EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Canal Bustan o una vía de agua que aporta 'vida' al sector agrícola de Uzbekistán

Canal Bustan o una vía de agua que aporta 'vida' al sector agrícola de Uzbekistán
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Galina PolonskayaEuronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El canal de Bustan está conectado con una red de cauces secundarios, cuya longitud total supera los 800 kilómetros. Todos ellos han sido reconstruidos en el marco del proyecto que abarca tres regiones y 100 hectáreas de tierras agrícolas.

PUBLICIDAD

Uzbekistán está modernizando su sistema regional de riego para mejorar el suministro de agua al sector agrícola. Ahora, en el sur de Karakalpakstán se utiliza la fuerza de la gravedad, en lugar de las ‘bombas eléctricas’, para regar los campos. Además, un reciente proyecto sobre infraestructuras está reduciendo, de manera notable, las pérdidas de un recurso fundamental: el agua.

"Pueden comprobarlo ustedes mismos. Aquí, hay dunas y arena alrededor. El 50 % del agua iba a parar al suelo. Por lo tanto, decidimos hormigonar el canal", declara Azat Serjanov, director del proyecto.

Euronews
Imagen del canal Bustan, en Uzbekistán.Euronews

El canal Bustan es la mayor vía de agua. Antes de su reconstrucción, era un ‘canal de tierra’, y las filtraciones suponían un gran problema.

"Aquí comienza el canal principal de Bustan. El agua entra por la parte derecha del canal, desde el embalse de Tuyamuyun, situado en el territorio del vecino Turkmenistán", explica sobre el terreno la periodista e Euronews, Galina Polonskaya.

El canal de Bustan está conectado con una red de cauces secundarios, cuya longitud total supera los 800 kilómetros. Todos ellos han sido reconstruidos en el marco del proyecto que abarca tres regiones y 100 000 hectáreas de tierras agrícolas.

"Aquí, tenemos una aguda escasez de recursos hídricos. Se han retirado de la circulación 35 000 hectáreas de regadío. Hormigonamos canales, reducimos las pérdidas por filtraciones, aumentamos la eficacia de los sistemas de riego... ahorramos unos 300 millones de metros cúbicos de agua al reducir las pérdidas, y volvemos a poner en circulación estas tierras agrícolas", afirma Shavkat Khamrayev, ministro de Recursos Hídricos de la República de Uzbekistán.

Euronews
Imagen de Shavkat Khamrayev, ministro de Recursos Hídricos de la República de Uzbekistán.Euronews

Para reducir las pérdidas de agua se hormigonaron, tanto el fondo como las orillas del canal de Bustan, a lo largo de sus 70 kilómetros de longitud. El hormigón se colocó sobre geomembrana, un material especial que permite minimizar las filtraciones de agua.

"La geomembrana está hecha de polietileno de alta densidad. Su grosor es de 1 milímetro y es una capa totalmente impermeable. Se utiliza en obras hidráulicas como capa impermeabilizante bajo canales, gracias a lo cual ahorramos agua", señala Bahodir Kulumbetov, ingeniero del proyecto.

Antes se utilizaban ‘bombas eléctricas’ para llevar el agua a los campos. Ahora, el fondo del canal de Bustan está elevado, por lo que el nivel es más alto que el de los canales secundarios y los campos de regadío. Así, se utiliza la fuerza de gravedad para distribuir el agua. Fluye sola. Esto permite al Estado y a los agricultores ahorrar anualmente unos tres millones de dólares estadounidenses en electricidad.

"Estamos eliminando más de 400 bombas agrícolas, así como 20 estaciones de bombeo pequeñas y 3 grandes, que funcionan a expensas del presupuesto estatal. Así, reducimos la emisión de gases de efecto invernadero, evitamos que se emitan unos 36 000 metros cúbicos de gases a la atmósfera", declara Shavkat Khamrayev, ministro de Recursos Hídricos de la República de Uzbekistán.

Euronews
El agricultor Muzafar Saparboyev junto a Galina Polonskaya en una de las propiedades agrícolas que se benefician del proyecto desarrollado en torno al canal Bustan.Euronews

Visitamos una propiedad en la que se cultivan frutas en la región de Ellikalla, junto a uno de los canales secundarios, para ver cómo la fuerza de gravedad entra en acción. El agricultor Muzafar Saparboyev solamente tiene que abrir una compuerta cuando necesita regar su huerto. En los canales secundarios del sur de Karakalpakstán se han instalado 1 600 compuertas de este tipo. Muzafar afirma que su propiedad ha ahorrado 6 000 euros en electricidad en un año, y explica las ventajas del proyecto.

"El suelo de nuestra explotación se niveló con la ayuda de un láser, como parte del proyecto, y nos permitió aumentar la productividad. Debido a ello, nuestros ingresos están creciendo. La velocidad del flujo de agua ha aumentado significativamente, en comparación con el año pasado", explica el agricultor Muzaffar Saparbayev.

La nivelación del terreno ahorra agua, que de otro modo se desperdiciaría en campos ‘desiguales’, y aumenta el rendimiento. Es uno de los elementos del vasto proyecto de mejora de la gestión de los recursos hídricos del sur de Karakalpakstán, que también pretende aumentar la productividad y la sostenibilidad de la agricultura en esta región con escasez de agua, próxima al ‘mar de Aral’. El coste total del proyecto, realizado por el Gobierno con el apoyo del Banco Mundial, asciende a 374 millones de dólares estadounidenses.

Euronews
Imagen de Azad Abdulhamid, principal especialista en gestión de recursos hídricos de la Oficina del Banco Mundial para Uzbekistán.Euronews

"El proyecto proporcionó seguridad laboral a más de 38 000 personas que trabajan, directamente, en la agricultura de regadío. Al mismo tiempo, también hay muchos empleos indirectos. El empleo, la adaptación al clima, el uso eficiente del agua... todo esto es extremadamente importante, y forma parte de la estrategia del Gobierno y del Banco Mundial", afirma Azad Abdulhamid, principal especialista en gestión de recursos hídricos de la Oficina del Banco Mundial para Uzbekistán.

La estrategia del Estado consiste en aplicar la gestión modernizada de los recursos hídricos a todo el país, haciendo que la agricultura, uno de los principales sectores de empleo de Uzbekistán, sea más ecológica y resistente a los problemas causados por el cambio climático.

Compartir esta noticia