¿Cómo han evolucionado los asuntos económicos europeos bajo la presidencia de Von der Leyen?

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirige a los medios de comunicación al término de una cumbre de la UE en Bruselas, el viernes 22 de marzo de 2024.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirige a los medios de comunicación al término de una cumbre de la UE en Bruselas, el viernes 22 de marzo de 2024. Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/AP.
Derechos de autor Geert Vanden Wijngaert/AP.
Por Eleanor Butler
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Ursula von der Leyen aspira a un segundo mandato al frente de la Comisión Europea. ¿Qué ha supuesto para la economía su actual mandato de cinco años?

PUBLICIDAD

Cuando Europa vote en junio para elegir un nuevo Parlamento, el resultado influirá indirectamente en el nombramiento de un nuevo presidente de la Comisión. Tras cinco años en el cargo, la política alemana Ursula von der Leyen vuelve a presentar su candidatura con la esperanza de mantener su título al frente del brazo ejecutivo de la UE.

Dado el contexto más amplio de su mandato, von der Leyen termina esta etapa con un legado importante. Pocas veces un jefe de Comisión ha superado semejante serie de retos, en particular la pandemia del COVID-19, la invasión rusa de Ucrania y el repunte inflacionista que estos dos acontecimientos desencadenaron.

Aunque la política monetaria corresponde al Banco Central Europeo, la Comisión interviene en los asuntos económicos, dando forma a políticas que buscan fomentar el crecimiento, ese santo grial esencial para mantener un buen nivel de vida, que está actualmente estancado en la UE.

Los defensores de Von der Leyen apuntarían a una buena dosis de mala suerte. Los críticos dirían que la mala gestión no ha ayudado. En su discurso anual ante el Parlamento Europeo el año pasado, la actual Presidenta de la Comisión esbozó sus victorias a favor del crecimiento, con la esperanza de atraer a los eurodiputados de su Partido Popular Europeo, de centro-derecha.

Más de seis meses después, con una nueva era política en el horizonte, 'Euronews' explora ahora algunos momentos económicos clave de la presidencia de von der Leyen.

Fondo europeo de nueva generación

Una de las iniciativas financieras más definitorias de la Comisión en los últimos años ha sido el programa NextGenerationEU, también conocido como NGEU. En un esfuerzo por reactivar la economía europea, afectada por una pandemia, los países de la UE acordaron reunir fondos con la esperanza de evitar que se repitiera la crisis del euro de diez años antes.

Los Estados miembros con mayores necesidades económicas, como Croacia o Grecia, recibieron la mayor asignación de ayuda. En un alarde de solidaridad, las naciones más ricas, como Dinamarca o Irlanda, recibieron menos.

El éxito del paquete de estímulo, por valor de unos 832.000 millones de euros, aún está en estudio. Aunque el NGEU entró en funcionamiento en 2021, los Estados miembros están obligados a presentar propuestas de gasto para desbloquear los fondos, una cláusula que ha dilatado la asignación de recursos.

La fecha límite para gastar los cheques de estímulo es 2026, un límite que algunos han considerado demasiado restrictivo. Algunos proyectos de infraestructuras, como la mejora de los sistemas de transporte y las infraestructuras, no pueden realizarse de la noche a la mañana, afirman.

Los críticos también sostienen que el alcance de un estímulo puntual es limitado a la hora de crear servicios que requieren personal permanente, como las ayudas para el cuidado de niños. Sin embargo, a pesar de sus defectos, y aunque llegó mucho más tarde que su homólogo estadounidense, el NGEU ha resultado fructífero.

Junto con los esfuerzos del Banco Central Europeo, la puesta en marcha del fondo contribuyó a calmar el frenesí de los mercados en plena pandemia.

"NextGenerationEU ha desempeñado un papel clave en la preservación de la inversión pública, un hecho que contrasta fuertemente con la desastrosa experiencia de los años posteriores a la crisis financiera, cuando la inversión pública se desplomó", declaró el mes pasado el comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni.

