EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Los pactos con los separatistas marcan el paso de la investidura de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez, presidente de España en funciones
Pedro Sánchez, presidente de España en funciones Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Jaime VelazquezAgencias
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El presidente en funiones Pedro Sánchez se ha asegurado el respaldo mayoritario del Congreso para lograr un nuevo mandato. Pero la futura ley de amnistía pactada con los independentistas catalanes ha eclipsado su programa para un gobierno progresista

PUBLICIDAD

Era una condición indispensable para que los independentistas hicieran a Pedro Sánchez presidente. La Ley de Amnistía ya está registrada en el Congreso y garantiza al presidente en funciones el respaldo de la Cámara para continuar al frente del ejecutivo en la sesión de investidura que comienza este miércoles.

En rueda de prensa, el ministro de la Presidencia en funciones, Félix Bolaños, insistió en que es "plenamente constitucional" tanto en el contenido como en su finalidad y que servirá "para la normalización institucional, política y social en Cataluña".

Bolaños, uno de los negociadores de este texto con los partidos independentistas catalanes, explicó que la amnistía es "un instrumento político reconocido en el derecho internacional" y recordó que en Europa se han dado más de 50 amnistías desde la Segunda Guerra Mundial.

La amnistía, que ha suscitado críticas de amplios sectores de la sociedad española, cuenta sin embargo con el apoyo de un gran número de partidos de izquierda y nacionalistas catalanes, vascos y gallegos, cuyos votos son imprescindibles para que Sánchez obtenga en el Congreso el respaldo necesario para gobernar España durante los próximos cuatro años.

La medida, según el texto presentado en el Congreso, anulará la "responsabilidad penal, administrativa y contable" de todas aquellas personas vinculadas con la preparación, ejecución y consecuencias del proceso secesionista en Cataluña durante una década, entre el 1 de enero de 2012 y el 13 de noviembre de 2023.

Es un texto estudiado al detalle para evitar posibles vacíos legales que echen por tierra su aplicación; asociaciones de jueces y fiscales habían mostrado su preocupación por el contendio de la norma y su posible impacto en la separación de poderes. 

La amnsitía llega a Bruselas

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, pedió también información “detallada” al Gobierno español en funciones sobre la ley de amnistía, sobre la que “se expresan serías preocupaciones”

La portavoz del Cobierno en funciones, Isabel Rodríguez, aseguró que la proposición de ley cumple con todas las garantías democráticas. "Una vez que se conoce el texto legal a muchos se les han acabado los argumentos", dijo la ministra portavoz al término del Consejo de Ministros.

El Gobierno ha anunciado que ha remitido ya la futura norma a Bruselas para que sea examinada. Pero los expertos aseguran que el futuro de la ley de manistía se dirimirá  precisamente en Bruselas.

"Hay una cuestión que, desde una perspectiva jurídica, quizá hay que tener en cuenta; que es la posibilidad de que los jueces españoles planteen la famosa cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La cuestión prejudicial sí paraliza también la aplicación de la ley, hasta que el Tribunal de Justicia se pronuncie sobre esa cuestión prejudicial", explicó a Euronews Leopoldo Abad, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Regreso de Carles Puigdemont

La investidura de Sánchez llega tras semanas de intensas negociaciones con los diferentes partidos, pero la clave fue los pactos con los independentistas catalanes, que consiguieron una ley de amnistía para los implicados en el proceso secesionista de 2017, lo que desencadenó una fuerte oposición en los partidos de derecha y en otros sectores de la sociedad como jueces y empresarios.

Uno de los beneficiados por la amnistía sería el ex presidente catalán Carles Puigdemont, huido de la Justicia y residente en Bélgica desde hace seis años, pues según la nueva ley "quedarán sin efecto las órdenes de busca y captura e ingreso en prisión" así como "las órdenes nacionales, europeas e internacionales de detención", que afectan también a otros tres dirigentes fugados.

A horas de que Pedro Sánchez sea investido presidente, la presión contra la ley de amnistía para los independentistas catalanes no cesa en España, tanto desde la oposición política como desde la calle, con manifestaciones apoyadas por la derecha que este miércoles se prevé que se acerquen al Congreso, blindado para evitar incidentes.

La oposición se prepera para una larga batalla

La reelección de Sánchez llega en medio de una fuerte ofensiva del PP, que está utilizando todos los resortes con que cuenta para oponerse a la amnistía, que califican como una "humillación" para España; desde manifestaciones masivas en las ciudades de España hasta actuaciones en el Congreso y el Senado.

El partido se opone en la Mesa del Congreso a la admisión a trámite de la proposición de ley de amnistía presentada por el PSOE. Aunque no tiene mayoría suficiente en la Cámara baja, sí la tiene en el Senado, donde hoy reformó su Reglamento para dilatar la aprobación de esa ley.

La respuesta de Vox hoy ha sido presentar hoy ante el Tribunal Supremo una querella contra Pedro Sánchez, y contra el líder de los independentistas de Junts, Carles Puigdemont, por cuatro delitos derivados de su acuerdo sobre la ley de amnistía y el pacto de investidura.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez busca la reelección en la primera sesión del debate de investidura

El festival de un pequeño pueblo alicantino, trampolín de las grandes estrellas

España pasa por encima de Inglaterra y gana su cuarta Eurocopa