NewsletterNewsletterEventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Euroviews. Las elecciones municipales en Turquía están a punto de empezar otro thriller político

El presidente turco y líder del AKP pronuncia un discurso durante un mitin de campaña previo a las elecciones municipales nacionales, en Estambul, marzo de 2024.
El presidente turco y líder del AKP pronuncia un discurso durante un mitin de campaña previo a las elecciones municipales nacionales, en Estambul, marzo de 2024. Derechos de autor AP Photo/Euronews
Derechos de autor AP Photo/Euronews
Por Dr Demir Murat Seyrek
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan de ninguna manera la posición editorial de Euronews.
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una posible victoria de la oposición tendrá sin duda importantes consecuencias para Turquía, y el futuro de Turquía es sin duda importante para el futuro de Europa, escribe el Dr. Demir Murat Seyrek.

PUBLICIDAD

Turquía se prepara para las elecciones municipales del 31 de marzo, y la carrera ha alcanzado su punto álgido.

Las elecciones presidenciales del año pasado, en las que el resultado fue muy ajustado, están teniendo un importante efecto dominó sobre quién puede ser elegido para gobernar en sus metrópolis.

Local o no, este voto importa. Quien gane en Estambul podría determinar la trayectoria de todo el país, incluido el futuro del partido gobernante, el AKP, y el legado del Presidente Recep Tayyip Erdoğan.

Entonces, ¿qué es diferente esta vez? ¿Y por qué es importante?

Ninguno de los dos bandos se duerme en los laureles

En las últimas elecciones municipales de 2019, la oposición turca logró una importante victoria en los comicios municipales, asegurándose la mayoría de las grandes ciudades, incluidas las tres más grandes: Estambul, Ankara e Izmir.

Esta victoria demostró ser el motor de la oposición durante las elecciones presidenciales del año pasado. Sin embargo, replicar el mismo nivel de éxito ha resultado todo un reto debido a los errores en la selección de candidatos.

A diferencia de 2019, esta vez no hay ninguna alianza electoral en el bando de la oposición, lo que supone un reto adicional además de los obstáculos que plantea el injusto entorno de campaña.

La situación dista mucho de ser perfecta tanto para el AKP como para su socio político, el nacionalista MHP. El Gobierno no ha cumplido las promesas que hizo durante la campaña para las elecciones de 2023, sobre todo en materia económica
Candidato del AKP para Estambul, Murat Kurum, dando un discurso electoral en marzo 2024
Candidato del AKP para Estambul, Murat Kurum, dando un discurso electoral en marzo 2024AP Photo/Francisco Seco

Aunque las elecciones en Turquía son en gran medida libres, no son necesariamente justas, ya que los principales medios de comunicación están controlados en gran medida por empresas progubernamentales y los candidatos respaldados por el gobierno disfrutan de importantes recursos de campaña.

Los graves problemas relacionados con los derechos políticos y las libertades civiles, como ha destacado la Unión Europea, agravan aún más estos retos.

Sin embargo, la situación dista mucho de ser perfecta tanto para el AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) como para su socio político, el nacionalista MHP (Partido del Movimiento Nacionalista).

El Gobierno no ha cumplido las promesas electorales hechas en las elecciones de 2023, especialmente en lo que respecta a la economía.

La inflación sigue siendo notablemente alta, situándose en el 67,07% según los datos oficiales y en el 121,98% según los economistas del Grupo de Investigación sobre la Inflación (ENAG).

Además, aunque se mantenga la principal alianza entre el AKP y el MHP, el islamista YRP (Nuevo Partido del Bienestar) ha optado por no unirse al bloque, a diferencia de las elecciones parlamentarias y presidenciales del año pasado, y su escaso porcentaje de votos podría ser significativo.

Todos los ojos puestos en Estambul

El episodio más emocionante y de obligada observación de las elecciones municipales se desarrollará sin duda en Estambul, con posibles ramificaciones para el futuro de Turquía.

La carrera enfrentará al actual alcalde, Ekrem İmamoğlu, representante del principal partido de la oposición, el CHP (Partido Republicano del Pueblo), con el candidato del AKP, Murat Kurum.

Aunque los candidatos de otros partidos no tengan posibilidades, su actuación influirá directamente en el resultado de las elecciones. Según varios sondeos de opinión, İmamoğlu y Kurum están actualmente empatados en Estambul.

Otra victoria de İmamoğlu consolidaría sin duda su posición como líder de facto de la oposición y el aspirante más probable en las próximas elecciones presidenciales
Cartel con el candidato de CHP candidate Ekrem Imamoglu en Estambul
Cartel con el candidato de CHP candidate Ekrem Imamoglu en EstambulAP Photo/Emrah Gurel

İmamoğlu es considerado una figura prominente dentro de la oposición. Su enfoque constructivo, contrapuesto a la retórica polarizadora del Gobierno, y su postura política moderada le han granjeado popularidad entre personas de diversos orígenes y afiliaciones políticas. Esta es su principal ventaja en las próximas elecciones.

En particular, İmamoğlu ganó las elecciones municipales de 2019 dos veces, ganando tanto la contienda inicial como la posterior repetición después de que la junta electoral anulara los primeros resultados.

PUBLICIDAD

Su triunfo en las segundas elecciones se consideró un logro notable, especialmente frente al presidente Erdoğan, que comenzó su andadura política como alcalde de Estambul en 1994 y desempeñó un papel activo en la campaña durante las elecciones de Estambul de 2019.

Otra victoria de İmamoğlu consolidaría sin duda su posición como líder de facto de la oposición y el aspirante más probable en las próximas elecciones presidenciales.

