EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El cineasta iraní Mohammad Rasoulof huye a Europa antes de su estreno en Cannes

Mohammad Rasoulof huye a Europa antes del estreno en Cannes
Mohammad Rasoulof huye a Europa antes del estreno en Cannes Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por David Mouriquand
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El director de cine iraní Mohammad Rasoulof ha abandonado Irán tras ser condenado a ocho años de prisión por cargos relacionados con la seguridad nacional, antes de la inauguración del Festival de Cannes, donde su nueva película está en competición.

PUBLICIDAD

El aclamado cineasta iraní Mohammad Rasoulof ha confirmado que ha conseguido salir de su país sin permiso oficial, tras ser condenado a ocho años de cárcel y flagelación por delitos contra la seguridad nacional.

La semana pasada, el tribunal iraní consideró que las películas y documentales de Rasoulof eran "ejemplos de connivencia con la intención de cometer un delito contra la seguridad del país". Esta condena se produjo días antes del comienzo del Festival de Cine de Cannes, donde su nueva película, 'La semilla del higo sagrado', se estrenará en competición el viernes 24 de mayo.

En un comunicado emitido desde un lugar no revelado de Europa, el cineasta, de 52 años, confirma la noticia de su salida clandestina, describe la desgarradora represión de su equipo en Irán y pide a la comunidad cinematográfica internacional "apoyo efectivo".

"Estoy agradecido a mis amigos, conocidos y personas que amablemente, desinteresadamente, y a veces arriesgando sus vidas, me ayudaron a salir de la frontera y llegar a un lugar seguro en el difícil y largo camino de este viaje", escribió Rasoulof en su página de Instagram.

Aunque algunos medios se han hecho eco de unas declaraciones de su abogado en las que anunciaba su asistencia a Cannes, un comunicado de los distribuidores franceses del director fue más circunspecto sobre su participación en el festival, diciendo que Rasoulof estaba "actualmente alojado en un lugar no revelado en Europa, lo que plantea la posibilidad de que pueda estar presente en el estreno mundial de su película más reciente."

"Estamos muy contentos y aliviados de que Mohammad haya llegado sano y salvo a Europa tras un peligroso viaje. Esperamos que pueda asistir al estreno en Cannes", añadió en el comunicado Jean-Christophe Simon, Director General de Films Boutique y Parallel45.

No está claro cómo salió Rasoulof de Irán. Se sabe que los disidentes que se sienten en peligro ante las autoridades de la república islámica intentan cruzar a Europa a través de la montañosa frontera terrestre con Turquía.

Rasoulof lleva años en el punto de mira del régimen autoritario, y el momento de su reciente condena parece un intento de presionar al Festival de Cannes para que retire la película del certamen.

Rasoulof tiene prohibido salir de Irán desde 2017. Cumplió condena en la cárcel entre julio de 2022 y febrero de 2023, y fue liberado anticipadamente debido a la amnistía general para miles de presos en Irán tras las protestas generalizadas. Poco después de su liberación, se le notificó que había un nuevo caso abierto contra él, esta vez sobre su película 'There Is No Evil' (2020), que en su ausencia forzada ganó el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Rasoulof no es un desconocido en Cannes, ya que ha proyectado 'Goodbye' (2011), 'Manuscripts Don't Burn' (2013) y 'A Man Of Integrity' (2017) en el festival. Todas sus películas lanzan una mirada crítica sobre las consecuencias de la vida bajo un régimen autoritario.

La identidad del reparto y el equipo, así como los detalles de la trama y el guion de 'La semilla de la higuera sagrada' se han mantenido en secreto debido a la preocupación por las represalias del régimen iraní.

Declaración completa de Rasoulof:

Llegué a Europa hace unos días tras un largo y complicado viaje.

Hace aproximadamente un mes, mis abogados me informaron de que mi condena a ocho años de prisión había sido confirmada en el tribunal de apelación y que se ejecutaría en breve. Sabiendo que la noticia de mi nueva película se revelaría muy pronto, sabía que, sin duda, a esos ocho años se añadiría una nueva condena. No tenía mucho tiempo para tomar una decisión. Tenía que elegir entre la cárcel o irme de Irán. Con el corazón encogido, elegí el exilio. La República Islámica confiscó mi pasaporte en septiembre de 2017. Por lo tanto, tuve que abandonar Irán en secreto.

Por supuesto, me opongo firmemente a la injusta sentencia reciente contra mí que me obliga a exiliarme. Sin embargo, el sistema judicial de la República Islámica ha dictado tantas decisiones crueles y extrañas que no creo que me corresponda quejarme de mi sentencia. Se están ejecutando condenas a muerte, pues la República Islámica ha atentado contra la vida de manifestantes y activistas de los derechos civiles. Es difícil de creer, pero ahora mismo, mientras escribo esto, el joven rapero Toomaj Salehi está en prisión y ha sido condenado a muerte. El alcance y la intensidad de la represión han llegado a un punto de brutalidad en el que la gente espera noticias de otro atroz crimen gubernamental cada día. La maquinaria criminal de la República Islámica viola continua y sistemáticamente los derechos humanos.

Antes de que los servicios de inteligencia de la República Islámica fueran informados de la producción de mi película, varios de los actores consiguieron salir de Irán. Sin embargo, muchos de los actores y agentes de la película siguen en Irán y el sistema de inteligencia los presiona. Han sido sometidos a largos interrogatorios. Las familias de algunos de ellos han sido citadas y amenazadas. Debido a su aparición en esta película, se presentaron demandas judiciales contra ellos y se les prohibió salir del país. Asaltaron la oficina del director de fotografía y se llevaron todo su equipo de trabajo. También impidieron que el ingeniero de sonido de la película viajara a Canadá. Durante los interrogatorios del equipo de rodaje, las fuerzas de inteligencia les pidieron que me presionaran para retirar la película del Festival de Cannes. Intentaban convencer al equipo de rodaje de que no conocían la historia de la película y de que habían sido manipulados para participar en el proyecto.

A pesar de las enormes limitaciones a las que yo y mis colegas y amigos nos enfrentamos al hacer la película, intenté conseguir una narración cinematográfica que se aleja de la narrativa dominada por la censura en la República Islámica y se acerca más a su realidad. No me cabe duda de que restringir y reprimir la libertad de expresión no puede justificarse, aunque se convierta en un acicate para la creatividad, pero cuando no hay manera, hay que encontrar una.

La comunidad cinematográfica mundial debe garantizar un apoyo efectivo a los realizadores de este tipo de películas. Hay que defender la libertad de expresión, en voz alta y clara. Las personas que se enfrentan valiente y desinteresadamente a la censura, en lugar de apoyarla, tienen la seguridad de la importancia de sus acciones gracias al apoyo de las organizaciones cinematográficas internacionales. Como sé por experiencia personal, puede ser una ayuda inestimable para que continúen su vital labor.

Muchas personas han contribuido a la realización de esta película. Mis pensamientos están con todas ellas, y temo por su seguridad y bienestar.

PUBLICIDAD

El Festival de Cannes comienza este martes 14 de mayo. La película de Rasoulof, 'La semilla de la higuera sagrada', se estrena el viernes 24 de mayo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cannes 2024: Los 10 aspirantes a la Palma de Oro a los que hay que prestar atención

El cineasta iraní Mohammad Rasoulof, condenado a ocho años de cárcel y flagelación

Irán condena a seis meses de prisión a dos cineastas por presentar su película en Cannes