Hungría niega el arresto domiciliario a la activista antifascista italiana Ilaria Salis

Ilaria Salis en la audiencia en Budapest el 28 de marzo de 2024.
Ilaria Salis en la audiencia en Budapest el 28 de marzo de 2024. Derechos de autor Euronews
Por Euronews Italia
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Ilaria Salis llegó al tribunal esposada y encadenada en pies y cuello. Los jueces húngaros no concedieron el arresto domiciliario a la profesor milanesa. Fuera del tribunal, los abogados y amigos de la activista fueron amenazados por extremistas de derecha.

PUBLICIDAD

Ilaria Salis permanecerá en la cárcel, ya que el tribunal de Budapest que juzgaba su caso rechazó la solicitud de arresto domiciliario en Hungría presentada por los abogados de esta mujer italiana de 39 años, encarcelada desde hace 13 meses acusada de agredir a dos miltantes de extrema derecha. La profesora milanesa compareció ante el tribunal con esposas en las muñecas, grilletes y cadenas en los tobillos y una cadena tirada por un agente a modo de correa, exactamente como ocurrió en la audiencia del 29 de enero.

La activista antifascista dio permiso por escrito a los medios italianos para publicar las imágenes que la muestran "con las esposas y todas las cadenas que decidan ponerme en la audiencia del 28 de marzo de 2024".

Por problemas técnicos, el juicio se prolongó y el juez Jozsef Sòs decidió no escuchar a una de las víctimas ni a los dos testigos previstos para hoy. La próxima audiencia está fijada para el 24 de mayo.

El futuro de esta activista italiana depende también de la audiencia que se celebrará el jueves en Italia. Al mismo tiempo, el Tribunal de Apelación de Milán examinaba la solicitud de extradición a Hungría de Gabriele Marchesi, de 23 años, detenido en virtud de una orden de detención europea como cómplice de Salis. La justicia ha declinado la petición de extradición.

Amigos y abogados de Ilaria Salis amenazados en Budapest

"Cállate o te romperé la cabeza": esto es lo que un grupo de ultraderechistas le dijeron al grupo formado por los abogados y amigos de Ilaria Salis a su llegada al tribunal de Budapest. "Nos estaban esperando y nos insultaron y amenazaron en húngaro", dijo el abogado Eugenio Losco.

"Nos filmaron con sus celulares, nos filmaron y nuestro traductor nos dijo que nos estaban amenazando", continuó Losco. El caricaturista Zerocalcare también formaba parte del grupo de una quincena de italianos amenazados, así como representantes de los Juristas Democráticos.

Las cartas de Ilaria Salis desde la cárcel a la espera de la audiencia

"Tengo la profunda conciencia, que habita en el fondo de mi corazón, de saber qué lado de la historia tiene la razón", escribe el activista antifascista en una nueva carta publicada el martes por el diario 'La Repubblica' y otros medios italianos. "Caí en un pozo muy profundo" sin saber "si realmente hay una salida", confiesa Salis en las hojas escritas a mano, que narran sus 13 meses de detención.

En las últimas semanas han surgido numerosos escritos de la celda, una especie de diario en el que Salis relata detalladamente la fealdad de la prisión húngara, la nostalgia por su familia y por Italia, la esperanza y el miedo vinculados a su futuro.

Los abogados de Salis aspiran al arresto domiciliario en Hungría

El padre de Ilaria, Roberto Salis, declaró que la defensa pedirá arresto domiciliario en Hungría para su hija, con el fin de obtener el traslado a Italia "según lo permite la legislación europea". "Después de todo lo que pasó en Italia, después de lo mucho que se expusieron, sería embarazoso para las instituciones italianas si a mi hija se le negara el arresto domiciliario", dijo Salis el miércoles después de visitar a Ilaria en prisión.

En la audiencia también estarán presentes una delegación de parlamentarios italianos de centro izquierda. "Es inaceptable, esta audiencia fue una burla notable", afirmó el senador del Partido Demócrata Sandra Zampa. "Nos habíamos engañado pensando que contábamos para algo, me parece claro que no contamos para nada", añadió la senadora italiana de izquierda Ilaria Cucchi.

En la primera audiencia, la docente se declaró "inocente" del cargo de "lesiones potencialmente mortales" a los dos extremistas (que se recuperaron en pocos días y no presentaron cargos), un caso por el que la fiscalía pedía 1 1 años de prisión. 

Tensiones diplomáticas entre Roma y Budapest por el caso Salis

El asunto Salis ha envuelto a Roma y Budapest en un tenso enfrentamiento diplomático, en el que Italia ha intentado hacer valer los derechos de los acusados ​​y Hungría ha respondido que no le gusta la injerencia ni el poder de intervenir en la justicia nacional.

Budapest tiene una cuenta abierta sobre la garantía de los derechos civiles y el debido proceso con la Unión Europea, que bloqueó miles de millones de euros de los fondos de cohesión de Hungría exigiendo garantías sobre los derechos civiles en el país, que luego fueron concedidas tras una reforma y tras retirar este país su veto a la ayuda a Ucrania.

"No es bueno, siempre hay que respetar los derechos de las personas, especialmente de las que están en espera de juicio como exigen las normas comunitarias: lo repetimos una y otra vez. Espero que se le conceda el arresto domiciliario y que luego pueda ser absuelta. Pero no politicemos la situación". porque si se politiza, quien más sufre las consecuencias es Salis", afirmó el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Antonio Tajani.

El caso de Gabriele Marchesi del que puede depender el destino de Salis

La petición de que Ilaria cumpla su condena en Italia es similar a la que se espera para Gabriele Marchesi, actualmente bajo arresto domiciliario, y cuya extradición a Hungría ha sido declinada. 

Los abogados de Marchesi han presentado un escrito en el que hablan de un "peligro real" de que su cliente "pueda ser sometido a tratos contrarios al artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos", sobre la prohibición de la tortura o de tratos degradantes.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un escándalo de corrupción sacude a Hungría y amenaza el mandato de Viktor Orbán

El Parlamento Europeo aprueba demandar a la Comisión por la liberación de 10.200 millones de euros en fondos congelados a Hungría

El expresidente del Tribunal Constitucional, Tamás Sulyok, nuevo presidente de Hungría