EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Algunos barrios de Atenas financian sus propios drones para luchar contra los incendios forestales

 Un dron de largo alcance equipado con cámaras térmicas y un sofisticado sistema de alerta temprana patrulla sobre la playa de Kavouri y los bosques cercanos, en el sur de Atenas (Grecia).
Un dron de largo alcance equipado con cámaras térmicas y un sofisticado sistema de alerta temprana patrulla sobre la playa de Kavouri y los bosques cercanos, en el sur de Atenas (Grecia). Derechos de autor Thanassis Stavrakis/AP
Derechos de autor Thanassis Stavrakis/AP
Por Associated Press
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los residentes de algunos suburbios griegos invierten su propio dinero en drones de alerta temprana para detener los incendios forestales antes de que se propaguen.

PUBLICIDAD

La pesadilla se repite cada año: un imponente muro de llamas que devora bosques, tierras de cultivo y hogares, obligando a animales y personas a huir para salvar sus vidas.

Con sus veranos secos y calurosos, Grecia y sus vecinos del sur de Europa sufren cientos de incendios devastadores cada año.

Sólo la semana pasada, 21 personas murieron en Grecia. El más mortífero del país, en 2018, costó la vida a más de 100 personas. Y los expertos advierten de que el cambio climático probablemente exacerbará el clima extremo, alimentando más incendios forestales.

Este verano, un grupo de residentes de un barrio de la capital griega se unió con determinación para evitar que la pesadilla llegara a sus hogares.

En menos de una semana, a principios de agosto, un grupo inicial de tres personas con una preocupación común creció hasta convertirse en una comunidad virtual de unas 320 que ofrecían donaciones para contratar a una empresa que utiliza drones de largo alcance equipados con cámaras de imagen térmica como sofisticado sistema de alerta temprana para detectar los incendios forestales antes de que puedan propagarse.

Es un sistema de eficacia probada. Diseñados y puestos en marcha con la ayuda de Grigoris Konstantellos, piloto de líneas aéreas comerciales y alcalde de los suburbios costeros de Vari, Voula y Vouliagmeni, al sur de Atenas, los drones empezaron a funcionar el año pasado.

"No lo descubrimos, lo creamos", explica Kontantellos sobre el programa. "Nos dijimos: "¿Por qué no iba a existir esta capacidad?"".

Thanassis Stavrakis/AP
Grigoris Konstantellos, un piloto de aerolínea comercial y alcalde en el sur de Atenas muestra en su teléfono celular la aplicación de un sistema de advertencia de drones.Thanassis Stavrakis/AP

El sistema parecía la solución perfecta para los preocupados residentes en los suburbios septentrionales de Kifissia, Ekali y Nea Erithrea.

"Todos estamos preocupados, ansiosos", afirma Melina Throuvala, psicóloga y una de las integrantes del grupo inicial de tres. "No queremos lamentar víctimas, ni ver nuestros bosques ardiendo o nuestras casas amenazadas. Ese fue el principal incentivo", prosigue.

Y con los incendios forestales, la prevención es clave.

Operados por pilotos de drones con formación avanzada para volar más allá de la línea de visión y con permiso de las autoridades de aviación civil, los drones proporcionan imágenes en directo y detectan cambios de temperatura, alertando a sus manejadores en las primeras fases críticas antes de que el fuego se propague.

Los primeros minutos son cruciales

Los drones funcionan 24 horas al día, 7 días a la semana, con pilotos que trabajan en turnos de seis horas.

"Los primeros minutos son los más cruciales en un incendio", explica Giorgos Dertilis, jefe de la unidad local de bomberos voluntarios, "porque al principio es más fácil apagarlo. Cuanto más pasan los minutos, más difícil se hace nuestro trabajo".

Las unidades de voluntarios están integradas en el sistema griego de Protección Civil y colaboran estrechamente con los cuerpos de bomberos profesionales. Al no haber parque de bomberos en la amplia zona de Kifissia, los voluntarios suelen llegar antes a los incendios locales.

La compañía de drones opera desde el cuartel general de los bomberos voluntarios, por lo que pueden reaccionar inmediatamente ante cualquier indicio de incendio.

El valor del programa de drones no tardó en hacerse patente.

En los dos primeros días, detectó el inicio de un incendio cerca de un hotel cerrado, "así que cuando nos pusimos en marcha... sabíamos que estábamos preparados para ver un incendio", cuenta Dertilis.

