EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La eurozona evita por un estrecho margen el riesgo de recesión en el último trimestre de 2022

La economía de la eurozona creció un modesto 0,1% en el último trimestre de 2022, según ha informado Eurostat.
La economía de la eurozona creció un modesto 0,1% en el último trimestre de 2022, según ha informado Eurostat. Derechos de autor Michael Sohn/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Michael Sohn/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La economía de la eurozona se libra de la recesión, pero el crecimiento se reduce a solo un 0,1 % en el cuarto trimestre de 2022.

PUBLICIDAD

La eurozona siguió desafiando los pronósticos al registrar un crecimiento económico en el último trimestre de 2022, un periodo en el que la mayoría de analistas e inversores esperaban una contracción.

El bloque de los 20 creció un modestísimo 0,1% durante el cuarto trimestre del año pasado, frente al trimestre anterior, en el que se había expandido un 0,3%, según las cifras preliminares publicadas por Eurostat este martes por la mañana.

Esto supone una tasa de crecimiento estimada del 3,5% para todo el año.

"Buenas noticias: la zona euro ha evitado una contracción en el último trimestre de 2022", según publicó en Twitter Paolo Gentiloni, Comisario europeo de Economía.

"Seguimos afrontando múltiples retos, pero las perspectivas para este año parecen hoy un poco más brillantes que en otoño".

La evolución confirma una tendencia creciente de optimismo que aleja poco a poco el fantasma de una temida recesión provocada por la guerra de Rusia en Ucrania, la crisis energética y la inflación galopante.

El Fondo Monetario Internacional, J.P. Morgan y Goldman Sachs han revisado al alza en las últimas semanas sus previsiones para 2023 en la zona euro, reflejando la resistencia del bloque ante un panorama económico sin precedentes.

"No es terrible, pero tampoco es bueno"

Una recesión técnica se define como dos trimestres consecutivos de contracción económica, aunque pueden tenerse en cuenta otros factores, como el empleo, los salarios y la inversión extranjera, antes de tomar la decisión final.

La eurozona no ha registrado un trimestre negativo desde principios de 2021, cuando una nueva oleada de contagios del virus COVID-19 y las restricciones impuestas, llevaron al bloque a una doble recesión.

"Todos éramos muy pesimistas tras el verano, porque los precios del gas se pusieron por las nubes después de que Rusia cortara las exportaciones a Europa. Todo el mundo preveía un invierno muy difícil", ha asegurado a Euronews Grégory Claeys, investigador de Bruegel, un centro de estudios económicos con sede en Bruselas, tras la publicación de los datos del PIB.

El almacenamiento subterráneo de gas, las compras de gas natural licuado (GNL) no ruso, las continuas ayudas fiscales, los planes de ahorro de energía en toda la UE y un invierno más suave de lo habitual han conseguido amortiguar el impacto más devastador de la crisis energética, ha señalado Claeys, incluido el temido escenario de racionamiento obligatorio de gas y cierres industriales masivos.

Pero la incertidumbre sigue siendo alta, ya que Rusia no parece dispuesta a frenar la invasión de Ucrania. Además, el continente se enfrenta a la dura tarea de volver a llenar sus almacenes subterráneos que, por el momento, se encuentran sin gas ruso antes de que llegue el próximo invierno.

"No es terrible, pero tampoco es bueno", afirma Claeys.

Alemania se contrae

País por país, las cifras de Eurostat muestran un panorama desigual en la zona euro: Bélgica (0,1%), España (0,2%), Francia (0,1%), Letonia (0,3%) y Portugal (0,2%) figuran entre los países que registraron tasas de crecimiento positivas, aunque limitadas.

Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Italia (-0,1%), Lituania (-1,7%) y Austria (-0,7%).

Alemania, potencia industrial del bloque, registró una tasa negativa peor de lo previsto (-0,2%) tras varios trimestres de crecimiento moderado.

El descenso estuvo ligado a una caída del gasto de los consumidores debida a una inflación persistentemente elevada.

Irlanda siguió siendo el país con mejores resultados, con una impresionante tasa del 3,5% en el cuarto trimestre.

PUBLICIDAD

Las estadísticas del PIB irlandés han sido criticadas por algunos economistas por engañosas y fuera de lugar, ya que están muy influidas por la inversión extranjera de multinacionales que buscan beneficiarse del notorio sistema de bajos impuestos del país.

"La cifra de la eurozona está sesgada por la de Irlanda", indica Claeys. "Quizá sin la cifra de Irlanda, la eurozona habría registrado un crecimiento negativo en el último trimestre de 2022".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El responsable de Economía de la UE no se arrepiente de nada a pesar de la reacción negativa al acuerdo ecológico

La Comisión Europea prevé una caída de la inflación pese a la subida del precio del petróleo

¿Dónde es más asequible la vivienda en Europa?