EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Dos directivos de la filial de Carlsberg en Rusia, Báltika, se enfrentan a 10 años de cárcel

Un empleado trabaja en una línea de embotellado de cerveza en la fábrica de Carlsberg "Baltika-Pikra" en Krasnoyarsk, 10 de enero de 2013\.
Un empleado trabaja en una línea de embotellado de cerveza en la fábrica de Carlsberg "Baltika-Pikra" en Krasnoyarsk, 10 de enero de 2013\. Derechos de autor Ilya Naymushin/REUTERS
Derechos de autor Ilya Naymushin/REUTERS
Por Doloresz Katanich con Reuters
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Su detención pone de relieve las dificultades a las que se enfrentan las empresas occidentales que intentan salir de Rusia. Carlsberg dice que Moscú intenta justificar su toma de control de la empresa "atacando a empleados inocentes", y que las acusaciones "son falsas".

PUBLICIDAD

Dos altos cargos de la filial rusa de Carlsberg, Báltika Breweries, cuyo control fue tomado por el Kremlin a mediados de julio, fueron detenidos la semana pasada y permanecerán bajo custodia hasta el 30 de diciembre por sospecha de fraude, según el Tribunal de Distrito de Vyborg, en San Petersburgo.

Su detención pone de relieve las dificultades a las que se enfrentan las empresas occidentales que intentan salir de Rusia.

El fraude a gran escala en el país puede acarrear penas de hasta 10 años de cárcel.

Los fiscales afirman que Denis Sherstennikov y Anton Rogachevsky -descritos en sus perfiles de LinkedIn como director general y vicepresidente jurídico de Báltika- transfirieron ilegalmente algunos derechos de propiedad intelectual a Carlsberg cuando Rusia asumió el control.

Tras la detención de los dos empleados, el tribunal accedió a la petición de Báltika de celebrar el juicio a puerta cerrada para proteger los secretos comerciales, según informaron las agencias de noticias rusas.

Moscú asumió el control de la participación de la cervecera danesa en Báltika en julio, poniendo a la empresa bajo "gestión temporal".

Carlsberg afirmó que Rusia intenta ahora justificar su toma de control de la empresa "atacando a empleados inocentes", y añadió: "Las acusaciones publicadas en los medios rusos son falsas".

Carlsberg ha eliminado las licencias que permitían a Báltika producir, comercializar y vender todos los productos del Grupo Carlsberg, incluidas las marcas internacionales y regionales. Jacob Aarup-Andersen, director ejecutivo de Carlsberg, dijo que no haría un trato que hiciera parecer legítima la toma de control por parte de Moscú.

Pero Báltika está demandando a Carlsberg en Rusia por el derecho a seguir utilizando las marcas.

¿Por qué es tan difícil para las empresas occidentales salir de Rusia?

Ejecutivos de otras empresas que intentan salir de Rusia han declarado a Reuters que las repercusiones para el personal local son una de sus principales preocupaciones.

Ian Massey, jefe de Inteligencia Corporativa, EMEA, de la consultora de riesgo global S-RM, dijo que las detenciones mostraban las pocas opciones que tenían las multinacionales que se marchaban.

"Desinvertir, aceptando como precio procesos muy opacos y valoraciones con grandes descuentos, o mantener una relación cada vez más difícil y enfrentarse a la amenaza de un embargo, enormes amortizaciones totales y la imposibilidad de atender al personal", afirmó.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Boeing acepta declararse culpable de fraude por dos accidentes de aviones 737 Max

Jaguar da el salto hacia el coche eléctrico abandonando el motor de combustión en 2025

Las elecciones francesas provocan una caída del euro tras la victoria de la izquierda