EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El comercio local apuesta por la cultura para conservar la identidad de Venecia

Venecia, Italia.
Venecia, Italia. Derechos de autor Domenico Stinellis/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Domenico Stinellis/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Por Luca Palamara
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Marcello Strozzi decidió crear una librería en su establecimiento para evitar promover el turismo de masas en Venecia.

PUBLICIDAD

En Venecia, durante la temporada alta, el número de turistas que visitan la ciudad cada día iguala o supera el número de sus habitantes, unos 50 000.

Esto es, por supuesto, un beneficio para la economía, pero también representa una amenaza para la vida y la identidad de esta ciudad única.

Marcello Strozzi tiene 45 años y vive en la isla de Giudecca desde que nació. El negocio familiar donde su madre trabajaba como peluquera cerró en 2019, tras 50 años de actividad. 

A pesar de las numerosas ofertas que ha recibido su local para montar bares, restaurantes y tiendas de souvenirs, esperó 4 años por la oferta adecuada.

"Queríamos encontrar algo apropiado, algo nuevo, algo diferente, algo que pudiera ser útil para la ciudad y para las personas que la viven", confiesa Strozzi.

Isla Giudecca, justo en frente del centro histórico, fue un lugar de encuentro para los venecianos donde iban a comprar comida y hacer vida social. 

Ahora, es un destino turístico con bares y restaurantes con vistas al canal. Sin embargo, algunos venecianos, a su manera, están tratando de revertir la tendencia y preservar la identidad y la cultura de su ciudad.

Por este motivo, Marcello cedió su espacio para la creación de una librería que vendiera libros de arte, un lugar donde la gente pudiera reunirse y cambiar opiniones.

"Puedo ver este turismo de masas que no mira las cosas, no admira lo que realmente podría tocar su corazón. En cambio, simplemente lo capturarían en sus teléfonos móviles", explica Strozzi.

Quizás Venecia esté desapareciendo poco a poco, no solo por el excesivo número de turistas que la visitan cada día, sino también porque muchos de estos turistas prefieren mirar la pantalla de sus móviles antes que ponerse en contacto con sus habitantes.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Basílica de San Marcos de Venecia, devastada por las inundaciones, se renueva con 3,3 millones

Abierto al público en Roma el lugar exacto del apuñalamieto de Julio César

No Comment | Venecia con los canales secos y sus góndolas varadas en el fango