Vivir con papá y mamá: ¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse mudarse?

¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse independizarse?
¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse independizarse? Derechos de autor Pexels
Por Rebekah DauntEuronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

En la última entrega de esta serie de tres artículos sobre la crisis de la vivienda en Irlanda e Italia, Euronews examina el papel de los propietarios en el mercado inmobiliario irlandés, donde un tercio de los inquilinos necesita ayuda financiera del Estado para pagar el alquiler

PUBLICIDAD

En diciembre de 2022, más de 11 500 personas sin hogar en Irlanda se vieron obligadas a recurrir a alojamientos de emergencia, lo que supone un aumento del 30 % respecto a las cifras de diciembre de 2021, según un informe publicado por el Departamento de Vivienda irlandés.

Algunos funcionarios culpan a la inflación del aumento sin precedentes de personas sin hogar, así como al fracaso del Gobierno a la hora de congelar los alquileres y tomar medidas drásticas contra las propiedades vacías que, de otro modo, podrían utilizarse para alojamiento de emergencia.

En su informe publicado en mayo de 2022, el Instituto de Investigación Económica y Social (ERSI) descubrió que unos 100 000 hogares utilizaban algún tipo de ayuda estatal para alquilar a propietarios privados.

Esta cifra no es de extrañar, dado que Eurostat señaló un aumento del 90 % en los precios de los alquileres en toda Irlanda en 2022 en comparación con 2010.

Ciarán Lynch, antiguo diputado del Parlamento irlandés, cree que "esto está ejerciendo una gran presión sobre los jóvenes que se ven obligados a abandonar el hogar familiar y, como consecuencia, a vivir en casa durante más tiempo".

¿Quién está detrás de esta escalada de los alquileres?

Irlanda no tiene una gran tradición de propietarios corporativos. La inmensa mayoría son pequeños inversores inmobiliarios, lo que Lynch describe como "caseros ocasionales": padres y madres inversores que poseen una o dos propiedades.

Mark Rose, director gerente de Rose Properties en Cork, está de acuerdo: "El 80 % de la oferta de propiedades de alquiler en Irlanda proviene de pequeños propietarios, mamá y papá, pero el problema es que desde 2017, 40 000 de estos pequeños propietarios han abandonado el mercado desde 2017".

Entonces, ¿por qué los propietarios están abandonando en masa el mercado de los inquilinos?

Según Rose, la legislación siempre cambiante y los altos impuestos están impulsando a los pequeños inversores a vender. "No hay que olvidar que los propietarios tienen que pagar impuestos sobre sus ingresos por alquiler en un 52 %, por lo que estos propietarios solo están recibiendo una fracción de lo que realmente están cobrando por una propiedad".

"También pueden estar intentando pagar la hipoteca de esa propiedad, la situación ya no es sostenible Me pagan por entender la legislación que rige el mercado del alquiler y puedo decirles que es muy complicada. Es una pesadilla para los inversores", reconoce Rose.

Sin embargo, hace diez años, el mercado era muy diferente; para apoyar la demanda de vivienda tras el colapso económico de 2008, los bancos irlandeses animaron a las familias jóvenes que querían comprar una casa más grande a conservar sus propiedades más pequeñas, alquilarlas y luego apalancar la nueva hipoteca contra el alquiler.

El mercado se inundó de propietarios, lo que aumentó la competencia por los inquilinos y, en consecuencia, mantuvo los precios bajos. Pero ahora que los precios de la vivienda están en máximos históricos, los pocos propietarios que quedan están presionando para abandonar el mercado del alquiler.

"La propiedad nunca ha tenido el valor que tiene ahora, así que es un buen momento para salir y obtener un buen rendimiento de la inversión", afirma Lynch. "Sin embargo, en mi opinión, los propietarios o recolectores de alquileres en Irlanda están generando aproximadamente 4000 millones de euros al año".

¿Y la prohibición de los desahucios?

En octubre de 2022 se introdujo una prohibición temporal de desahucio para garantizar que los inquilinos afectados por la crisis del coste de la vida no pudieran ser expulsados de sus viviendas alquiladas por los propietarios durante los meses de invierno.

Sin embargo, esta medida expiró a finales de marzo, en una medida que los políticos de la oposición tacharon de "cruel y despiadada".

Sin embargo, Mark Rose argumenta que los caseros no son tenidos en cuenta en la ecuación: "Usted puede llamarlo prohibición de desahucio; yo lo llamo prohibición de vender su propiedad. No digo que esté bien o mal, pero si eres propietario de un coche o una casa y tienes las escrituras, pero de repente te dicen que no puedes venderla, ¿eres realmente el propietario?".

Rose mantiene que un mercado más atractivo para los propietarios y una reducción de los impuestos sobre la propiedad podrían ser una solución a la crisis inmobiliaria de Irlanda. Sin embargo, advierte que se trata de una cuestión profundamente compleja, ya que promover el bienestar de los propietarios no sirve de nada a los políticos cuando buscan ser reelegidos.

La opinión de Lynch es muy similar a la de Rose: "Irlanda lleva mucho tiempo a la zaga en cuanto a legislación y protección de los inquilinos. Y por eso vemos ahora mucha más regulación del mercado".

PUBLICIDAD

"Todo el mundo quiere más viviendas de alquiler. La cuestión radica en cómo conseguir que haya más viviendas en el mercado, y la solución puede ser desagradable para algunas personas", concluye Rose. "Hay que hacer lo que sea para mantener a los pequeños propietarios en el mercado. Pero eso es un suicidio político".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Vivir con papá y mamá: ¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse mudarse?

Vivir con papá y mamá: ¿Por qué los jóvenes de Irlanda e Italia no pueden permitirse mudarse?

Crisis de Gobierno en Irlanda por el trato "inhumano" a los refugiados en Dublín