Aumentan las condenas por el "moralmente indefendible" discurso de Jonathan Glazer en los Óscar

Aumentan las condenas por el discurso "moralmente indefendible" de Jonathan Glazer en los Oscar
Aumentan las condenas por el "moralmente indefendible" discurso de Jonathan Glazer en los Oscars Derechos de autor Jordan Strauss/Invision/AP
Derechos de autor Jordan Strauss/Invision/AP
Por David Mouriquand
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El director del drama sobre el Holocausto "La zona de interés", ganador de un Oscar, afirmó que los asesinados tanto en Israel como en Gaza fueron víctimas de la "deshumanización".

PUBLICIDAD

Los Óscar de este año han sido una ceremonia relativamente discreta, en la que muy pocas estrellas y cineastas se han pronunciado directamente sobre el actual conflicto en Oriente Medio en el que es, sin lugar a dudas, el mayor escenario de Hollywood.

Antes de la ceremonia, varias celebridades expresaron su opinión, pero ante el temor de que hablar pudiera repercutir negativamente en sus carreras, la mayoría optó por el silencio, algo que resulta aún más flagrante si se tiene en cuenta que la noche de los premios comenzó con manifestantes que exigían el alto el fuego y bloqueaban el tráfico a las puertas del Dolby Theatre.

En la 96ª edición de los Oscar, algunos famosos, como Mark Ruffalo y Billie Eilish, lucieron pins pidiendo el alto el fuego, pero sólo un discurso de agradecimiento se atrevió a abordar la guerra en Gaza.

Fue el de Jonathan Glazer, el director del desgarrador drama sobre el Holocausto "La Zona de Interés", una de nuestras películas imprescindibles del año. 

Glazer subió al escenario junto al productor James Wilson para recoger el Oscar a la mejor película internacional -la primera vez que Gran Bretaña gana el premio- por su adaptación en lengua alemana y rodada en Polonia de la novela de Martin Amis. La película, estrenada el año pasado en Cannes y galardonada con el Gran Premio, se centra en la familia del comandante más antiguo de Auschwitz, Rudolf Höss.

James Wilson, de izquierda a derecha, Leonard Blavatnik y Jonathan Glazer aceptan el premio por "La Zona de Interés"
James Wilson, de izquierda a derecha, Leonard Blavatnik y Jonathan Glazer aceptan el premio por "La Zona de Interés"Chris Pizzello/Invision/AP

El director, que es judío, afirmó que los asesinados tanto en Israel como en Gaza fueron víctimas de la "deshumanización".

Nuestra película muestra a dónde conduce la deshumanización en su peor momento. Ha marcado todo nuestro pasado y nuestro presente.

Y continuó: "Ahora mismo estamos aquí como hombres que refutan su judaísmo y el Holocausto secuestrado por una ocupación que ha llevado al conflicto a tanta gente inocente. Ya sean las víctimas del 7 de octubre en Israel o del actual ataque en Gaza, todas las víctimas de esta deshumanización, ¿cómo resistimos?".

Terminó rindiendo homenaje a Alexandria Bystroń-Kołodziejczyk, una anciana polaca a la que había conocido, que había trabajado para la resistencia polaca cuando tenía 12 años. Bystroń-Kołodziejczyk contó cómo iba en bicicleta al campo de exterminio para dejar manzanas, un acto de resistencia silencioso y encubierto, que se ve en la película a través de inquietantes escenas rodadas en negativo.

"Usamos su bicicleta y el vestido que lleva el actor era el suyo. Por desgracia, murió unas semanas después de que habláramos".

"(Ella) brilla en la película como lo hizo en vida", dijo Glazer durante su discurso de los Oscar. "Dedico esto a su memoria y a su resistencia".

Fotograma de "La Zona de Interés"
Fotograma de "La Zona de Interés"A24

El emotivo discurso fue uno de los momentos más destacados de la noche, pero ahora, Glazer ha recibido críticas por sus palabras, concretamente de la Fundación de Supervivientes del Holocausto de Estados Unidos (HSF).

En una carta abierta publicada en el sitio web de la organización, el presidente de la fundación, David Schaecter, escribió:

"Observé con angustia el domingo por la noche cuando le oí utilizar la plataforma de la ceremonia de los Oscar para equiparar la brutalidad maníaca de Hamás contra israelíes inocentes con la difícil pero necesaria autodefensa de Israel ante la continua barbarie de Hamás. Sus comentarios fueron objetivamente inexactos y moralmente indefendibles".

Y continuó: "Hizo una película sobre el Holocausto y ganó un Óscar. Y usted es judío. Bien por usted. Pero es vergonzoso que pretenda hablar en nombre de los seis millones de judíos, entre ellos un millón y medio de niños, que fueron asesinados únicamente por su identidad judía".

Schaecter añadió: "Debería darle vergüenza utilizar Auschwitz para criticar a Israel. Si la creación, existencia y supervivencia del Estado de Israel como Estado judío equivale a 'ocupación' en tu mente, entonces es obvio que no has aprendido nada de tu película".

Los comentarios de Glazer también fueron atacados por la Liga Antidifamación, que publicó un mensaje en las redes sociales en el que afirmaba que sus comentarios eran "censurables".

"Israel no está secuestrando el judaísmo ni el Holocausto al defenderse de terroristas genocidas. Los comentarios de Glazer en los Óscar son incorrectos y moralmente reprobables. Minimizan la Shoah y excusan el terrorismo del tipo más atroz".

En una declaración compartida con The Hollywood Reporter de Allison Josephs, fundadora y directora ejecutiva de Jew in the City, Josephs hizo los siguientes comentarios:

PUBLICIDAD

"Glazer podría haber hablado de cómo la deshumanización de los judíos llevó a la gente a no creer que se utilizara la violencia sexual contra las mujeres israelíes o que se tratara de una 'resistencia justificada'. Podría haber dicho que la deshumanización de los judíos llevó a la gente a celebrar y/o negar que el 7 de octubre hubiera ocurrido. Podría haber señalado que el 7 de octubre fue el día más mortífero para los judíos desde el Holocausto".

"En lugar de eso, Glazer utilizó un estribillo común de los que odian a los judíos: que el Holocausto es la 'tarjeta de salida de la cárcel' para los judíos. Culpó a los judíos de su propia masacre diciendo que 'la ocupación llevó al conflicto a mucha gente', por lo que refutó su judaísmo y que el Holocausto se utilizara con este fin. Cillian Murphy aceptó su premio como 'un irlandés muy orgulloso'. Ojalá tuviéramos un SOLO judío en Hollywood que aceptara su premio como un judío muy orgulloso".

Afiche de "La Zona de Interés"
Afiche de "La Zona de Interés"A24

Afortunadamente, Glazer también ha recibido apoyo por sus comentarios, incluso de la organización de veteranos militares israelíes Rompiendo el Silencio, que publicó una declaración en las redes sociales: "(Glazer) adoptó una postura inequívoca contra la cínica utilización del judaísmo y el Holocausto en nombre de la justificación de la ocupación...".

"Nos negamos a aceptar la facilidad con la que la sangre y las vidas de civiles se utilizan como justificación de ideologías políticas, o como moneda de cambio. La empatía no es un juego de suma cero".

Fuentes adicionales • Hollywood Reporter

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

‘Oppenheimer’ arrasa con siete óscares y 'La sociedad de la nieve', de Bayona, se queda sin premio

El campeón nigeriano de ajedrez bate un nuevo récord con un maratón de 60 horas

Día de las tiendas de discos 2024: ¿Qué lanzamientos deberías tener en cuenta?