El cultivo de algas como alimento para las personas llega a Suecia

El cultivo de algas como alimento para las personas llega a Suecia
Derechos de autor  Denis Loctier/Euronews   -  
Por Denis Loctier

El cultivo de algas como alimento para las personas llega a Suecia. "Lo vemos como una especie de revolución azul que se avecina", dice Jonatan Gerrbo, desarrollador de negocios de Nordic Seafarm. Esta pequeña empresa cultiva algas a lo largo de la costa occidental de Suecia y las suministra congeladas o secas al emergente mercado escandinavo.

El cultivo de especies de algas como el alga azucarera o la lechuga de mar puede proporcionar alimentos más sanos y nutritivos a la creciente población del planeta, de una forma que podría ser más respetuosa con el medio ambiente que la agricultura tradicional. 

Se ha demostrado que las granjas de algas de tamaño razonable absorben el CO2 y el exceso de nutrientes en el agua, ayudando a mantener el mar limpio y creando nuevos hábitats para los peces. Además, el cultivo de algas podría ser bueno para la economía costera. Según la coalición "Algas para Europa", esta industria podría crear 115 mil nuevos puestos de trabajo para 2030.

"Necesitamos cultivar algas para poder producir alimentos y otros materiales de forma más sostenible", asegura Gerrbo.

Algunos de los grandes problemas que que acarrea la agricultura y la producción de alimentos tradicional es que emplea demasiada tierra y demasiada agua dulce. Lo bueno de las algas es que no utilizan nada de tierra, ya que lo único que necesitan es la luz del sol y lo que ya está en el océano.

En Asia, las algas han sido durante miles de años un alimento propio de su dieta. China, Japón y las dos Coreas son productoras tradicionales de algas. Ahora, según el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); Indonesia, Filipinas y Malasia han alcanzado un puesto en la lista de los principales productores de estos alimentos. 

En algún momento, habrá una sección completa de algas en las tiendas. Y va a ser fácil para el cliente elegir entre diferentes productos, para diferentes platos y cosas y sólo para ir a casa y cocinar en su cocina.
Jonatan Gerrbo
Desarrollador de negocios de Nordic Seafarm

Jonatan Gerrbo considera que cuanto antes se popularice su uso y estén más a disposición de la población europea, antes podrá esta acostrumbrarse a comerla. Gerrbo afirma que de esta manera antes llegará a las cocinas de los consumideros y antes podrá introducirse en las dietas tradicionales. 

La inmensidad de los oceanos es un punto a favor en cuanto a espacio cultivable. Las regulaciones y los permisos para cultivar algas marinas a gran escala son cada vez mejores. Y en los próximos años, los expertos esperan que haya granjas en toda la costa sueca y en las costas de Europa.

"Veo que hay un aumento de la demanda en diferentes áreas, no sólo en la alimentación y los bioplásticos, sino también en la cosmética, la nutrición y otras cosas. Así que es una amplia gama de diferentes áreas de aplicación. En algún momento, habrá una sección completa de algas en las tiendas. Y va a ser fácil para el cliente elegir entre diferentes productos, para diferentes platos y cosas y sólo para ir a casa y cocinar en su cocina. Así que será cada vez más común en los próximos años", declara Gerrbo.