El vertido de pellets en Galicia: otra gota en un océano de plásticos

Pellets recogidos en la playa de Area Grande de O Grove
Pellets recogidos en la playa de Area Grande de O Grove Derechos de autor Palomeque
Por Jaime Velazquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Mientras Administraciones y voluntarios tratan de retirar los restos del vertido de microplásticos en Galicia, los datos recuerdan que cada año Europa arroja más de 165.000 toneladas de pellets al medio ambiente.

PUBLICIDAD

La patrullera Punta Roncadeira levanta amarras en la ría de Arousa en busca de restos de las 26 toneladas de pellets plásticos que cayeron del carguero 'Toconao' y que están llegando desde hace semanas a las costas de Galicia y el Cantábrico.

"El viento lo tenemos ahora de componente Sur. Si realmente tuviéramos sacos y contaminación en la zona del vertido, en Portugal, lo lógico sería que fuese entrando. Hasta ahora los resultados fueron negativos en esta ría", explicó a 'Euronews' José Gómez, patrón de la patrullera Punta Roncadeira.

Los guardacostas de Galicia buscan los sacos que todavía no se hayan roto para poder recuperarlos antes de que los pellets lleguen a las playas. Pero encontrar unos sacos de estas dimensiones en el mar es como buscar una aguja en un pajar. "Un saco tiene unas dimensiones reducidas de 60 o 70 centímetros de ancho. Si hay mar de fondo, lo puede envolver un poquito el mar; entonces es más complicado de ver", añadió Gómez.

Los municipios afectados, asociaciones de la sociedad civil y cientos de voluntarios se han organizado para limpiar las playas y costas de la zona, de las que además depende la industria pesquera y marisquera local. El Gobierno autonómico y Central colaboran también en las tareas de detección y limpieza del vertido. En el litoral gallego aún perdura el recuerdo de la devastación producida por el vertido del petrolero Prestige en 2002.

Guardacostas de Galicia buscan sacos de pellets en el mar
Guardacostas de Galicia buscan sacos de pellets en el marPalomeque

Siguiendo las corrientes marinas

El Plan de Contingencia por Contaminación Marina Accidental de Galicia (CAMGAL) utiliza modelos oceanográficos predictivos para coordinar las tareas de limpieza. Pero la falta de precisión del lugar donde el carguero Toconao perdió el contenedor con 26 toneladas de pellets y el gran espacio de tiempo transcurrido desde el incidente hace muy complicada las tareas de localizar los restos del vertido.

Los técnicos del Instituto Tecnológico del Mar (Intecmar) de Galicia, que participan en el plan de respuesta, barajan la hipótesis de que la gran parte del vertido impactó en las costas el pasado 13 de diciembre, y fue arrastrado después de nuevo amar abierto con el cambio de viento. Pero parte de los microplásticos han quedado atrapados en las rías gallegas.

"Al final lo que estamos indicando son cuáles son aquellas playas que están más enfrentadas a las corrientes y a los vientos en ese momento. Podemos concretar más la hora, cuándo va a cambiar más el viento, cuando va a ser más fuerte, etc.", explicó a 'Euronews' Pedro Montero, coordinador de la Unidad de Modelización Oceanográfica de Intecmar. Ante un posible cambio en los vientos, la prioridad es retirar los pellets que han quedado varados en las playas antes de el temporal los devuelva de nuevo al mar.

Recogida grano a grano

Mientras tanto, la recogida de pellets continúa grano a grano en las playas. Pero junto a los plásticos vertidos por el carguero Toconao, los servicios de limpieza y los voluntarios están extrayendo de las playas cientos de kilos de residuos de plástico. El vertido de pellets forma parte de una marea silenciosa muchísimo mayor: la de millones de plásticos que acaban todos los años en el mar.

Sólo en Europa más de 165.000 toneladas de pellets se pierden en el medio ambiente cada año durante su proceso de fabricación y transporte, según apunta un informe de la Organización Marítima Internacional (OMI). Cada segundo se arrojan más de 200 kilos de plástico a mares y océanos.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Vigo lleva años investigando la presencia de microplásticos y su impacto en el medio marino. Desde la muerte por ingestión, a la intoxicación por productos químicos o a su papel como transporte de virus, bacterias y sustancias nocivas.

"El plástico puede ser un problema por su toxicidad en sí y luego puede actuar como ‘caballo de troya’, transportando otras cosas. A lo mejor un hidrocarburo o un pesticida que tengamos en el medio marino se va a adherir al plástico y cuando lo coma un organismo marino, va a entrar en su organismo", explicó a Euronews Lucía Viñas, investigadora del IEO.

Ojalá este vertido nos sirva de llamada de atención sobre la situación de los plásticos en el mar
Lucía Viñas
Investigadora científica, IEO Vigo

En los laboratorios del centro de investigación de Vigo se está analizando la composición de los pellets del vertido y se compara con los pellets encontrados en las playas para establecer su composición.