"Sobre la base de nuestras previsiones de otoño, se espera que el coeficiente de inversión pública de la UE aumente hasta el 3,5% del PIB en 2025, frente al 3,0% en 2019. Y alrededor de la mitad de ese aumento está relacionado con la financiación de la UE", añadió.

Transición ecológica y energía

Hasta el 30% del paquete NextGenerationEU se financiará mediante bonos verdes, lo que significa que sólo se utilizará para financiar proyectos respetuosos con el medio ambiente. Esta iniciativa se sitúa bajo el arco de la estrategia medioambiental más amplia del bloque: el Green Deal de la UE.

Aprobado en 2020, el "Pacto Verde" establece el compromiso de Europa de alcanzar la neutralidad climática en 2050, y tiene importantes implicaciones para la economía.

A medida que la UE cambie la forma de producir y consumir bienes, habrá sin duda pérdidas de puestos de trabajo, y las recientes protestas de agricultores de toda Europa son un claro ejemplo del temor real que rodea a la transición ecológica.

Los agricultores sostienen que las exigencias medioambientales de la UE son demasiado estrictas para que puedan ganarse la vida de forma justa. A largo plazo, la Comisión afirma que el "Pacto Verde" tendrá, no obstante, un efecto positivo, al impulsar la competitividad de la UE mediante la creación de empleo en sectores respetuosos con el medio ambiente.

Luis Cano, portavoz del partido ALDE y de la campaña Renovar Europa Ahora, declaró a Euronews que Von der Leyen no ha sabido convertir las estrategias medioambientales en estrategias de crecimiento, a pesar del éxito de su fondo de ayuda contra la pandemia. "Para ALDE, lograr el Mercado Único es una prioridad para cumplir el objetivo del Pacto Verde de crecimiento sostenible para empresas y ciudadanos", dijo.

PUBLICIDAD

"Durante cinco años, el Mercado Único se descuidó al permitir demasiadas fragmentaciones, desde las pródigas subvenciones concedidas a las grandes empresas nacionales hasta el fracaso en la realización de la Unión del Mercado de Capitales". Lanzada en 2014, la Unión de los Mercados de Capitales pretende facilitar el flujo de fondos entre los Estados miembros de la UE.

En teoría, esto podría impulsar las ambiciones climáticas de la UE al facilitar las inversiones transfronterizas de las empresas. En realidad, las barreras de los mercados nacionales siguen frenando los avances.

El riesgo de China

El intento europeo de descarbonizar su economía depende también de la política mundial y de su propia inclinación al proteccionismo. Actualmente, el bloque se ve inundado de tecnología ecológica barata procedente de China, líder en la producción de paneles solares y baterías eléctricas.

Aunque estas importaciones son un pilar clave de la transición europea, preocupa su impacto en el empleo de la UE, por no hablar de la resistencia política del bloque. Para los escépticos del clima, uno de los aspectos positivos del Pacto Verde es la mejora de la seguridad energética. Europa preveía reducir su dependencia del gas ruso reforzando la energía de origen nacional.

Ahora, la idea de que China podría racionar la tecnología verde -y, por tanto, exigir un rescate a Europa- no es nada atractiva. En respuesta a estas inquietudes, Von der Leyen está hablando con dureza cuando se trata de proteger el mercado de la UE.

PUBLICIDAD

El año pasado, la Comisión inició una investigación antisubvenciones sobre los vehículos eléctricos chinos y no ha descartado la posibilidad de imponer aranceles punitivos. Rebecca Christie, miembro del grupo de reflexión Bruegel, opina que no sería prudente.

"Este es un ámbito en el que creo que lo que está haciendo von der Leyen y su campaña van a divergir un poco. Como cuestión de campaña, tiene que demostrar que tiene un plan para China, que está protegiendo contra la percepción de riesgo", dijo. "Desde un punto de vista práctico, puede que no quiera pedir más aranceles si puede evitarlo. Porque Europa necesita electrificarse, y la transición ecológica tiene que ser asequible".

