Helen Mirren, Gene Simmonds y Boy George firman una carta de apoyo para incluir a Israel en Eurovisión

La actriz Helen Mirren posa para un retrato en Beverly Hills, California, el martes 15 de diciembre de 2009.
La actriz Helen Mirren posa para un retrato en Beverly Hills, California, el martes 15 de diciembre de 2009. Derechos de autor Matt Sayles/AP2009
Derechos de autor Matt Sayles/AP2009
Por Jonny Walfisz
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La misiva responde a las peticiones de que se prohíba al país participar en el festival de Eurovisión de este año, que se celebrará en Suecia.

PUBLICIDAD

Más de 400 creativos de la industria del espectáculo han firmado una carta en apoyo de la inclusión de Israel en el Festival de Eurovisión de este año. Helen Mirren, Gene Simmons y Boy George son algunos de los firmantes de la carta publicada por Creative Community For Peace (CCFP, siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro que trabaja para educar sobre el antisemitismo y hacer campaña contra el boicot cultural a Israel.

Mirren ha protagonizado recientemente Golda, una película biográfica sobre Golda Meir, la primera mujer que se convirtió en primera ministra de Israel. Otros nombres de la lista son el actor Liev Schrieber, el productor musical Scooter Braun y Sharon Osbourne. La carta abierta es una respuesta a las cartas abiertas firmadas por más de 2.000 músicos finlandeses, suecos e islandeses que piden que se prohíba al país participar en el Festival de Eurovisión de 2024.

Ambas cartas representan la polarizada conversación sobre las respuestas culturales a la guerra entre Israel y Hamás. La guerra comenzó después de que Hamás orquestara mortíferos ataques terroristas contra Israel el 7 de octubre del año pasado. Más de 1.200 personas murieron en los ataques y más de 200 rehenes fueron llevados a Gaza.

Tras los atentados del 7 de octubre, Israel lanzó una contraofensiva que ha sido ampliamente criticada por matar a un gran número de civiles palestinos. Desde octubre han muerto más de 28.000 palestinos, entre ellos más de 12.000 niños. Como consecuencia de los combates, se ha pedido la exclusión de Israel del Festival de Eurovisión, como se hizo con Rusia tras su invasión de Ucrania en 2022.

En apoyo de la inclusión de Israel, el presidente del CCFP, David Renzer, y el director ejecutivo, Ari Ingel, se refirieron a un festival de música que Hamás tuvo como objetivo en el ataque del 7 de octubre: "Nos unimos a los líderes de la industria del entretenimiento para rechazar el vilipendio de Israel en la escena musical mundial. Después de que miles de israelíes inocentes fueran asesinados, más de 360 de ellos en un festival de música mientras bailaban para celebrar la vida, ver a algunos responder de esta manera es vergonzoso".

"Esperamos que Eurovisión se mantenga firme ante este intento de boicot erróneo y discriminatorio. Queremos que el mundo sepa que la industria del entretenimiento apoya el Concurso y a todos los increíbles participantes de este año, incluido el de Israel", prosiguieron.  La carta abierta destaca el éxito de Israel en el Festival de Eurovisión desde hace muchos años: ganó en 1978, 1979, 1998 y 2018.

Suecia acogerá el concurso de 2024 después de que Loreen ganara la última edición
Suecia acogerá el concurso de 2024 después de que Loreen ganara la última ediciónMartin Meissner/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

El concurso de este año se celebrará en Malmö (Suecia) en mayo. La carta finlandesa, publicada el mes pasado, ha exigido que la Compañía Finlandesa de Radiodifusión (Yle) boicotee el concurso y se niegue a enviar una entrada finlandesa si se incluye a Israel.

"No está en consonancia con nuestros valores que un país que comete crímenes de guerra y continúa una ocupación militar reciba un escenario público para pulir su imagen en nombre de la música", reza la petición finlandesa.

Esta semana, el Festival de Sanremo, el concurso de canción italiano que elige la canción de la nación para Eurovisión, atrajo la polémica cuando el concursante tunecino-italiano Ghali exigió "detener el genocidio" en la final del programa. Las declaraciones de Ghali fueron criticadas por el embajador israelí en Italia, Alon Bar, y el director general de la RAI, Roberto Sergio, expresó su solidaridad "con el pueblo de Israel y la comunidad judía".

En respuesta a los comentarios de la emisora, manifestantes propalestinos se enfrentaron a la policía italiana frente a la sede de la RAI en Nápoles. La Unión Europea de Radiodifusión (UER), que supervisa la organización del concurso, ha reiterado que Eurovisión es un acontecimiento "apolítico", y que Israel cumple todas las condiciones para participar.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La diseñadora de lujo Nancy González, condenada a prisión por contrabando de bolsos de cocodrilo

El escritor David Mamet arremete contra el "totalitarismo fascista" de la diversidad en Hollywood

Céline Dion: "No sé si volveré a los escenarios, mi cuerpo me lo dirá"