial para luchar contra años de trauma será vital a largo plazo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Turquía | Retirada de un candidato de la oposición lo que favorece al líder opositor Kiliçdaroglu

Accidente mortal en un teleférico turco: Un muerto y siete heridos

Millones de tulipanes saludan la primavera en Estambul