EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Fuegos artificiales cancelados y refuerzos policiales el día de la fiesta nacional en Francia

Fuegos artificiales sobre la Bahía de los Ángeles, Niza, 13/07/2023
Fuegos artificiales sobre la Bahía de los Ángeles, Niza, 13/07/2023 Derechos de autor VALERY HACHE/AFP or licensors
Derechos de autor VALERY HACHE/AFP or licensors
Por Anne Devineaux
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en francés

El dilema para algunos alcaldes ante el riesgo de violencia urbana y la amenaza de incendios ha sido si cancelar las fiestas o los fuegos artificiales durante estos días.

PUBLICIDAD

Dos semanas después de los disturbios que sacudieron Francia, algunos alcaldes han decidido renunciar a las festividades del 14 de julio. Es el caso del alcalde de Montargis. Esta localidad de 15.000 habitantes de la región Centro-Val de Loira fue una de las más afectadas por la violencia que siguió a la muerte de Nahel, asesinado por un policía a finales de junio.

"La secuela de ello está aún en la mente de la gente y en las paredes como para pensar en celebrarlo", ha declarado a Euronews el alcalde de Montargis, Benoît Digeon. "Tuvimos dos edificios destruidos, (...) 80 comerciantes gravemente afectados, escaparates destrozados, tiendas saqueadas, una escena de disturbios espantosa", recuerda.

En lugar de las celebraciones previstas para la noche del 13 de julio, "se organizó una ceremonia en homenaje a los bomberos y policías", que estuvieron en primera línea durante los disturbios. El espectáculo de fuegos artificiales "se ha aplazado hasta Navidad", explica Benoît Digeon.

Un dispositivo de seguridad excepcional

Bures-sur-Yvette, cerca de París, no sufrió los mismos daños. Sólo la fachada del ayuntamiento quedó marcada. El alcalde decidió seguir adelante con las fiestas, pero con mayor seguridad. "Nos pareció que la calma había vuelto lo suficiente como para poder organizarla en condiciones adecuadas", declaró a Euronews el alcalde Jean-François Vigier.

En todo el país, el gobierno ha desplegado un dispositivo de seguridad excepcional para este periodo. En total, unos 45.000 policías y gendarmes, unidades de élite y vehículos blindados han sido movilizados desde el jueves por la noche y hasta el sábado por la mañana.

Fuegos artificiales cancelados por la sequía

Por último, además de la violencia urbana, la cuestión de la sequía también pesó en la mente de los representantes electos. Algunos municipios, como Estrasburgo, Nîmes y Perpiñán, decidieron cancelar sus tradicionales espectáculos pirotécnicos.

"Las autoridades prefecturales querían asegurarse de que los fuegos artificiales no tuvieran lugar cerca de zonas verdes susceptibles de incendiarse", explica Jean-François Vigier, miembro de la junta directiva de la Association des Maires de France.

A pesar de ello, los espectáculos pirotécnicos seguirán siendo la norma en toda Francia. "Tiene que haber una razón muy válida para no celebrar este acontecimiento tan simbólico. Es el fundamento mismo de la República Francesa", subraya Jean-François Vigier.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Macron y Modi celebran sus 25 años de cooperación estratégica en el Museo del Louvre

La violación grupal antisemita a una niña de 12 años conmociona a Francia en plena campaña electoral

Identificación del origen del cáncer con IA, un gran avance en medicina