Vivir con papá y mamá: ¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse mudarse?

Cortesía de Tierra Mallorca
Cortesía de Tierra Mallorca Derechos de autor Unsplash
Por Rebekah Daunt
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Frente al aumento de la inflación y la crisis del coste de la vida, Euronews investiga las razones por las que los jóvenes tienen dificultades para acceder a la vivienda o pagar un alquiler.

PUBLICIDAD

Sophie es una de los 350.000 jóvenes irlandeses de entre 20 y 35 años que aún viven en su casa familiar. Como muchos millennials irlandeses, esta ejecutiva de marketing de 28 años de Galway está excluida del mercado inmobiliario.

Este problema no es exclusivo de Irlanda, según Eurostat, aproximadamente el 67% de las personas (entre 16 y 29 años) en Europa viven en casa de sus padres o familiares, pero para algunos, esto no es una opción.

Esta irlandesa de Galway declaró a Euronews que el aumento de la inflación, unido a la crisis del coste de la vida, tiene gran parte de la culpa: "Es muy frustrante, tengo un máster, un buen sueldo y, como muchos de mis amigos, estoy ahorrando para comprarme una casa.

"Pero tuve que volver a vivir con mamá y papá porque me costaba ahorrar dinero, por no hablar de pagar el alquiler, incluso ahora me va a llevar una eternidad ahorrar un depósito", dijo.

La asequibilidad es un problema importante, como explicó Ciarán Lynch, ex diputado del Parlamento irlandés: "Los precios de la vivienda nunca han sido tan caros y los tipos de interés suben cada vez más para las personas que se incorporan al mercado inmobiliario".

"Están casi tan cerca de las cifras de hace dos años, cuando los tipos de interés los fijaba especialmente el Banco Central Europeo".

El quid de la hipoteca

Teniendo en cuenta que el precio medio de la vivienda en Irlanda es un 94% superior al de la UE, el dilema de Sophie no es sorprendente.

Para poder optar a una hipoteca en Irlanda, los compradores primerizos están limitados a un préstamo de cuatro veces sus ingresos brutos anuales; además, una posible hipoteca tiene un tope del 90% del valor de la propiedad.

Sin embargo, los precios de la vivienda en todo el país han subido un 537% desde 1988 y no se ajustan a los ingresos actuales.

Según el gigante de las soluciones de contratación Morgan McKinley, los profesionales irlandeses se llevan a casa un salario medio de 45 000 euros. Sin embargo, la Oficina Central de Estadística irlandesa (CSO) reveló recientemente que el precio medio de la vivienda en Irlanda ha alcanzado la cifra récord de 359 000 euros.

Por lo tanto, para los compradores primerizos con ingresos únicos y un salario de 45 000 euros, la cantidad máxima que pueden pedir prestada es de 180 000 euros, que es algo más de la mitad del precio medio de la vivienda.

Irlanda frente a Italia

Los precios de la vivienda y los alquileres varían de un Estado miembro de la UE a otro. De hecho, en algunos países de la UE los precios de la vivienda han bajado en los últimos años. Italia, por ejemplo, experimentó un auge hasta el crack financiero de 2008 y después el coste de la vivienda no dejó de bajar. Según Eurostat, en 2022 los precios eran un 1% más baratos que en 2010.

Aunque los alquileres han aumentado en Italia, las diferencias son marginales en comparación con Estonia, Lituania o Irlanda, donde el alquiler mensual medio se situó en 1.733 euros en diciembre de 2022, es decir, un 126% más que en 2011.

Si los precios de la vivienda en Italia son más atractivos para los compradores potenciales, ¿se traduce esto en mayores niveles de propiedad entre los adultos jóvenes? Por el contrario, un mayor porcentaje de jóvenes adultos viven en casa de sus padres en Italia que en Irlanda.

¿Cuáles son las causas de esta tendencia en ambos países?

La falta de oferta en Irlanda

Mientras que los salarios brutos medios en Irlanda son considerablemente más altos que en Italia, las viviendas disponibles también son escasas en la Isla Esmeralda.

"En 2010, teníamos 24 000 viviendas en alquiler anunciadas en Daft (la principal web inmobiliaria de Irlanda) en un día cualquiera de ese año, compárese con las cifras recientes, cuando sólo teníamos 700 viviendas disponibles en todo el país", explica Mark Rose, director general de Rose Properties.