Muestras de pellets recogidas en Galicia por el IEO para su análisis
Muestras de pellets recogidas en Galicia por el IEO para su análisisPalomeque

Más de 150 millones de toneladas de plástico

Muchos de los microplásticos que se están encontrando en las playas parecen pertenecer a vertidos anteriores, lo que hace más complicada la identificación de todos los componentes del microplástico, más allá de los indicados por el fabricante.

"El polietileno en principio debería ser inerte y el aditivo tampoco se espera que sea un gran problema", aseguró Viñas en referencia a los compuestos que se han confirmado en el análisis de los pellets. "El problema que tenemos es la cantidad de plásticos y microplásticos que tenemos en el medio ambiente. Ojalá este vertido nos sirva de llamada de atención sobre la situación".

Según un informe de la FAO, la mitad de las 150 especies de pescado comerciales analizadas en el Atlántico Norte contenían microplásticos. Se calcula que los oceanos albergan ya más de 150 millones de toneladas de basura plástica desde hace apenas medio siglo; la mayoría sedimentado en las profundidades, de acuerdo a las propias investigaciones realizadas por el IEO.

"El 70% del plástico se queda en el fondo marino, el 15% en la columna de agua y el 15% en la superficie. Lo que vemos es solo la punta del iceberg", recoge un documento elaborado por Greenpeace.

"En este caso, parece que los pellets de este vertido flotan, por lo que será más probable que el viento y las corrientes acaban por llevarlo a las playas y sacarlo a tierra", añadió Viñas.

Garantizar la seguridad alimentaria

Como cada día, los inspectores de la Consellería do Mar del Gobierno autonómico de Galicia, comprueban que los productos del mar están libres de cualquier elemento tóxico para la salud. Intecmar realiza regularmente análisis de biotoxinas, hidrocarburos, compuestos organoclorados, metales pesados y estudia también desde hace tiempo el impacto de contaminantes emergentes, como los microplásticos.

PUBLICIDAD

La Consellería do Mar ha recogido ya muestras de pescado en las zonas afectadas para establecer la posible presencia de pellets, que han sido analizadas por expertos veterinarios de la Universidad de Santiago en su campus de Lugo.

“No se ha hallado en ninguno de los animales ningún tipo de resto de pellets ni en la boca ni en el tubo digestivo”
Pedro Gandarillas
Jefe de servicio de jefe Inspección y Control de Recursos de Guardacostas de Galicia

"No se ha hallado en ninguno de los animales ningún tipo de resto de pellets ni en la boca ni en el tubo digestivo ni mucho menos en otras partes del cuerpo haciendo la necropsia completa", aseguró Pedro Gandarillas, jefe de servicio de jefe Inspección y Control de Recursos de Guardacostas de Galicia.

"Si hubiésemos hallado en el control de muestras partículas o pellets de este tipo se tomaría cualquier medida incluida restringir la comercialización sin lugar a dudas ya que el principal objetivo es la seguridad alimentaria".

Inspectores de la Xunta vigilan la descarga de marisco en la Lonja de Cambados
Inspectores de la Xunta vigilan la descarga de marisco en la Lonja de CambadosPalomeque

Control del transporte de pellets

La Comisión Europea presentó en octubre un proyecto para introducir medidas en toda la cadena de producción de pellets para reducir en un 74% los vertidos de estos plásticos al medio ambiente y valoran las posibilidades de incluir al transporte marítimo internacional, que escapa a las competencias comunitarias.

El negociador principal del parlamento europeo sobre la nueva propuesta, el socialista portugués Joāo Albuquerque, ha propuesto que las empresas que transportan 250 toneladas o más de pellets deberían cumplir con requisitos específicos de monitoreo y prevención, por debajo de las 1.000 toneladas que recoge el actual proyecto de la Comisión.

PUBLICIDAD

Natacha Tullis, especialista en la prevención de la contaminación del plástico en el océano en Pew Charitable Trusts, ha acogido con satisfacción el informe e instó a los eurodiputados a reducir aún más el umbral de 250 toneladas para garantizar que las medidas se apliquen a todos los operadores y transportistas, independientemente del tamaño del negocio, la cantidad de pellets manejados o el modo de transporte.

"El accidente en España es un cruel recordatorio de la falta de trazabilidad y responsabilidad en la cadena de suministro de pellets de plástico, lo que puede llevar a un juego de culpas entre los actores", dijo Tullis a Euronews.

Periodista • Jaime Velazquez

Editor de vídeo • Jaime Velazquez

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El PP mantiene su mayoría absoluta en las elecciones de la región española de Galicia

Miles de personas protestan contra la gestión de la crisis de los 'pellets' de plástico en Galicia

Euronews Hoy | Las noticias del jueves 18 de enero de 2024