Aumentan las ventas de alcohol de los países bálticos a Rusia pese a la guerra de Ucrania

Letonia fue el mayor exportador de whisky a Rusia en 2023, aunque los expertos locales afirman que el país vende productos occidentales.
Letonia fue el mayor exportador de whisky a Rusia en 2023, aunque los expertos locales afirman que el país vende productos occidentales. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Giulia Carbonaro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Se acusa a Letonia y Lituania de actuar como intermediarios entre los productores occidentales de alcohol y Rusia, pero lo cierta está en que los intercambios comerciales han disminuido de manera considerable.

PUBLICIDAD

Letonia fue el mayor exportador de whisky a Rusia en 2023, según datos publicados por la agencia de noticias estatal rusa Ria Novosti, a pesar de las fuertes tensiones entre ambos países tras la invasión a gran escala de Ucrania por Moscú y las sanciones occidentales.

De acuerdo a Ria Novosti, Rusia importó whisky por valor de casi 244 millones de euros entre enero y septiembre de 2023, casi cuatro veces más que en el mismo periodo del año anterior. La mayor parte procedía de la vecina Letonia, que envió productos por valor de 177,4 millones de euros, seguida de su vecina del Báltico, Lituania, con 26,9 millones de euros.

Las exportaciones de Letonia a Rusia superaron los 1.100 millones de euros en 2023, según datos del gobierno del país citados por la cadena alemana DW. Más de la mitad de todas las exportaciones letonas a Rusia fueron bebidas, licores y vinagre. El año pasado, el país báltico exportó a Rusia más vino (73 millones de euros) que incluso Italia (68 millones de euros), un productor mucho mayor que Letonia.

Intermediario para las empresas occidentales

Letonia, según los expertos locales, está actuando como intermediario en un proceso en el que participan empresas occidentales que no están dispuestas a demostrar que siguen vendiendo sus productos a Rusia en medio de la mortífera guerra de Ucrania.

Matiss Mirosnikovs, economista del Banco de Letonia, dijo a Euronews que, aunque el país ha sido durante mucho tiempo un intermediario para las empresas occidentales, vio cómo se disparaba el número de exportaciones de productos occidentales tras la invasión de Ucrania por Moscú en 2022.

"Si nos fijamos en dónde se fabrican estos productos, qué tipo de bebidas alcohólicas son, vemos que en su mayoría son de origen extranjero, no se producen localmente aquí", afirmó a Euronews.

"Lo que creo que está ocurriendo es que las empresas occidentales están intentando desviar la atención de su papel como vendedores [a Rusia] y culpar a otros distribuidores, mientras que los nombres de las empresas matrices más grandes no aparecen en estos intercambios, eso no demuestra que estén directamente vinculadas con Rusia", sugirió Mirosnikovs.

"No hay que culparnos a nosotros", añadió. "Estamos en la frontera y habrá algunos exportadores occidentales que aprovechen esta oportunidad". Las exportaciones de Letonia no infringen las sanciones impuestas a Rusia por la invasión de Ucrania el 24 de febrero de 2022.

Davis Vitols, director general de la Asociación Letona de la Industria del Alcohol (LANA), se mostró de acuerdo. "Antes de que Rusia comenzara la guerra en Ucrania, Letonia era uno de los principales centros, si no el principal, para las reexportaciones de muchas grandes compañías de alcohol a Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán", dijo Vitols a Euronews.

"Según las sanciones de la UE, las exportaciones de alcohol a Rusia y Bielorrusia siguen estando permitidas, excepto las botellas que cuestan más de 300 euros, así que, como Letonia no produce whisky, éstas se reexportan desde otros países, donde en Letonia se sellan de acuerdo con las leyes del país exportador", añadió. Fuentes rusas coincidieron con los expertos letones.

"Si antes, según los documentos, las importaciones iban a Rusia simplemente en tránsito por Letonia o Lituania, ahora el punto final son los países bálticos, y desde allí la entrega va a la Federación Rusa", declaró a Ria Novosti Veniamin Grabar, presidente de la empresa rusa de alcohol Ladoga.

"La cadena logística no ha cambiado, sólo un poco el papeleo. La razón es que a menudo los proveedores extranjeros no quieren correr riesgos e indican Rusia como punto de entrega final". Mirosnikov dijo a Euronewss que la proporción de exportaciones a Rusia en realidad ha caído "drásticamente" desde 2014.

Hace diez años Rusia era el segundo socio exportador de Letonia, llevándose el 14% del total de bienes exportados, ahora es inferior al 6%. "Sigue siendo bastante alto, pero su papel ha disminuido a lo largo de los años", prosiguió.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE aprueba el decimotercer paquete de sanciones contra Rusia

¿Qué países europeos reciclan mejor?

Los países bálticos recuerdan las deportaciones masivas soviéticas a Siberia 75 años después