Violencia contra las mujeres: ¿Pueden los deportes de combate ayudar a las víctimas?

Clase de defensa de la organización Boxeo Renovado en Lyon, Francia.
Clase de defensa de la organización Boxeo Renovado en Lyon, Francia. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Ilaria Federico
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

¿Son eficaces estas disciplinas de combate para prevenir la violencia contra las mujeres? 'Euronews' ha hablado con algunas víctimas de violencia de género que cuentan sus experiencias.

PUBLICIDAD

Cada vez hay más mujeres en el mundo de la autodefensa y los deportes de combate. En Lyon, Francia, la organización Renouveau Boxe (o Boxeo Renovado) ayuda a las víctimas de violencia doméstica, ofreciéndoles entrenamientos de boxeo.

"Sé lo que es recibir golpes y ponerme en el lugar de alguien que no puede defenderse. Eso fue lo que me llevó a iniciar este proyecto", dijo uno de las instructores de la organización,Samir Hamzaoui. 

"Esta formación nos permite recuperar la confianza en nosotras mismas y vernos como personas. Lo que nos muestra es que no estamos solas en esta situación. Y en realidad, no nos avergonzamos", dijo una de las mujeres que ha hecho clases de boxeo en este centro. Debido a sus circunstancias personales, ha preferido no desvelar su identidad. 

"Muchas veces nos sentimos responsables de lo que está pasando y avergonzadas de ello. Pero estar con otras personas que han pasado por lo mismo significa que nos entendemos", añadió. 

¿Pero son eficaces estas disciplinas de combate para prevenir la violencia contra las mujeres?

"Aunque era campeona de boxeo, un hombre abusaba física y mentalmente de mí. Me había amenazado con matarme durante 20 años", afirmó la excampeona de boxeo, la estadounidense Christy Martin.

Christy Martin posa para los asistentes durante el Desfile de Campeones anual el 12 de junio de 2022 en Canastota, Nueva York.
Christy Martin posa para los asistentes durante el Desfile de Campeones anual el 12 de junio de 2022 en Canastota, Nueva York.John Haeger/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.

"Físicamente, nunca iba a poder pelear con él y ganar. Quiero decir, cada vez que me golpeaba, incluso si lo empujaba físicamente hacia atrás, me golpeaba más fuerte. Entonces, nunca iba a ganar ese altercado físico. Y la verdad es que tampoco gané nunca los altercados emocionales", dijo la leyenda del boxeo.

¿Cuáles son las limitaciones de estos deportes a la hora de defenderse?

"Cuando nos atacan, la primera respuesta, que es un reflejo automático de nuestro sistema nervioso autónomo, es atacar, huir o congelarse. En ese momento, la víctima se queda paralizada", explicó a 'Euronews' la psicóloga Julie Francols.

Se trata de la confianza que te brinda aprender esas habilidades, y esa confianza te ayuda a ser más fuerte a la hora de defenderte
Christy Martin
Excampeona de boxeo

"Para implementar estas técnicas de autodefensa es necesario que transcurran unos breves segundos que permitan a la persona recuperar el control de la situación. Nuestra reacción no es la misma, porque no fue premeditada. Por lo tanto, la reacción será de supervivencia, y no de aprendizaje", añadió Francols.

Entonces, ¿cómo puede este tipo de formación alcanzar su máximo potencial?

"Se trata de la confianza que te brinda aprender esas habilidades, y esa confianza te ayuda a ser más fuerte a la hora de defenderte", dijo Christy Martin.

"Creo que mi carrera en el boxeo me dio fortaleza mental. Mucho más que me dio fuerza física. Mentalmente, me convirtió en una luchadora. Y cuando estaba tirada en el suelo después de que (mi pareja) me disparara y apuñalara, creí en mí. Pensé "con la ayuda de Dios puedo levantarme y salir", añadió la excampeona de boxeo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Invertir en mujeres y niñas: ¿Es la paridad de género la clave de la prosperidad económica?

Las mujeres toman las calles de las grandes ciudades del mundo para exigir igualdad de género

España se sitúa a la cabeza de la UE con la tasa más alta de mujeres directivas