"Así que ahora tenemos aproximadamente el 3% de lo que estaba disponible en 2010, necesitamos miles de propiedades de alquiler para ser cargado en el mercado hoy, mañana o tan pronto como sea posible, se necesitan con urgencia", añadió Rose.

PUBLICIDAD

Las propiedades limitadas aumentan la demanda y están poniendo en serios aprietos a los alquileres y a los posibles compradores, como declaró a Euronews el director gerente de Dennehy Auctioneers, en Cork: "El mercado del alquiler en Irlanda es total y absolutamente disfuncional. Pusimos una casa en alquiler hace dos semanas a las 12:55 pm y a las 13:20 pm teníamos 90 correos electrónicos (consultas)".

"Necesitamos miles de pisos en las ciudades para satisfacer la demanda, pero Irlanda es víctima de su propio éxito: mucha gente quiere venir a vivir y trabajar a este país atraída por su estilo de vida, pero nuestra población también crece y no damos abasto", dijo Dennehy.

La Oficina Central de Estadística calcula que la población de Irlanda aumentó en 88 800 personas entre abril de 2021 y abril de 2022, el mayor incremento de población en 12 meses desde 2008. Esto se debe en gran parte a un aumento del 445% en la migración y, según Dennehy, la inversión extranjera directa es parte de esta tendencia: "El noventa por ciento de las consultas que estoy recibiendo actualmente para un nuevo desarrollo de viviendas en Carrigaline (una ciudad de cercanías en Cork) son de no nacionales, y el noventa por ciento de ellos de nuevo no son de la UE".

"Los profesionales que vienen tienen buenos trabajos, están bien pagados y aman este país".

Pero el ex diputado Lynch, que presidió la Comisión de Finanzas, Gasto Público y Reforma en octubre de 2012, dijo que los no nacionales con dinero para quemar también se están encontrando con problemas: "La inversión extranjera directa es una parte muy, muy significativa del modelo económico irlandés. Y la creación de empleo se ha convertido en un problema porque no es que los puestos de trabajo no estén ahí, sino que las casas no están realmente ahí para los empleados cuando consiguen esos puestos de trabajo."

PUBLICIDAD

El empleo italiano

"Puede que la propiedad sea más barata en Italia, pero el problema reside en el estancamiento del mercado laboral del país", afirma Mimmo Parisi, profesor de sociología de la Universidad de Mississippi.

Todo el mundo busca el trabajo de sus sueños en Italia, y los profesionales no se mueven mucho; una vez que encuentran un puesto de ensueño, se quedan, a menudo de por vida", explica a Euronews. Como consecuencia, hay menos ofertas de trabajo y es difícil para los adultos jóvenes entrar en el mercado laboral".

El elevado desempleo juvenil en Italia es un factor importante: según el instituto nacional de estadística italiano, ISTAT, la tasa de desempleo (para jóvenes de 15 a 24 años) era del 22,9% en enero de 2023, casi ocho puntos más que la media de la UE (15,1%); como consecuencia, los jóvenes italianos son menos independientes económicamente.

"Si a esto se añaden contratos de trabajo dudosos, un crecimiento salarial lento y sueldos bajos, es fácil entender por qué los jóvenes italianos se quedan en casa a pesar de la caída de los precios de la vivienda. También es difícil para los licenciados universitarios conseguir una experiencia laboral relevante a corto plazo, cuando el mercado de trabajo favorece el envejecimiento de la población activa", explica Parisi.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Italia es el único país europeo en el que los salarios cayeron entre 1990 y 2020; todos los demás Estados miembros experimentaron una subida, con Lituania a la cabeza, con un aumento del 276,3%.

PUBLICIDAD

"Muchos estudiantes se quedan en la universidad un poco más de tiempo a la caza de ese trabajo soñado, que como hemos aprendido es difícil de conseguir. Esto obliga a los jóvenes adultos a depender más de sus padres hasta que eso ocurra", afirma Parisi.

Para agravar la difícil situación de los jóvenes, los bancos italianos no aprueban hipotecas sin un contrato de trabajo indefinido, también conocido como "contrato a tiempo indeterminado", lo que crea obstáculos adicionales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una iniciativa italiana permite enviar un mensaje personal al espacio profundo

Roberto Cavalli ha muerto, el famoso diseñador italiano tenía 83 años

Huelga sindical en Italia por la seguridad laboral tras la explosión en una planta hidroeléctrica