Uno de cada cinco jóvenes no sabe reconocer un calabacín

Calabacines para unos, calabacines para otros, pero inidentificables para muchos jóvenes franceses.
Calabacines para unos, calabacines para otros, pero inidentificables para muchos jóvenes franceses. Derechos de autor Liz Hafalia/San Francisco Chronicle
Derechos de autor Liz Hafalia/San Francisco Chronicle
Por Sylvia Omorodion
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según un estudio, uno de cada cinco jóvenes, de 15 a 24 años, es incapaz de identificar un calabacín en una foto, mientras que el 18% lo ve como un pepino y el 2% como una berenjena. También sugiere que un número significativo de jóvenes tiene dificultades para mantener una dieta sana y equilibrada.

PUBLICIDAD

Al parecer, el Gobierno francés está estudiando cómo potenciar la educación alimentaria en el hogar tras un nuevo estudio que afirma que uno de cada cinco jóvenes no sabe identificar las verduras cotidianas.

Una encuesta del estudio Harris Interactive titulada "Los franceses y la alimentación cotidiana" pone de manifiesto las disparidades de comportamiento alimentario entre los distintos grupos de edad de la población francesa.

El 20 % de los jóvenes de entre 15 y 24 años no saben distinguir entre un calabacín y un pepino. Ante la imagen de esta hortaliza, el 18% creyó reconocer un pepino, mientras que el 2% creyó ver una berenjena.

Entre los mayores de 24 años, entrevistados también a partir de las mismas imágenes, los resultados tampoco fueron prometedores: El 11% no reconoce los calabacines y el 10% los confunde con pepinos.

Un comprador elige entre una variedad de coliflor.
Un comprador elige entre una variedad de coliflor.Paul Chinn/San Francisco Chronicle

La fruta está en el ojo del que mira

Cuando se trata de otros alimentos, el porcentaje de personas incapaces de reconocer una fruta y una verdura desciende; el pomelo es confundido con una naranja sanguina por el 16% de los franceses. Esta vez la proporción es menor entre los jóvenes menores de 25 años, un 12% de los cuales comete el mismo error.

La coliflor también fue sometida a la misma prueba, en la que sólo un 4% de los encuestados entre 15 y 24 años no supo responder, frente a apenas un 1% en el conjunto de la población.

A raíz de estos resultados, la ministra delegada Olivia Grégoire ha manifestado la voluntad del Gobierno de promover una educación alimentaria más sólida, afirmando que esta es a la vez "una cuestión de salud pública de primer orden" y "una cuestión de poder adquisitivo".

El presidente francés Emmanuel Macron se reúne con alumnos mientras visita un comedor escolar en Saint-Sozy, suroeste de Francia.
El presidente francés Emmanuel Macron se reúne con alumnos mientras visita un comedor escolar en Saint-Sozy, suroeste de Francia.Ludovic Marin/Copyright 2019 The AP. All rights reserved.

Para animar a las nuevas generaciones a comer mejor, cocinar y consumir productos frescos, el 83% de los jóvenes está de acuerdo en que debería haber una mejor información y educación sobre los productos alimentarios en las escuelas.

"Dime qué comes y te diré quién eres"

Aunque la excelencia percibida de la cocina y los restaurantes franceses ha representado durante mucho tiempo una parte vital de la identidad cultural del país, estos sorprendentes resultados demuestran que los jóvenes no hacen pisto en casa.

El estudio muestra que el consumo de frutas y verduras frescas es menos frecuente entre los jóvenes, que recurren más a los platos elaborados (44% frente a 23%). De hecho, el 89% de los jóvenes de 15 a 24 años prefiere los alimentos ricos en almidón (pasta, arroz, patatas) y el 40% consume conservas y tarros.

Una hamburguesa con queso de un restaurante McDonald’s.
Una hamburguesa con queso de un restaurante McDonald’s.Marcio Jose Sanchez/AP2009

Más de la mitad de los jóvenes de 15 a 24 años, el 59%, come al menos una vez a la semana en un restaurante decomida rápida, frente al 37% de toda la población. Mientras tanto, sólo el 46% de los encuestados afirma cocinar productos frescos como calabacín y pepino todos o casi todos los días.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Vivir cerca de bares y restaurantes de comida rápida podría ser perjudicial para la salud, según un estudio

Las bolsas de té y la comida para llevar están relacionadas con altos niveles de "sustancias químicas que duran para siempre"

¿Cuál es el futuro de la alimentación? Seis maneras de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de lo que comemos