EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El director danés Lars von Trier defiende sus polémicos comentarios sobre "las vidas de los rusos importan"

El director Lars Von Trier vuelve a estar en la cuerda floja (en la imagen, en el Festival de Cannes de 2011)
El director Lars Von Trier vuelve a estar en la cuerda floja (en la imagen, en el Festival de Cannes de 2011) Derechos de autor Francois Mori/AP2011
Derechos de autor Francois Mori/AP2011
Por David Mouriquand
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los comentarios del cineasta han llamado la atención de Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, que ha declarado: "La elección entre el verdugo y la víctima se convierte en tragedia cuando el artista elige el lado del verdugo".

PUBLICIDAD

El cineasta danés Lars von Trier, conocido por sus controversias, se defendió tras una polémica publicación en las redes sociales en la que criticaba la donación de aviones de combate F-16 a Ucrania.

El veterano provocador responsable de Dancer in the Dark (Bailarina en la oscuridad), ganadora de la Palma de Oro, y de otras películas como Melancholia y Nymphomaniac, escribió esta semana en Instagram "¡Las vidas rusas también importan!", tras la visita del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy a Dinamarca.

El mensaje de Von Trier iba dirigido "a Zelensky y al Putin, y también a Frederiksen (que ayer, como una enamorada perdidamente, posó en la cabina de una de las máquinas de matar más aterradoras de nuestro tiempo, con una sonrisa de oreja a oreja)". "¡Las vidas rusas también importan! Saludos cordiales, Lars".

El post de Von Trier atrajo la atención de los medios de comunicación rusos y ucranianos.

El post de Von Trier fue compartido en Twitter/X por Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, que escribió: "La guerra no es una película donde los actores juegan a la vida y la muerte. Detrás de cada terrorista ruso vivo, hay un ucraniano muerto".

"La elección entre el verdugo y la víctima se convierte en tragedia cuando el artista elige el lado del verdugo. Ucrania no vive en la abstracción, sino en una cruel realidad en la que los rusos son asesinos. Un simple consejo para un director famoso: imagínese que es un misil ruso el que vuela cada día sobre su ciudad, que su padre o su madre fueron asesinados, que su nieto fue llevado a Rusia y que un saqueador ruso violó a su mujer antes de quemar su casa. En este caso, la abstracción del humanismo hipócrita adquiere rasgos completamente distintos: la vida real, no la ficticia", subrayó.

En defensa de sus declaraciones, el cineasta de 67 años prosiguió: "Sólo estaba afirmando lo obvio: ¡que todas las vidas de este mundo importan! Una frase olvidada, al parecer, de una época en la que el pacifismo era una virtud".

En una entrevista con el diario danés Politiken, el profesor universitario Jakob Baek Kristensen afirmó que Rusia recibiría el primer cargo de von Trier "con los brazos abiertos".

"Apoya la idea de que Rusia no es un agresor despiadado, y que se trata de un conflicto legítimo en el que Rusia está igual de descontenta cada vez que sufre pérdidas", aseguró el investigador de medios sociales.

El director danés también fue noticia la semana pasada tras compartir un vídeo en Instagram en el que anunciaba su deseo de tener una "novia y musa".

Dice en el clip: "No sé a qué me he metido esta vez. Así que antes de ahogarme en publicidad petulante, permítanme aclarar algunas cosas. Tengo 67 años. Tengo Parkinson, TOC y un alcoholismo por el momento controlado. En resumen, con un poco de suerte aún me quedarán algunas películas decentes. Todo esto pretende ser un anuncio de contactos de la vieja escuela, en el que yo, sin saber lo más mínimo de redes sociales, [estoy] buscando novia/musa. Y a pesar de todos los lloriqueos, sigo insistiendo en que en un buen día, en la compañía adecuada, puedo ser un compañero encantador. Gracias por su infinita paciencia".

Conocido por su oscuro sentido del humor, Von Trier no es ajeno a la polémica, sobre todo cuando, en 2011, en el Festival de Cannes, declaró durante una rueda de prensa de la película Melancholia que "comprendía" a Hitler. Fue expulsado por los organizadores y posteriormente investigado por la policía danesa. Más tarde se disculpó por el comentario.

En 2017, la música y actriz Björk, a quien von Trier dirigió en la película musical de 2000 Dancer in the Dark, acusó al cineasta de acoso sexual.

Fuentes adicionales • AFP, Politiken

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿No irás a votar? Estos ilustradores de la UE quieren hacerte cambiar de opinión

Este es el secreto sobre cómo se construyeron las pirámides de Egipto

Cannes 2024: Greta Gerwig, presidenta del jurado, habla del movimiento #MeToo en Francia y de Donald Trump en la pantalla