Tres atletas abusan de una esgrimista de 17 años durante un entrenamiento en Italia

Analía Fernández e Isabel Di Tella durante una semifinal individual de esgrima espada femenina en los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile en noviembre de 2023.
Analía Fernández e Isabel Di Tella durante una semifinal individual de esgrima espada femenina en los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile en noviembre de 2023. Derechos de autor Eduardo Verdugo/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Eduardo Verdugo/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en italiano

Una campeona de esgrima de 17 años del equipo de Uzbekistán sufrió presuntos abusos por parte de tres deportistas inscritos en la federación en un retiro en Chianciano Terme.

PUBLICIDAD

Los abusos habrían tenido lugar la noche del 4 al 5 de agosto del año pasado: la víctima, menor de edad, era una esgrimista de 17 años de la Federación de Uzbekistán que se entrenaba en Italia, en Chianciano Terme.

Los acusados son tres atletas del equipo junior italiano: dos de ellos están siendo investigados, un tercero está siendo investigado por la Fiscalía de Menores.

El relato de la chica

Según el relato de la joven atleta, estaba en la Toscana para un retiro de esgrima previo al verano, una mañana la joven se encontró en una habitación que no era la suya. Era incapaz de moverse debido a los fuertes dolores que sufría en todo el cuerpo, pero pudo oír a unos chicos burlándose y riéndose de ella. Cuando la esgrimista consiguió volver a su habitación, le contó a su compañero de equipo que fue violada. Los jóvenes investigados rechazan todas las acusaciones.

"Se declaran inocentes, ya que nunca han ejercido violencia contra nadie: estamos a la espera de las determinaciones de las autoridades judiciales", afirma en un comunicado el abogado Enrico De Martino, en nombre del equipo de defensa de los atletas.

Según el relato del mujer, sus recuerdos se detienen en una fiesta en un bar que tuvo lugar la noche anterior a los presuntos actos violentos. Sólo fue consciente de lo ocurrido cuando se despertó. La chica llamó a su madre, que corrió a Chianciano Terme y decidió llevar a su hija a urgencias: fue allí donde la joven de 17 años denunció la agresión sexual. Durante la investigación se comprobó que el atleta tenía restos de alcohol y drogas en la sangre.

La denuncia contra la Federscherma: ninguna medida contra los investigados

Entre las quejas del abogado de la esgrimista, Luciano Guidarelli, figura la "inercia de la Fiscalía, que ni siquiera activó el código rojo, y de la Federscherma (la Federación Italiana de Esgrima), que no tomó ninguna medida contra los atletas investigados".

En respuesta, la Federación Italiana de Esgrima subrayó que "se puso rápidamente, y en varias ocasiones, en contacto directo con la justicia para conocer la situación y la evolución de las investigaciones".

A la espera de conocer más detalles de la investigación, el alcalde de Chianciano Terme, Andrea Marchetti, también anunció que el municipio interpondría una demanda civil contra los acusados "una vez que hayan sido identificados", y expresó "su pleno apoyo y solidaridad con la víctima y su familia".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La violencia de género, tema central de la próxima W20

Bailar contra la violencia de género: un 'flashmob' sorprende a los turistas en Roma

La primera ley de la UE contra la violencia de género no incluye una definición de la violación