Vivir cerca de bares y restaurantes de comida rápida podría ser perjudicial para la salud, según un estudio

Vivir cerca de pubs, bares y restaurantes de comida rápida, asociado a un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca, según un estudio
Vivir cerca de pubs, bares y restaurantes de comida rápida, asociado a un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca, según un estudio Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Oceane Duboust
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según un nuevo estudio, los participantes que se encontraban cerca de los lugares con mayor densidad de establecimientos de comida preparada tenían un 16% más de riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca.

PUBLICIDAD

Vivir cerca de pubs, bares y restaurantes de comida rápida puede aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca, según un nuevo estudio. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y el nuevo estudio publicado en la revista Circulation: Heart Failure, sugiere que el lugar de residencia puede marcar la diferencia.

Los investigadores analizaron los datos de medio millón de adultos del Biobanco del Reino Unido con edades comprendidas entre los 37 y los 73 años. "La mayoría de las investigaciones anteriores sobre la relación entre nutrición y salud humana se han centrado en la calidad de los alimentos, sin tener en cuenta el impacto del entorno alimentario", afirma en un comunicado Lu Qi, autor principal del estudio y profesor de epidemiología de la Universidad de Tulane (EE.UU.) .

"Nuestro estudio subraya la importancia de tener en cuenta el entorno alimentario en la investigación sobre nutrición", y añade que este tipo de restaurantes suelen servir comida poco saludable.

Riesgo de insuficiencia cardiaca un 16% mayor cuando se está rodeado de locales de comida rápida

Los investigadores evaluaron la exposición de las personas a pubs, bares y restaurantes de comida rápida en función de la proximidad (vivir a menos de un kilómetro) y la densidad (el número total de establecimientos de comida preparada en un kilómetro).

Las personas que vivían a menos de 500 metrosde bares y pubs tenían un riesgo de insuficiencia cardiacaun 13% mayor que las que vivían a más de dos kilómetros. En el caso de los restaurantes de comida rápida, el riesgo era del 10%.

En general, los participantes que vivían en zonas con la mayor densidad de establecimientos de comida preparada, sobre todo pubs, bares y locales de comida rápida, tenían un riesgo un 16% mayor de sufrir insuficiencia cardiaca en comparación con los que no tenían cerca estos restaurantes.

Según la Clínica Mayo, la insuficiencia cardiaca se produce cuando el músculo cardiaco no bombea la sangre con eficacia, lo que provoca un reflujo de sangre y una posible acumulación de líquido en los pulmones, con la consiguiente dificultad para respirar.

"Estudios anteriores han sugerido que la exposición a entornos con alimentos listos para el consumo está asociada a riesgos de otros trastornos, como la diabetes de tipo 2 y la obesidad, que también pueden aumentar el riesgo de insuficiencia cardiaca", señala Qi.

El nivel socioeconómico también puede ser un factor

La proximidad de locales de comida rápida y bares no es el único factor de riesgo. El riesgo de insuficiencia cardiaca era mayor entre los participantes sin título universitario y los adultos de zonas urbanas sin acceso a gimnasios. El estudio parece corroborar investigaciones anteriores realizadas en los Países Bajos y Suecia.

"La inseguridad alimentaria está frecuentemente interconectada con una composición de bajo nivel socioeconómico y entornos de alimentos listos para el consumo", señala el estudio, y la inseguridad alimentaria es un "determinante social notable" en lo que respecta a los riesgos de insuficiencia cardíaca.

Los investigadores también insistieron en la importancia de realizar estudios más amplios, ya que su grupo demográfico está formado por más de un 94% de europeos blancos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Dietas populares como la keto o el ayuno intermitente podrían ayudar a prevenir o ralentizar la propagación del cáncer

Los alimentos ultraprocesados afectan la salud: científicos revelan 32 efectos dañinos

¿Qué países de la UE son los más afectados por la creciente crisis de obesidad?