Juan Diego Flórez cumple su sueño al triunfar en Salzburgo con jóvenes músicos de Perú

Juan Diego Flórez cumple su sueño al triunfar en Salzburgo con jóvenes músicos de Perú
Derechos de autor  euronews   -  
Por Katharina Rabillon  & Euronews

Los músicos de ‘Sinfonía por el Perú’ están decididos a cumplir sus sueños. Unos sueños que comenzaron a hacerse realidad cuando comenzaron a formar parte de un proyecto fantástico creado por Juan Diego Flórez. El astro de la ópera, mundialmente conocido, decidió poner la música al servicio de la sociedad y dar, a los niños de Perú, una magnífica oportunidad para que pudieran construirse un futuro, a través de la música.

"Me cambió la vida porque me dio una carrera, y me ofreció una nueva ilusión en mi vida", declara la joven flautista, Diana Espinoza.

Estos jóvenes músicos proceden de un entorno social desfavorecido. Forman parte de un visionario programa de educación musical en Perú, creado por el mundialmente conocido tenor Juan Diego Flórez.

"Encuentran una familia, encuentran un grupo. Saben que ellos solos pueden hacer cosas, pero juntos pueden conquistar el mundo", afirma Juan Diego Flórez, fundador y presidente de 'Sinfonía por el Perú'.

De Lima a Salzburgo. Juan Diego Flórez lleva a los jóvenes músicos de su proyecto 'Sinfonía por el Perú' a uno de los escenarios más famosos del planeta. La emoción y la presión, entre los jóvenes artistas, son perceptibles entre quienes van a actuar en el Festival de Salzburgo. Una de las jóvenes integrantes de ‘Sinfonía por el Perú’ es Diana, quien vive en uno de los barrios 'conflictivos' de Lima. 

El programa creado por Juan Diego Flórez ofrece clases de música gratuitas a miles de niños, en todo el país. 

Después de practicar un sinfín de horas, el duro trabajo de Diana ha dado sus frutos.

"Mamá, te tengo que contar algo: me seleccionaron para el Tour Sinfonía 2022", explica la joven flautista de 18 años, Diana Espinoza, a su madre.

"¡Uy, mi hijita! ¡Qué gran noticia! Lo hiciste bien, mi amor", contesta feliz Gladis Espinoza, madre de la joven música.

El programa que Diana y la orquesta interpretarán en el Festival de Salzburgo es versátil y desafiante.

"Nuevamente, felicitaciones. ¡A brillar en el escenario!", anima Gladis Espinoza a su hija.

"Es tan grandioso lo que está sucediendo... Se puede contar a toda la familia. Les ha cambiado la vida a todos, en todos los sentidos, fomentando los valores, la responsabilidad, su disciplina, el trabajo en equipo... Me siento muy orgullosa de mi hija", añade.

Este es un sueño hecho realidad, para Diana y los demás jóvenes músicos. En la ‘Orquesta Juvenil Sinfonía por el Perú’, solamente llegan a tocar juntos los músicos más talentosos de las distintas escuelas de música. Ellos son los embajadores de todo el proyecto, y las expectativas son altas.

"Estoy muy emocionada y siento una gran responsabilidad por asumir este reto. Sé que, junto con mis compañeros, en la orquesta, vamos a hacerlo muy bien", señala Diana Espinoza.

En los ensayos, Juan Diego Flórez guía el camino de sus jóvenes músicos con maestría y humor. Los artistas peruanos se aplican para asimilar los conocimientos que les brinda el 'astro de la ópera', en las sesiones previas al que va a ser uno de los conciertos más importantes de su vida.

"Por supuesto, yo también estoy nervioso por tener a ‘Sinfonía por el Perú’ como orquesta, mi orquesta, en cierto modo, detrás de mí... me emociona, y me pone un poco nervioso. Pero, tengo que decir que... cuando llegué a Salzburgo y ensayé con ellos, todo eso desapareció. Estoy seguro de que lo harán muy bien", declara Juan Diego Flórez.