La democracia prospera en las grandes ciudades

Una victoria así también sería crucial para reavivar las esperanzas de millones de personas en Turquía.

Los votantes de la oposición habían confiado en el cambio en las elecciones presidenciales de 2023, y el resultado fue una enorme decepción para muchos demócratas de todo el país.

El trastorno de estrés postelectoral sigue afectando a muchas personas. Como resultado, el entusiasmo por estas elecciones es bajo.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la posible victoria de İmamoğlu tiene el poder de cambiar este ambiente, inspirar nuevas esperanzas e insuflar nueva vida a la oposición. Por ello, muchos consideran que las elecciones de Estambul son algo más que una simple carrera por la alcaldía; tienen el potencial de marcar un punto de inflexión para el futuro de la democracia turca.

Con una población de más de 15,6 millones de habitantes, la ciudad es mayor que 20 de los 27 Estados miembros de la UE. Como corazón económico y cultural del país, la importancia de Estambul es más que simbólica
Mezquita Suleymaniye y puente Halic
Mezquita Suleymaniye y puente HalicAP Photo/Emrah Gurel

Estambul también tiene una gran importancia para el gobierno. Erdoğan da prioridad a la recuperación de Estambul.

Sin embargo, el candidato del AKP carece de un fuerte carisma, lo que refleja el dominio del hombre fuerte dentro del partido.

Sin embargo, no hay que subestimar el "factor Erdoğan". El propio Presidente participa activamente en la campaña por Estambul. Aunque el dicho "quien gane Estambul ganará Turquía" puede ser en parte un cliché político en Turquía, sigue siendo bastante cierto.

Con más de 15,6 millones de habitantes, la ciudad es mayor que 20 de los 27 Estados miembros de la UE. Como corazón económico y cultural del país, la importancia de Estambul es más que simbólica.

PUBLICIDAD

Por eso las elecciones de Estambul son posiblemente más importantes que muchas elecciones nacionales en todo el mundo.

El drama que se avecina

Un tópico sobre Turquía en Occidente es que "Turquía no es sólo Estambul". Sin embargo, Estambul es en realidad muy representativa de Turquía como crisol de todas las ciudades, regiones y culturas del país.

En Estambul, más de 13 millones de residentes tienen sus registros familiares en otra ciudad. Ciudades de toda Turquía están bien representadas, como Ordu (región del Mar Negro), con 525 681 residentes, Sivas (Anatolia Central), con 767 428 residentes, Mardin (Anatolia Sudoriental), con 259 380 residentes, <y Erzurum (Anatolia Oriental), con 442 107 residentes.

Tras la decepcionante derrota de la oposición en las elecciones de 2023, muchos turcos están menos entusiasmados con las elecciones municipales. Sin embargo, es casi seguro que la participación volverá a ser bastante alta, y los niveles de entusiasmo están aumentando en algunas ciudades, entre ellas Estambul
Ekrem Imamoglu, alcalde y candidato CHP para Estambul
Ekrem Imamoglu, alcalde y candidato CHP para EstambulAP Photo/Francisco Seco

İmamoğlu es sin duda un alcalde exitoso y popular, pero no es seguro que consiga la victoria. Se enfrenta a un eficaz aparato de propaganda, lo que supone un reto importante.

Además, se ha enfrentado a numerosas dificultades durante su mandato como alcalde.

PUBLICIDAD

Ser alcalde de la oposición en Turquía no es tarea fácil. Muchas iniciativas planeadas pueden verse obstaculizadas o retrasadas por las autoridades centrales. Además, con frecuencia se inician procedimientos judiciales contra los alcaldes de la oposición.

En cambio, los alcaldes del partido gobernante disfrutan de acceso a abundantes recursos. De hecho, el gobierno sugiere abiertamente que los ciudadanos recibirán mejores servicios si eligen a un alcalde del partido gobernante.

Dadas estas circunstancias, ya es llamativo que İmamoğlu y Kurum estén actualmente empatados y que İmamoğlu parezca tener bastantes posibilidades de ganar las elecciones, según varias encuestas.

La esperanza muere al final

Este es también un importante indicio de que, a pesar de todos los grandes problemas, la democracia turca sigue viva.

Las esperanzas en Turquía no se desvanecen fácilmente, y los demócratas del país no se rinden fácilmente. Así es como actúan los turcos, y eso representa una importante oportunidad para el futuro de la democracia.

PUBLICIDAD

Tras la decepcionante derrota de la oposición en las elecciones de 2023, muchos turcos están menos entusiasmados con las elecciones municipales. Sin embargo, es casi seguro que la participación volverá a ser bastante alta, y los niveles de entusiasmo están aumentando en algunas ciudades, entre ellas Estambul.

Las elecciones en la ciudad más grande de Europa, Estambul, estarán en el epicentro de las próximas elecciones municipales.

Si está preparado para la nueva temporada del thriller político llamado política turca, abróchese los cinturones y siga los resultados de Estambul el domingo por la noche.

Merece la pena estar atento porque una posible victoria de la oposición tendrá sin duda importantes consecuencias para Turquía, y el futuro de Turquía es sin duda importante para el futuro de Europa.

Demir Murat Seyrek es profesor adjunto en la Universidad Libre de Bruselas (VUB) y en la Escuela de Gobernanza de Bruselas.

PUBLICIDAD

En Euronews creemos que todas las opiniones importan. Póngase en contacto con nosotros en view@euronews.com para enviarnos propuestas o propuestas y formar parte de la conversación.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Recuerdo y reconstrucción en el aniversario del terremoto de Turquía y Siria

Las traumáticas secuelas de los terremotos de Turquía y Siria

Histórico acuerdo de Turquía, Rumanía y Bulgaria para el desminado del mar Negro