"Es muy importante saber a qué atenerse", agrega.

PUBLICIDAD

La innovación del sistema, según Emmanouil Angelakis, director gerente de la empresa que opera los drones, incluye personal especializado, software, servidores y antena de satélite para que "los drones, de día y de noche, puedan escanear todas las zonas forestales con cámaras térmicas y sensores y dar imágenes en directo y coordenadas de dónde se inicia un incendio".

La idea del sistema surgió en junio de 2022, después de que un incendio forestal azotado por el viento descendiera sobre el municipio de Konstantellos desde la cresta de una montaña. Mientras coordinaban la respuesta, las autoridades se dieron cuenta de que tenían un problema.

Imagen en directo del incendio

"Estábamos persiguiendo el fuego", relata el alcalde.

Con las llamas moviéndose rápidamente, seguir la pista de dónde se necesitaban los camiones cisterna era todo un reto.

"No podíamos ver las cosas básicas sobre el terreno. Las veíamos con retraso, porque no estábamos justo delante".

PUBLICIDAD

A continuación se llevó a cabo una amplia revisión de la respuesta de emergencia.

"Vimos que lo que nos faltaba no era perseguir el fuego, sino poder tener una imagen en directo del incendio, de dónde están nuestros activos y dónde está la amenaza", asegura Konstantellos. Pensaron en los drones.

El cuerpo de bomberos ya utiliza drones durante un incendio activo, cubriendo una pequeña zona. Lo que se necesitaba era ver un incendio cuando empezaba y detenerlo en seco.

Al ponerse en contacto con la empresa de drones, nació el programa de prevención de incendios. En el año y medio que lleva operativo, ha alertado de incendios 12 veces, según Konstantellos.

Thanassis Stavrakis/AP
Un piloto de drones señala en una pantalla las imágenes en vivo de un dron de largo alcance equipado con cámaras de imágenes térmicas y un sistema de alerta temprano.Thanassis Stavrakis/AP

"Hemos detectado incendios a las 3.30 de la mañana", afirma el alcalde. "Cuando enviamos a Protección Civil, ni siquiera podían encontrar el fuego. Podíamos verlo en el dron", remarca.

PUBLICIDAD

El sábado, 270 rayos provocaron seis incendios a partir de las 5.30 de la mañana. Los drones los vieron inmediatamente, djo Konstantellos el lunes.

Con las imágenes en directo de los drones retransmitidas a su teléfono móvil, "tuvimos una coordinación asombrosa, y en menos de 40 minutos habíamos apagado seis incendios en lugares de difícil acceso".

Las zonas menos favorecidas no pueden permitírselo

Los drones tienen un alcance de 15 km y están equipados con altavoces y reflectores para advertir a las personas que realizan trabajos prohibidos al aire libre en días de alto riesgo de incendio, o para asustar a posibles pirómanos.

El ayuntamiento está llevando a cabo incluso un programa piloto para evitar ahogamientos, en el que los drones lanzan chalecos salvavidas a los bañistas en apuros.

El municipio paga entre 13.000 y 14.000 euros al mes por la cobertura 24/7. "Para un municipio, es una cifra viable para dar tranquilidad ante los incendios", dijo Konstantellos.

PUBLICIDAD

Angelakis, de la empresa de drones, señala que la iniciativa de los vecinos de Kifissia, financiada con fondos privados, "es la primera vez que ocurre de forma voluntaria y no por un organismo estatal".

Le siguió Dionysos, el municipio vecino de Kifissia, con una operación financiada con fondos privados desde el ayuntamiento.

Los residentes de zonas menos prósperas tendrían menos posibilidades de permitirse financiación privada. Pero hay otros municipios y regiones interesados, afirma Konstantellos, que señala que el sistema puede utilizarse para coordinar la respuesta a otros sucesos, como inundaciones, terremotos o accidentes de tráfico.

"Como decimos en aviación, 'un piloto bien entrenado es el mejor dispositivo de seguridad, lo trasladamos a la protección civil y decimos: Una ciudad bien preparada es la mejor defensa de una ciudad contra las crisis", concluye.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los bomberos logran controlar un incendio en la isla griega de Creta

Rumanía combate varios fuegos antes de tiempo y Grecia se prepara para la temporada de incendios

Birmania supera a Afganistán como el mayor productor de opio del mundo