EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El banco HSBC teme por una posible crisis alimentaria en Asia

Archivo: Varias personas transportan arroz cosechado en un arrozal a las afueras de Srinagar, en la Cachemira controlada por la India. Septiembre de 2022.
Archivo: Varias personas transportan arroz cosechado en un arrozal a las afueras de Srinagar, en la Cachemira controlada por la India. Septiembre de 2022. Derechos de autor Dar Yasin/AP
Derechos de autor Dar Yasin/AP
Por Santiago Martin Martinez
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El arroz ha alcanzado su precio más alto desde 2008 y varios países asiáticos han empezado a imponer restricciones a las exportaciones.

PUBLICIDAD

El arroz es un alimento indispensable para la población mundial. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 19 % de las calorías que consume la mitad del mundo provienen de este cereal. Estas cifras se vuelven más relevantes en Asia, ya que este continente consume alrededor del 85 % la producción total de arroz, explica la FAO.

Es por ello que el aumento del precio de este cereal, el mayor desde 2008, ha activado las alarmas en todo el mundo, llegando al punto de que los expertos temen una posible crisis alimentaria en Asia. Así lo afirma en un comunicado un grupo de economistas liderados por Frederic Neumann, economista jefe para Asia del banco británico HSBC.

El informe de Neumann explica que los precios de exportación de arroz en Tailandia han sufrido un incremento de casi un 50 % interanual, situando a día de hoy a más de 600 dolares (562 €) la tonelada, tomando de referencia el precio de Tailandia. El documento alerta de que la situación podría tener repercusiones mucho mayores en el resto del mundo, ya que el porcentaje de consumo se ha duplicado en los últimos 25 años.

¿Por qué está aumentando el precio del arroz en todo el mundo?

El HSBC achaca parte del incremento de los precios a las lluvias irregulares y la sequía; las cuales dificultan los procesos de producción en cuanto a las cosechas, la oferta y los costes. Esto supone de nuevo un duro golpe para Asia, responsable del 90 % de la producción mundial de este cereal, teniendo en cuenta los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

El impacto del fenómeno meteorológico de El Niño ha afectado gravemente a las producciones de la India y Pakistán. En 2022, las lluvias monzónicas por debajo de la media redujeron la producción general en la India, y las devastadoras inundaciones redujeron la producción anual de Pakistán un 31 %.

La guerra en Ucrania es otro factor a tener en cuenta en la subida de precios del arroz. Debido al conflicto, el precio de los fertilizantes, la energía y el combustible alcanzó máximos históricos el año pasado, según datos del Banco Mundial. Esto, unido a la interrupción de la cadena de suministros, ha encarecido los costes de producción y reducido los márgenes de los productores.

¿Qué están haciendo los mayores productores de arroz?

El Gobierno de la India, el mayor exportador de arroz del mundo (con el 40 % del total), prohibió en julio las exportaciones de arroz blanco no basmati. El Gobierno explicó que el objetivo es: “Garantizar la disponibilidad adecuada de arroz blanco no basmati en el mercado indio y mitigar el aumento de los precios en el mercado interno".

Aún así, habrán ciertas excepciones. El directorio General de Comercio Exterior de la India aclaró que seguirá vigente la exportación de este cereal a los países que necesiten “satisfacer sus necesidades de seguridad alimentaria”.

Tailandia, al igual que Vietnam, tomó la decisión de aumentar el precio de sus exportaciones para mejorar los ingresos de sus agricultores. El portavoz del Gobierno de Tailanda, Thanakorn Wangboonkongchana, declaró que el objetivo es “aumentar el poder de negociación en el mercado global”.

En Filipinas, el Gobierno impuso un tope al precio del arroz en el país. Según las autoridades, este límite permanecerá de forma indefinida. Y es que Filipinas es una de las naciones más dependientes de las importaciones de arroz, debido a la escasez de tierra cultivable y a las ineficiencias de las cadenas de suministro.

Temor a la crisis del arroz de 2008

La actual crisis del precio del arroz ha reavivado el recuerdo de la crisis de 2008. Según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, entre enero y mayo de ese mismo año la tonelada de arroz pasó de costar 300 dólares a 1200 (un aumento del 300 %).

El recuerdo de la conmoción de los precios de los alimentos en Asia en 2008 sigue estando muy presente.
Comunicado del HSBC

"El recuerdo de la conmoción de los precios de los alimentos en Asia en 2008 sigue estando muy presente", afirmaba el comunicado del banco británico HSBC. "En aquel entonces, el aumento de los precios del arroz en algunas economías se extendió rápidamente a otros mercados, ya que los consumidores y los Gobiernos de toda la región lucharon por asegurar el suministro. También elevó los precios de otros alimentos básicos, como el trigo, ya que los compradores optaron por alternativas".

La crisis del precio del arroz tuvo graves consecuencias a nivel mundial. Haití, Egipto y Camerún son algunos de los países que vivieron varias protestas en contra de la inseguridad alimentaria. Pero en este caso, los primeros en sufrir las consecuencias serían naciones de Asia como Hong Kong y Singapur, las cuales importan todo su arroz.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Pakistán | Empeora la crisis alimentaria tras las inundaciones

Lavrov señala que Occidente distorsiona la realidad respecto a la crisis alimentaria

EE.UU. culpa al bloqueo de Rusia a Ucrania de la crisis alimentaria mundial