Sam Bankman-Fried, magnate de las criptomonedas, condenado a 25 años de cárcel

Sam Bankman-Fried abandona el tribunal federal de Manhattan en Nueva York el 16 de febrero de 2023.
Sam Bankman-Fried abandona el tribunal federal de Manhattan en Nueva York el 16 de febrero de 2023. Derechos de autor Seth Wenig/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El juez dijo que la sentencia reflejaba "que existe el riesgo de que este hombre esté en condiciones de hacer algo muy malo en el futuro".

PUBLICIDAD

El empresario Sam Bankman-Fried, fundador de la fallida bolsa de criptomonedas FTX, ha sido condenado a 25 años de cárcel por un fraude masivo que se desencadenó con la quiebra de FTX, una de las plataformas más populares del mundo para el intercambio de divisas digitales.

Bankman-Fried, de 32 años, fue declarado culpable en noviembre de fraude y conspiración, una dramática caída del empresario y su compañía, que había logrado el respaldo de famosos como el quarterback Tom Brady, la estrella del baloncesto Stephen Curry y el cómico Larry David.

El juez Lewis A. Kaplan impuso la sentencia el jueves en la misma sala de Manhattan en la que, hace cuatro meses, Bankman-Fried declaró que su intención había sido revolucionar el emergente mercado de lascriptodivisas con sus ideas innovadoras y altruistas, no robar.

Kaplan dijo que la sentencia reflejaba "que existe el riesgo de que este hombre esté en condiciones de hacer algo muy malo en el futuro. Y no es un riesgo trivial en absoluto". Añadió que era "con el propósito de incapacitarlo en la medida en que puede hacerse apropiadamente durante un período de tiempo significativo".

Le acusan de apropiarse de más 9.000 millones de euros de sus clientes

Los fiscales afirmaron que Bankman-Fried había costado a clientes, inversores y prestamistas más de 10.000 millones de dólares (9.300 millones de euros) al apropiarse indebidamente de miles de millones de dólares para alimentar su búsqueda de influencia y dominio en la nueva industria, y había utilizado ilegalmente el dinero de los depositantes de FTX para sufragar sus gastos, que incluían la compra de propiedades de lujo en el Caribe, supuestos sobornos a funcionarios chinos y aviones privados.

El jueves, Kaplan coincidió con los fiscales en que Bankman-Fried no debería obtener clemencia sólo porque algunos inversores y clientes pudieran recuperar parte del dinero perdido. Calificó el argumento de "lógicamente defectuoso" y "especulativo". 

Kaplan también citó tres casos en los que llegó a la conclusión de que Bankman-Fried cometió perjurio durante su testimonio en el juicio, incluido cuando declaró que no supo hasta pocas semanas antes de que FTX se hundiera en la bancarrota que los fondos de los clientes se estaban desviando a una rama de fondos de cobertura de FTX.

Sam Bankman-Fried en 2023 abandonando el juzgado de Nueva York.
Sam Bankman-Fried en 2023 abandonando el juzgado de Nueva York.Mary Altaffer/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

Cuando se le dio la oportunidad de hablar, Bankman-Fried se levantó y se disculpó en una declaración incoherente, diciendo: "Mucha gente se siente realmente defraudada. Y lo siento. Lamento lo ocurrido en todo momento". Y añadió: "Mi vida útil probablemente haya terminado. Hace tiempo que terminó, desde antes de mi detención".

El abogado defensor Marc Mukasey dijo que su cliente había sido malinterpretado. "Sam no era un despiadado asesino en serie financiero que salía cada mañana a hacer daño a la gente", dijo Mukasey. "Sam Bankman-Fried no toma decisiones con malicia en el corazón. Toma decisiones con las matemáticas en la cabeza".

Un jurado determinó que Bankman-Fried utilizó ilegalmente el dinero de los depositantes de FTX para sufragar sus fastuosos gastos, que según las autoridades incluían la compra de propiedades de lujo en el Caribe, vuelos en jets privados, donaciones caritativas desmesuradas y contribuciones a candidatos políticos y el pago de sobornos a funcionarios chinos.

Los fiscales pedían una pena de prisión de entre 40 y 50 años

"El acusado victimizó a decenas de miles de personas y empresas, en varios continentes, durante un periodo de múltiples años. Robó dinero a clientes que se lo habían confiado, mintió a inversores, envió documentos falsos a prestamistas, inyectó millones de dólares en donaciones ilegales a nuestro sistema político y sobornó a funcionarios extranjeros. Cada uno de estos delitos es merecedor de una larga condena", afirman los fiscales en un escrito presentado ante el tribunal.

Los abogados, amigos y familiares de Bankman-Fried habían pedido clemencia, afirmando que era poco probable que volviera a delinquir. También afirmaron que los inversores de FTX han recuperado gran parte de sus fondos, una afirmación rebatida por los abogados de la quiebra, FTX y sus acreedores.

"El Sr. Bankman-Fried sigue viviendo una vida de ilusiones", escribió John Ray, el consejero delegado de FTX que ha estado saneando la empresa en quiebra. "El 'negocio' que dejó el 11 de noviembre de 2022 no era ni solvente ni seguro". 

"Sam no es el 'genio malvado' descrito en los medios de comunicación ni el villano codicioso descrito en el juicio", dijo Mukasey, calificando a su cliente de "delincuente no violento por primera vez". Bankman-Fried valía miles de millones de dólares sobre el papel como cofundador y consejero delegado de FTX, que fue la segunda mayor bolsa de criptodivisas del mundo en su momento.

El desplome de los precios de las criptomonedas en 2022 provocó la caída de FTX

FTX permitía a los inversores comprar docenas de monedas virtuales, desde Bitcoin a otras más oscuras como Shiba Inu Coin. Con miles de millones de dólares en efectivo de los inversores, Bankman-Fried sacó un anuncio de la Super Bowl para promocionar su negocio y compró los derechos de nombre de un estadio en Miami.

Pero el desplome de los precios de las criptomonedas en 2022 pasó factura a FTX y acabó provocando su caída. La filial de fondos de cobertura de FTX, conocida como Alameda Research, había comprado miles de millones de dólares de diversas inversiones en criptomonedas que perdieron cantidades considerables de valor en 2022. Bankman-Fried trató de tapar los agujeros en el balance de Alameda con fondos de clientes de FTX.

Otras tres personas del círculo íntimo de Bankman-Fried se declararon culpables de delitos relacionados y testificaron en su juicio. El nombre más importante de los tres era Caroline Ellison, que fue novia de Bankman-Fried. Ellison describió a Bankman-Fried como un individuo calculador que sabía que probablemente estaba cometiendo delitos cuando dirigía el uso de los fondos de los clientes. Otros dos antiguos amigos de Bankman-Fried, Gary Wang y Nishad Singh, también declararon que se sentían dirigidos por Bankman-Fried para cometer fraude.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿A qué distancia estamos de pagar impuestos en criptomonedas en Europa?

Se abre el juicio por el fraude de criptomonedas FTX de Sam Bankman-Fried

Arrestado el fundador de la fallida empresa de criptomonedas FTX Sam Bankman-Fried en Bahamas