EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Frustración en Grecia tras el acuerdo alcanzado por Tsipras para un tercer rescate

Frustración en Grecia tras el acuerdo alcanzado por Tsipras para un tercer rescate
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Miembros del partido anticapitalista de izquierda Antarsya se han manifestado frente al Parlamento griego y han quemado una bandera de Syriza, la

PUBLICIDAD

Miembros del partido anticapitalista de izquierda Antarsya se han manifestado frente al Parlamento griego y han quemado una bandera de Syriza, la formación de Alexis Tsipras, como respuesta al acuerdo del primer ministro para obtener un tercer rescate.

Más del 60% de los ciudadanos había votado hace una semana en contra de un pacto con condiciones más benévolas. Una mujer resignada no ha dudado en tildar el acuerdo de “catastrófico” y a los responsables de la eurozona de “gánsteres” y “asesinos financieros”.

El socio de Gobierno de Syriza, la formación nacionalista Griegos Independientes, también ha mostrado mediante el ministro de Defensa su descontento con el pacto. “Ayer el primer ministro del país se enfrentó a un golpe de Estado, un golpe liderado por Alemania y otros estados como Holanda, Finlandia y los países bálticos. Un golpe que para ir al grano es un chantaje de los acreedores al primer ministro griego con el colapso de los bancos y una pérdida completa de los depósitos”, ha dicho Panos Kamenos.

Además de afrontar una probable reestructuración de su Gobierno, el hombre que fue elegido para acabar con la austeridad en Grecia podría tener que lidiar con una huelga del sector público convocada por el sindicato Adedy para mañana.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Reacciones al acuerdo entre el Eurogrupo y Grecia

La confianza económica alemana cae: ¿Está la locomotora de Europa descarrilando?

Se espera que no haya recorte sorpresa del BCE en julio y todas las miradas están puestas en septiembre