This content is not available in your region

Solo un cuarto de los empleos en acuicultura son de mujeres

euronews_icons_loading
Solo un cuarto de los empleos en acuicultura son de mujeres
Derechos de autor  Euronews
Por Denis Loctier

Solo el 23% de la mano de obra total en la acuicultura europea son mujeres. En general, las trabajadoras en los sectores de productos del mar de la UE tienden a ocupar puestos de bajo valor, y su contribución a menudo no se reconoce, se paga de forma insuficiente o incluso no se paga.

La industria ve cada vez más esta falta de equilibrio de género como un problema, a menudo relacionado con percepciones sociales obsoletas y la falta de conciencia de las mujeres jóvenes sobre las oportunidades laborales en los sectores pesqueros, incluida la acuicultura. En Grecia, la Organización Helénica de Productores Acuícolas (HAPO) promueve una mayor igualdad de género mediante la realización de campañas de sensibilización, en particular entre los estudiantes que eligen sus futuras carreras.

Ismini Bogdanou, directora de comunicación de HAPO, lo explica:

"La acuicultura es un gran empleador griego. Indirectamente, empleamos a 12 000 personas y directamente a 5 000, la mayoría en áreas rurales. Es muy importante para las familias y las comunidades locales, porque estas áreas no siempre son áreas que tienen otras fuentes de ingresos".

"Si decimos que empleamos directamente a 5000 personas, solo el 27 por ciento de estas personas son mujeres, y están especialmente empleadas en el sector del embalaje".

"Cuando la gente piensa en la acuicultura, lo único que puede imaginar es gente trabajando en condiciones difíciles en el mar, alrededor de las jaulas o en instalaciones de envasado donde la temperatura es bastante baja. Las mujeres jóvenes no saben cuántos puestos podrían ocupar en la acuicultura, desde científicas hasta marketing, ventas, abogadas y todas las etapas intermedias".

"Necesitamos diversidad y necesitamos transformación. Las mujeres tienen la capacidad de ser muy adaptables, de trabajar bien con otras personas. Son buenos negociadores y muy aplicadas en el trabajo. Además, se concentran mucho. Sería bueno que el sector fuera diverso, presentar no solo mujeres, sino también personas mayores y jóvenes, traer nuevas ideas, nuevas tecnologías, gente de fuera que venga con ideas avanzadas sobre cómo trabajar en acuicultura. Esto crearía un gran cambio en la forma en que trabajamos hoy".