Los ucranianos que viven en primera línea se niegan a abandonar sus hogares

Oleksandr, uno de los 20 residentes del pueblo de Predtechyne que se han quedado a pesar del peligro.
Oleksandr, uno de los 20 residentes del pueblo de Predtechyne que se han quedado a pesar del peligro. Derechos de autor Euronews
Por Valerie Gauriat
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

A pesar de los intentos rusos de tomar el control de la región de Donetsk, algunos habitantes se han negado a abandonar sus hogares. Euronews ha visitado a uno de ellos en primera línea.

PUBLICIDAD

En el pueblo de Predtechyne, situado a unos 12 kilómetros de la línea del frente, en la región oriental de Donetsk en Ucrania, 20 de los 150 habitantes de la localidad siguen viviendo en el pueblo a pesar de los continuos ataques rusos.

La mayoría de sus residentes han sido evacuados a zonas más seguras, pero unos pocos se han negado a abandonar sus hogares. Oleksandr es uno de ellos. A pesar de la guerra y las duras condiciones de vida, no se quiere ir. Su casa fue bombardeada por los rusos y tuvo que reconstruirla desde cero.

"Gracias a Dios que no estaba en casa (cuando la bombardearon). Si estuviera en casa, estaría muerto", apuntó a Euronews.

La esposa de Oleksandr se fue a una ciudad cercana en busca de seguridad, pero él se quedó. Ahora vive en dos habitaciones pequeñas.

"Todo estaba desparramado aquí. Reconstruí todo desde cero. Así es como vivo", apuntó Oleksandr, quien, tras perder su trabajo, ahora depende de la comida y los suministros básicos que le entregan los voluntarios cada semana.

Protección de los soldados

Los residentes de Predtechyne reciben a menudo visitas de militares ucranianos que operan en la zona. Uno de ellos, que no ha querido ser identificado con nombre, aseguró a Euronews que los rusos siguen intentando tomar el control de la ciudad de Avdivka, ubicada a unos 75 km de Predtechyne. 

"Es duro. La lucha continúa... La guerra es el trabajo más duro que hay en esta vida", dijo.

Sean cuales sean los riesgos, Oleksandr confía en que los soldados ucranianos lo protegerán de las fuerzas del Kremlin.

"Creo que ganaremos y reconstruiremos... Para que todo vuelva a ser como antes", apuntó Oleksandr. Al ser preguntado si es la esperanza que hace que no quiere abandonar su pueblo, aseguró que bajo ninguna circunstancia se iría de su hogar.

"Esta es mi tierra. Esta es la tierra de mi padre, de mi abuelo y mi bisabuelo. ¿Por qué debería irme? Nadie se habría quedado aquí si no creyera que vamos a ganar", dijo. 

Mientras las pocas personas que decidieron quedarse en los pueblos en la línea del frente confían en su Ejército, la situación sigue siendo tensa por las explosiones constantes. Y los militares ucranianos se están preparando para cualquier intento de los rusos de ocupar este territorio.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cinco muertos y 18 heridos en un ataque ucraniano a la ciudad rusa de Bélgorod

Militar ucraniano: "Mi padre cree que en Ucrania hay muchos nazis y que Putin hace lo correcto"

Tres muertos tras el lanzamiento de misiles rusos sobre Selydove, en la región de Donetsk