Caminando por Salzburgo, el fundador y presidente de 'Sinfonía por el Perú' puede percibir el nerviosismo de algunos de sus 'alumnos', ante la actuación que les espera en la 'Ciudad de Mozart'.

"Yo siento que estamos muy nerviosos. Pero, ahora, el director nos da mucha tranquilidad y mucha seguridad, porque tiene el concepto muy claro. Tienen los fraseos muy claros, y nos hace sentir esa seguridad", explica la joven flautista Diana Espinoza.

Para el ‘maestro’ español Roberto González-Monjas, el encuentro ha sido igualmente estimulante.

"Tienen muy claro lo que tienen que hacer, son disciplinados, puntuales... Saben, exactamente, cómo y qué hacer. La excelencia a la que aspiran y el nivel que aportan, el orgullo que tienen interpretando obras musicales... eso es lo que creo que todos deberíamos observar y aprender", indica Roberto González-Monjas, director de orquesta.

En los días previos al concierto, en medio de su intenso programa de ensayos, los jóvenes músicos peruanos también tienen la oportunidad de descubrir los hermosos paisajes de Austria.

Muchos de los estudiantes del proyecto creado por Juan Diego Flórez proceden de entornos difíciles, pero ‘Sinfonía por el Perú’ les ha ayudado a superar los retos a los que se han enfrentado.

"El hecho de tener muchos problemas, no solamente yo, sino también los demás, o sea, todos mis compañeros... Podemos desahogarnos por medio de este hermoso arte que es la música. El hecho de estar aquí, en Austria, ya es un sueño hecho realidad, y no solamente para mí", afirma la contrabajista Nicole Revoredo.

"La iniciativa ‘Sinfonía por el Perú’ ha transformado mi vida, de todas las maneras posibles, en lo que respecta a mi vida personal. Me dio mucha más seguridad en mí misma, y también me dio una carrera con la que seguir. Ahora, sé que quiero dedicarme, al cien por cien, a la música", señala Diana Espinoza.

"Yo creo que a los latinoamericanos nos representa mucho nuestra unión con la música, la música popular... Ponemos música donde sea: para bañarnos, para comer, para desplazarnos en un vehículo... creo que, sin la música, no podríamos seguir siendo como somos", añade.

La cuenta atrás está en marcha. Para Juan Diego Flórez es importante que la orquesta muestre su espíritu y su ritmo.

"Aportan algo que no se percibe en otras orquestas, que es la energía, la forma de tocar todos juntos, y moverse todos juntos, el espíritu peruano. Y, en la música clásica, también, como decía, lo hacen diferente", declara el fundador y presidente de 'Sinfonía por el Perú'.

Tras varios días de ensayos y algunos nervios... ha llegado el momento de la verdad. Alrededor de ochenta jóvenes músicos de Perú están a punto de ocupar el centro del escenario del emblemático Festival de Salzburgo. Diana tiene un mensaje para el público.

"Yo quiero transmitirles una nueva visión de la música, porque venimos de otro continente. Quiero que experimenten emociones nuevas, porque también tocamos música latina, aparte de la música clásica", afirma la joven flautista Diana Espinoza.

"Todo mi grupo... toda la orquesta ha estado bastante nerviosa, pero ya, poco a poco, se han superado los nervios", añade la música peruana durante el intermedio de la actuación.

"Estoy emocionada, porque ya va a empezar la segunda parte del concierto. Espero que el público lo siga disfrutando", concluye antes de volver a salir a escena.

"Traen su espíritu, su entusiasmo, su optimismo y su mensaje. Es el mensaje de que, a ellos, la música les cambió la vida, y quieren cambiar el mundo con la música", sugiere Juan Diego Flórez.

"Bueno... los sueños son los que nos llevan al cielo, y mis sueños nunca se terminan. Así que, mi principal sueño, por supuesto, es poder llegar a más personas en Perú. Me gustaría llegar a un millón de niños", señala el creador y presidente de 'Sinfonía por el Perú', a modo de conclusión de la 'aventura en Salzburgo', con los jóvenes astros musicales de Perú.