This content is not available in your region

Advertencia de Anders Levermann sobre las graves consecuencias del cambio climático

euronews_icons_loading
Advertencia de Anders Levermann sobre las graves consecuencias del cambio climático
Derechos de autor  euronews
Por Euronews

El aumento del nivel del mar, con agua cada vez más caliente, y el deshielo del Polo Norte y el Polo Sur, son algunas de las mayores amenazas del cambio climático para las ciudades de todo el mundo.

Anders Levermann, catedrático de Dinámica del Clima en el Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam, Alemania, explica a Euronews por qué hay que tomarse esto muy en serio y cómo hacer frente a esta amenaza.

"El aumento del nivel del mar es una consecuencia representativa del calentamiento del clima que provocamos al quemar petróleo, gas y carbón. Pero no es la única consecuencia. Hay otras que resultan mucho más amenazantes para el ser humano, y también para la forma en que vivimos. Se trata, sobre todo, de los fenómenos meteorológicos extremos y del ‘desplazamiento’ de las zonas climáticas. La subida del nivel del mar afecta directamente a nuestra economía, al presupuesto del que disponen las ciudades costeras, que ahora tienen que invertir en la protección del clima. Y afecta directamente a nuestro patrimonio cultural, a lo que dejaremos como legado para la humanidad", declara Anders Levermann.

"Durante varias décadas, solamente algunos grandes problemas a largo plazo, como el desempleo y el crecimiento económico, se han tomado en serio en los países occidentales. Así que, el aumento del nivel del mar tiene que entrar, exactamente, en esta categoría", añade.

"Si cumplimos con los acuerdos de la Convención del Clima de París, muchas ciudades del planeta, muchas ciudades costeras del planeta, podrán adaptarse a la subida del nivel del mar. Costará mucho, pero será posible. Si no cumplimos con los acuerdos, por cada grado adicional de calentamiento provocaremos un aumento de dos metros y medio, más, del nivel del mar. Esto significa que, si llegamos a los cuatro grados a finales de siglo y permitimos un escenario sin cambios, provocaremos un aumento del nivel del mar, de más de 10 metros, en el mundo, a largo plazo. Y, eso, significa que tendremos que abandonar ciudades costeras como Nueva York, Nueva Orleans, Rotterdam y Hamburgo", concluye el catedrático de Dinámica del Clima en el Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam.