Los demócratas de EE.UU. en Europa se preparan para la revancha contra Donald Trump

Una mujer muestra un cartel mientras asiste a un mitin de Democrats Abroad en Berlín, 2020.
Una mujer muestra un cartel mientras asiste a un mitin de Democrats Abroad en Berlín, 2020. Derechos de autor AP Photo/Markus Schreiber
Por Andrew Naughtie
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El camino del expresidente hacia la nominación republicana alienta a los opositores residentes en el extranjero a prepararse para luchar por la democracia.

PUBLICIDAD

Con Donald Trump avanzando a toda velocidad hacia la nominación republicana mientras sus contrincantes luchan por recortarle apoyos, las elecciones presidenciales estadounidenses están en marcha, y muchos demócratas están preocupados por la posición de partida de Joe Biden.

El riesgo para los demócratas es que, sin unas primarias realmente competitivas que activen a la base, Biden tendrá dificultades para conseguir que los votantes simpatizantes se comprometan plenamente hasta mucho más tarde en el ciclo electoral. Mientras tanto, Trump lleva más de un año dirigiendo formalmente una campaña de reelección, y ha tenido pocas otras exigencias sobre sus recursos aparte de los procedimientos judiciales civiles y penales.

Esta disparidad en el tiempo de los candidatos y el entusiasmo de sus votantes tiene a muchos demócratas preocupados de que, llegado el verano, se queden jugando a ponerse al día mientras intentan reelegir a un presidente cuyos índices en las encuestas siguen siendo desalentadores. Y una parte importante de la lucha consiste en movilizar el voto exterior.

Democrats Abroad (Demócratas en el Extranjero), la sólida organización del partido en el extranjero, tiene delegaciones en más de 100 países. A lo largo de su dilatada historia, ha conseguido movilizar a cientos de miles de votantes estadounidenses residentes en otros países.

Pueden votar tanto en las primarias como en las elecciones generales y, en estas últimas, sus votos cuentan a nivel estatal, lo que significa que pueden ser un bloque decisivo en carreras presidenciales que a veces dependen de solo decenas de miles de votos. Este fue el caso en 2020, donde la victoria de Biden dependió de márgenes muy estrechos en varios estados clave. Según las encuestas actuales, Biden luchará por aferrarse en muchos de esos lugares, y los votos enviados desde el extranjero podrían proporcionarle la ventaja que necesita.

En todo el mundo

Tal y como están las cosas, el Partido Demócrata tiene una operación más avanzada y compleja fuera de Estados Unidos que el Partido Republicano. Según Angela Fobbs, portavoz de Democrats Abroad en Alemania, hay "un mundo de diferencia" entre la forma en que los dos principales partidos estadounidenses enfocan la campaña en el extranjero.

Mientras que el equivalente republicano es un comité de acción política que básicamente hace campaña por su cuenta, Democrats Abroad es un componente de pleno derecho del Partido Demócrata, lo que significa que su conexión con los miembros es sustancialmente más profunda.

"Nuestra organización está creada para representar a los estadounidenses en el extranjero y ayudarles en sus problemas, como el hecho de tener que declarar impuestos desde el extranjero o que algunas personas no puedan recibir prestaciones de jubilación como Medicare o la Seguridad Social", explicó a Euronews en una entrevista. "Podemos trabajar realmente con nuestros congresistas para ayudarles en los problemas que tienen", explica Fobbs, "lo que supone una gran diferencia".

Joe Biden y Donald Trump.
Joe Biden y Donald Trump.Andrew Harnik/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

Pero no es solo la fuerza organizativa lo que podría dar ventaja a los demócratas en el extranjero: son las implicaciones que una segunda presidencia de Trump tendría tanto para los estadounidenses en el extranjero como para sus familias en casa

Como explicó Fobbs, una de las preocupaciones más serias sobre Trump es su bien establecido desdén por la OTAN y las obligaciones militares de Estados Unidos en Europa."Alemania es el hogar de la mayor comunidad militar estadounidense fuera de Estados Unidos, en Ramstein", dice, "por lo que la gente tiene algunos problemas específicos que otros países podrían no tener". Uno de ellos es que, sinceramente, la última vez que controlaron el Gobierno por completo, los republicanos dedicaron mucho tiempo a hablar de cerrar las bases militares aquí."

Esto no sólo afectaría a las vidas de estos miembros del servicio y sus familias, sino a la seguridad europea en su conjunto. El Gobierno alemán, uno de los apoyos más importantes de Ucrania en su lucha contra Rusia, ha estado trabajando en planes de contingencia para una posible guerra entre Rusia y la OTAN que estalle en los próximos dos años.

Estos planes se basan en la posibilidad de que la OTAN pueda desplegar hábilmente cientos de miles de tropas en respuesta a una escalada rusa - y si los EE.UU. comenzaran a retirar sus tropas de Europa, el consiguiente drenaje de los recursos de la OTAN podría dar a Rusia una gran apertura.

Manos a la obra

Para maximizar su impacto potencial en las elecciones, los demócratas necesitan convencer a los estadounidenses de que sus votos siguen contando. E incluso después del drama de las dos últimas elecciones, todavía queda mucho trabajo por hacer para asegurarse de que votan, no importa a quién.

"A veces la gente no es necesariamente consciente de cuánta gente vive fuera de Estados Unidos y de que seguimos siendo ciudadanos estadounidenses", afirma Fobbs. "Me han preguntado: '¿Sigo siendo ciudadano estadounidense? Porque he estado viviendo fuera de Estados Unidos'. Y la respuesta es sí. Y me sigue preocupando lo que ocurre en Estados Unidos, no sólo por las cuestiones políticas, sino porque mi familia está allí.

"Así que la gente se está dando cuenta de que existimos y de que somos un grupo de interés para el Gobierno estadounidense". Para Fobbs, como para muchos otros en Estados Unidos y más allá, una segunda administración Trump es una perspectiva profundamente aterradora en sí misma.

La palabra "fascismo" se está utilizando más que nunca para describir su plataforma y las actitudes de su base y, en opinión de Fobbs, el peligro que representa el movimiento del expresidente se extiende mucho más allá de Estados Unidos. "Así como va Estados Unidos", dice desde Alemania, "así va el mundo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Joe Biden consigue mayoría absoluta en las primarias demócratas en Carolina del Sur

Trump gana el segundo asalto de las primarias republicanas en New Hampshire

Primer nocaut de Donald Trump en las primarias del Partido Republicano