EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Birmania supera a Afganistán como el mayor productor de opio del mundo

Florecientes campos de amapola se extienden por las colinas de la aldea de Nampatka, en el norte del estado de Shan, Birmania, el 27 de enero de 2014.
Florecientes campos de amapola se extienden por las colinas de la aldea de Nampatka, en el norte del estado de Shan, Birmania, el 27 de enero de 2014. Derechos de autor Gemunu Amarasinghe/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Gemunu Amarasinghe/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Euronews con EFE
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el cultivo de opio en Birmania creció un 18% en 2023 hasta unas 47.100 hectáreas estimadas.

PUBLICIDAD

Birmania (Myanmar) ha superado a Afganistán como el mayor productor de opio del mundo, después del colapso productivo en este último país tras la llegada de los talibanes al poder, según informó este martes la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

En un informe sobre el opio en el sudeste asiático presentado en Bangkok, la ONUDD indica que el cultivo de opio en Birmania creció un 18% en 2023 hasta unas 47.100 hectáreas estimadas, frente a unas 11.000 cultivadas en Afganistán.

La pobreza, la inestabilidad política y de seguridad y la falta de instituciones sólidas y servicios públicos son algunos de los factores que la ONUDD achaca al incremento de la producción de opio, según el informe titulado "Encuesta sobre el opio en el sudeste asiático 2023: Cultivo, Producción e implicaciones".

"El conflicto está causando desplazamientos e inestabilidad en el país, lo que por supuesto empuja a la población a cultivar (opio)", indicó el representante regional de la ONUDD, Jeremy Douglas, en la presentación del estudio en el Club de Corresponsales Extranjeros. Añadió que se espera que la producción aumente en los próximos años.

Producción concentrada en el noreste de Birmania

Tras el golpe de Estado, la producción de opio comenzó a aumentar en zonas conflictivas, principalmente en los estados Shan y Kachin, en el noreste, y en 2023 alcanzó una producción de 1.080 toneladas, el mayor dato registrado desde 2001.

El experto de la ONU indicó que el cultivo de opio se produce sobre todo en los citados dos estados y de manera incipiente en Sagaing, tanto en zonas controladas por la junta militar y grupos afines como por guerrillas y milicias antijunta.

La región fronteriza de Birmania, Tailandia y Laos es conocida como el Triángulo de Oro, un importante centro de producción y distribución de narcóticos donde desde hace décadas se ha cultivado la adormidera o amapola del opio.

Afganistán y los talibanes

En el caso de Afganistán, el ascenso al poder del grupo musulmán integrista talibán provocó que la producción bajara en un 95% desde las 233.000 hectáreas estimadas en 2022 a 11.000 en 2023.

En el pasado, Afganistán llegó a suministrar el 80% del opio mundial, por lo que ahora se espera que esto sea un aliciente para que Birmania aumente la producción.

Los campesinos que cultivan opio en Birmania han incrementado sus beneficios al aumentar el precio de la planta (356 dólares por kilogramo de opio seco) y el rendimiento, que ha pasado a 19,8 kilogramos por hectárea en 2023, frente a 14 kilogramos un año antes.

Sin embargo, el mayor beneficio en el mercado ilegal de opio se concentra en los grupos criminales que lo convierten en heroína y la exportan a otros países de la región, llegando hasta Australia.

Birmania, la principal productora de opio en los años 1990

El año pasado se exportaron desde Birmania entre 58 y 154 toneladas de heroína, con un valor de entre 835 millones y 2.200 millones de dólares (entre 774 millones y 2.041 millones de euros), según el informe.

Birmania era la principal productora de opio en los años 1990, pero la producción bajó en los últimos años hasta alcanzar un mínimo de 29.500 hectáreas cultivadas en 2020, mientras se disparaba el tráfico de metanfetaminas.

La producción del opio ha aumentado desde que los militares tomaron el poder en 2021 y exacerbaron el conflicto que libra el Ejército desde hace décadas con guerrillas étnicas, a las que se han unido nuevas milicias prodemocráticas. Sin embargo, aún no se ha alcanzado el pico de 2013, cuando se estimaba que había unas 58.000 hectáreas cultivadas en tierras birmanas.

Fuentes adicionales • Christina Thykjaer (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EAU acusados de planificar negocios petroleros propios en la Conferencia sobre el clima

Algunos barrios de Atenas financian sus propios drones para luchar contra los incendios forestales

La producción y el consumo de opio aumentan pese a las promesas del régimen talibán