This content is not available in your region

Cómo pretenden llegar Europa y China a la neutralidad de carbono

euronews_icons_loading
Cómo pretenden llegar Europa y China a la neutralidad de carbono
Derechos de autor  euronews
Por Jeremy Wilks  & Euronews

Con motivo de la celebración de la cumbre COP26 en Glasgow, Euronews y la cadena china CGTN han reunido a expertos de Europa y China en un programa de debate para discutir el camino hacia la neutralidad de carbono.

La sociedad es consciente de que hay que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo y que los ciudadanos deben colaborar para cumplir con los objetivos del acuerdo climático de París. Pero una de las cuestiones más complicadas es cómo definir y, luego, seguir la hoja de ruta hacia esos objetivos.

En primer lugar: ¿por qué la neutralidad de carbono? ¿Es el único objetivo aceptable? Según Diana Ürge-Vorsatz, profesora de Ciencias Ambientales de la Universidad Centroeuropea de Viena, la respuesta es sí.

"Me temo que sí tenemos que fijar un objetivo de neutralidad de carbono, y eso no es negociable. Estabilizar el clima a cualquier nivel requiere que lleguemos a cero emisiones de dióxido de carbono. A largo plazo, si la humanidad quiere sobrevivir, tenemos que dejar de utilizar los combustibles fósiles", subraya Diana Ürge-Vorsatz.

©
Euronews DEBATES©

Muchos países desarrollados tienen el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050. Sin embargo, China se ha propuesto hacer lo mismo en 2060. "¿Por qué?", se pregunta el presentador de la cadena CGTN, Wei Tian.

"Bueno, creo que China está adoptando un enfoque muy práctico y también metódico al respecto. Porque China es el mayor país en desarrollo del mundo. En realidad, si se hacen cuentas, se verá que ese compromiso de 2060 ya es de por sí audaz", responde Jianyu Zhang, director ejecutivo del Instituto de Desarrollo ‘Verde’ de la BRI.

El crecimiento de China, al igual que el de muchos otros países, ha sido alimentado, en gran medida, por el carbón; considerado, en general, como el más sucio de los combustibles fósiles.

"¿Cómo se soluciona el problema del carbón? Porque el carbón forma parte de una tecnología del siglo pasado, pero es lo que impulsa todo este crecimiento y desarrollo. ¿Cómo se va a limpiar su huella?", se pregunta el periodista de Euronews, Jeremy Wilks.

Changhua Wu, director en The Office of Jeremy Rifkin, para China y Asia, afirma que se logrará terminar con el carbón.

"Así que, por supuesto y por desgracia, tenemos que abordar el tema del carbón lo antes posible, y eso ya está planeado. Pero lo más importante, en realidad, es que China está rediseñando, literalmente, su sistema energético nacional", señala Changhua Wu.

Jianyu Zhang también intervino en esta cuestión, asegurando que "no se trata solamente de la utilización del carbón. Tenemos que ver el asunto en su totalidad, porque es la crisis climática global lo que estamos tratando de resolver", añadió.

El cambio hacia las energías renovables tiene sus dificultades. De momento, las ‘renovables’ tienen una cuota de mercado de alrededor del 20 % en Europa. En el futuro, es necesario que estas energías alcancen cuotas del 70 %, el 80 % o incluso más. En este contexto, ¿cómo debe gestionar la sociedad el consumo de energía cuando el sol no brilla y no sopla el viento?

Ajay Gambhir, investigador principal del Instituto Grantham para el Cambio Climático y el Medio Ambiente del Imperial College de Londres, ofrece al grupo de expertos un ejemplo de cómo será esta revolución energética en la práctica.

"Dentro de unos años, conectaremos nuestros coches a la red eléctrica, y las baterías de esos coches devolverán la electricidad a la red. Ya hay varias compañías eléctricas que están probando las llamadas ‘tecnologías de vehículos a la red’. Así que, nuestros coches contribuirán como una especie de 'minicentrales eléctricas' y, de ese modo, proporcionarán almacenamiento de energía", afirma Ajay Gambhir.

La profesora Ürge-Vorsatz afirma que también “debemos centrarnos en el entorno construido y en las eficiencias que pueden obtenerse fácilmente”.

Así, explica que "hoy sabemos, por ejemplo, cómo construir y readaptar edificios de forma que sean básicamente, una especie de centrales eléctricas, de modo que produzcan más energía de la que consumen esos edificios y las personas que viven en ellos. Así que, podemos reducir el consumo energético en un 90%, simplemente con innovación y sin tener que recurrir a altas tecnologías que resultan costosas", afirma.

Lograr la neutralidad de carbono es un gran reto que implicará cambios significativos en la forma de alimentar energéticamente, la Tierra.

Sin embargo, si los ciudadanos quieren frenar el calentamiento del planeta, este es un reto que, tarde o temprano, tendrán que alcanzar.