En términos de empleo, los expertos de Bruegel han señalado igualmente que rehuir a China en realidad ralentizaría la instalación de tecnología como los paneles solares. Esto, a su vez, destruiría puestos de trabajo europeos relacionados con el despliegue.

Escasez de mano de obra

Otra preocupación acuciante para las empresas europeas es la escasez de mano de obra y de personal cualificado, dijo Iratxe García Pérez, presidenta del grupo S&D. Nuestro enfoque es invertir en las personas a través de la formación, la educación y el desarrollo profesional. Nuestro grupo cree que la economía europea será más eficiente y más competitiva con una mano de obra bien formada y tratada con justicia", señaló.

La UE sufre actualmente un importante desequilibrio en el mercado laboral. Mientras algunas industrias tienen un excedente de trabajadores cualificados, en otros sectores hay una enorme escasez de personal.

PUBLICIDAD

Según el informe más reciente de EURES, una red laboral europea, los 27 Estados miembros de la UE, más Noruega y Suiza, experimentaron escasez de mano de obra en el segundo y tercer trimestre de 2022. Entre los sectores más afectados figuran el software, la sanidad, la construcción, la ingeniería y la artesanía.

Esta tendencia, que en última instancia limitará el crecimiento económico, no hará sino agravarse a medida que envejezca la población europea. A medida que aumente la proporción entre trabajadores y jubilados, las empresas tendrán dificultades para encontrar mano de obra suficiente para satisfacer las necesidades de los consumidores.

Una opción, aunque quizá no sea una solución sostenible, es aumentar el flujo migratorio hacia Europa. Karel Lannoo, director general del think tank CEPS, declaró a 'Euronews' que von der Leyen ha evitado abordar plenamente esta cuestión porque es políticamente delicada.

"Si se aboga por la reindustrialización, se requiere una enorme inmigración, porque sabemos que hay una enorme escasez en el mercado laboral", explicó. La Comisión "no debería tener miedo de decirlo en público", agregó.

El legado de un primer mandato

Al considerar la trayectoria de von der Leyen en los últimos cinco años, podríamos limitarnos a enumerar sus objetivos frente a sus logros actuales. Sin embargo, al hacerlo, es importante no simplificar en exceso los intrincados mecanismos del sistema europeo.

PUBLICIDAD

A diferencia del jefe de un gobierno nacional, que puede promulgar políticas de forma más directa, el papel de la Comisión es animar a los Estados miembros a actuar. Uno de los retos de la Unión es que una acción significativa requiere cooperación a gran escala, algo que von der Leyen ha conseguido, al menos en ciertas ocasiones, durante su mandato.

"Elige una posición por delante del grupo, planta una especie de asta de bandera y espera a ver si el grupo se pone bajo ella", explica Rebecca Christie, de Bruegel. "Si no lo hace, recoge su asta y la traslada a otro lugar que puede ser adyacente o similar, pero que sigue estando por delante de donde empezamos", prosigue.

De cara al futuro de la Comisión, si von der Leyen consigue un segundo mandato, mucho dependerá de nuevo de las persuasiones del nuevo Parlamento y de los líderes nacionales

"Ursula von der Leyen ha guiado con valentía a la Unión Europea a través de dos de las crisis más importantes de las últimas décadas", declaró a 'Euronews' un portavoz del PPE. "En la próxima legislatura, bajo el liderazgo de von der Leyen, queremos mejorar la competitividad económica global de Europa".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Qué porcentaje de nuestras leyes son establecidas por la Unión Europea?

Los líderes de la Unión Europea aprueban la apertura de negociaciones de adhesión con Bosnia-Herzegovina

La Unión Europea impondrá aranceles a las importaciones de cereales de Rusia y Bielorrusia