EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Protestas en Irán: la transformación de un movimiento frente a la represión

La rebelión se adapta a la represión para hacerse más fuerte
La rebelión se adapta a la represión para hacerse más fuerte Derechos de autor AFP PHOTO / UGC IMAGE
Derechos de autor AFP PHOTO / UGC IMAGE
Por euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En Irán sigue soplando vientos de revuelta. La ira sigue ahí, pero ha cambiado de forma, pero ha cambiado de forma: "Se manifiesta de forma más esporádica e individual. Ya no va acompañada de manifestaciones en la calle".

PUBLICIDAD

En Irán sigue soplando vientos de revuelta. La ira sigue ahí, pero ha cambiado de forma, pero ha cambiado de forma: "Se manifiesta de forma más esporádica e individual. Ya no va acompañada de manifestaciones en la calle", explica Farhad Khosrokhavar, sociólogo y director de estudios de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, en París.

"Ahora estamos en una guerra de desgaste", observa. Ocho meses después de la muerte bajo detención de Mahsa Amini y del inicio del levantamiento del pueblo iraní, las protestas han cambiado de forma. Frente a la brutal represión del régimen iraní, la resistencia se ha visto obligada a adaptarse. "Las protestas callejeras se han ido sofocando poco a poco. Pero la dimensión feminista del movimiento continúa. Las mujeres se niegan a llevar el velo en la calle", prosigue la investigadora franco-iraní, que vuelve sobre la mutación de estas protestas "que el poder ha tenido dificultades para someter".

Hoy, la revolución en la sociedad iraní entra en una nueva fase. Para luchar, el régimen ha recurrido a otra forma de represión: el cierre de bancos y tiendas que reciben a mujeres sin velo y la instalación de cámaras de vigilancia. "Pero todas estas medidas han resultado ineficaces", afirma. La represión no ha conseguido "devolver la situación a lo que era antes de la muerte de la joven kurda" que incendió el país, añade Mahmood Amiry-Moghaddam, director de la ONG Iran Human Rights.

Una cuestión internacional secundaria

La magnitud de la crisis no ha dejado impasible a la comunidad internacional.

"En los últimos meses, los dirigentes de los países de la UE, pero también de Estados Unidos, han sancionado a los responsables de los crímenes cometidos, de las violaciones de los derechos humanos cometidas en Irán. Se trata de comandantes de la Guardia Revolucionaria Islámica, comandantes de policía, oficiales regionales", explica Cornelius Adebahr, especialista en Irán de Carnegie Europe. "Sus activos en la Unión Europea han sido congelados y tienen prohibida la entrada en la Unión Europea", concluye.

Pero para algunos, las medidas adoptadas por la comunidad internacional siguen siendo insuficientes. "Estas sanciones son muy muy tímidas, la razón principal quizás sea que por el momento no existe todavía una alternativa aceptada por la mayoría de los manifestantes", comenta Azadeh Kian, sociólogo franco-iraní de la Universidad de París.

"La guerra de Ucrania ha movilizado totalmente a los Estados occidentales contra Rusia y, por tanto, Irán se ha convertido en una especie de cuestión secundaria", añade Farhad Khosrokhavar.

¿Es posible un cambio de régimen?

"No se puede esperar que el régimen sea derrocado de la noche a la mañana", afirma Azadeh Kian, experta en Irán y autora de Mujeres y poder en el Islam. "Se han formado muchos grupos políticos de oposición. Necesitan tiempo para tratar de escuchar las posiciones de los demás y quizá avanzar hacia una coalición que acabe derrocando al régimen", prosigue.

"El movimiento en su dimensión política ha fracasado, es decir, el derrocamiento del régimen islámico, pero en su dimensión cultural, en mi opinión, ha tenido éxito. Ha revelado, en cierto modo, la gran crisis de legitimidad de este poder", analiza Farhad Khosrokhavar.

El viento de la revuelta de la juventud iraní sopló hasta la internacional. "Millones de personas se han movilizado en Canadá, Estados Unidos y Europa", explica el sociólogo iraní. La formación de una oposición en la diáspora iraní es un motor para un eventual cambio de régimen. "Les da una legitimidad que podría convencer a la generación de padres y abuelos de unirse al movimiento", prosigue Khosrokhavar.

Si la revolución no derrocara al régimen, su impacto político podría ser importante a largo plazo. "Este movimiento ha sentado las bases para la futura participación de la mayor parte de la sociedad civil iraní", coincide el experto.

"Esto no ha terminado", afirma el investigador Cornelius Adebahr. Y podrían producirse otros levantamientos "en cuanto surja una oportunidad", asegura Mahmood Amiry-Moghaddam, director de la ONG Iran Human Rights. "La cuenta atrás empezó el día que mataron a Mahsa. Para él, se está preparando una nueva revolución, "es sólo cuestión de tiempo".

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Detenidos en Irán : Ojos vendados, largas condenas y pena de muerte

Euronews Hoy | Las noticias del lunes 8 de mayo de 2023

Comienzan las conversaciones para el fin de la operación militar contra el Daesh entre Irak y EE.UU.