EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El cambio climático, con temperaturas extremas, impone cambios en el sector turístico español

El sur de España alcanzó estos días temperaturas de más de 40 grados
El sur de España alcanzó estos días temperaturas de más de 40 grados Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Jaime Velázquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Están en auge nuevos e inesperados destinos de verano como el Reino Unido o Dinamarca, mientras España adapta su oferta turística

PUBLICIDAD

En plena ola de calor algunos aún se atreven a desafíar a las temperaturas en las calles. 

Son los miles de turistas que visitan estos días el país y la capital española como Jessy Richards, que viene de Estados Unidos, y se sorprende:  "Soy de California, vivo en la playa, allí hace calor, pero aquí hace mucho más."

Toca beber mucha agua, refugiarse bajo la sombra y aprovechar las horas centrales del día para ir a un museo, disfrutar del arte y su aire acondicionado. Así lo confirma Serena Benitez, que es argentina: "Hay que ir a  un sitio que tenga un poco de aire acondicionado aunque sea por diez minutos, es genial".

Con episodios extremos de calor cada vez más frecuentes, más intensos y más prolongados, el cambio climático amenaza uno de los principales recursos de España: el turismo.

Los turistas eligen tradicionalmente el sur de Europa por el sol y las buenas temperaturas, pero en el último índice de percepción climática, los visitantes de Grecia, España y Francia mostraron su insatisfacción por un calor que superó todas sus expectativas.

Según datos de la Comisión Europea de Viajes (CET), el número de personas que esperan viajar a la región mediterránea de junio a noviembre ya ha descendido un 10% en comparación con el año pasado.

"La gente está esperando hasta el último momento para ver ya no donde va a llover, sino donde esas temperaturas extremas van a llegar para poder adaptarse", admite Miguel Mirones, presidente del Instituto para la Calidad Turística Española.

Nuevos e inesperados destinos de verano están en auge, como el Reino Unido, Dinamarca o la República Checa. Y en España el norte peninsular… aún a salvo del calor extremo.

"La gente llega y te dice que además de disfrutar del destino, consigue dormir porque quiere encontrar un sitio con ese fresco de las noches del norte", confirma Miguel Mirones.

Pero España ya está adaptando su oferta turística al nuevo escenario.

"Es un cambio en las alternativas que ofrecen los establecimientos; en cuanto a la organización de actividades, en horarios en los que los clientes no están sometidos a temperaturas extremas", explica el presidente del Instituto para la Calidad Turística Española.

El sector español sostiene que sólo la calidad y la sostenibilidad de los destinos salvarán a estos turistas que disfrutan hoy del que quizá pueda ser el verano más fresco que les queda por vivir.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Turismo sostenible | Reducir la huella de CO2 y crear una cultura de la sostenibilidad

El turismo de masas es un arma de doble filo para Venecia, ante el riesgo de despoblación

NO COMMENT: El aparatoso rescate de un conductor sorprendido por una riada en Murcia