This content is not available in your region

‘Guardianes del mar’: cómo los pescadores pueden ganar más pescando menos

‘Guardianes del mar’: cómo los pescadores pueden ganar más pescando menos
Derechos de autor  euronews
Por Denis Loctier  & Euronews

En el marco de un reportaje para el programa Ocean, el equipo de Euronews viaja a Croacia y a Grecia, para descubrir los proyectos que se llevan a cabo con respecto a la denominada 'pesca artesanal'. 

"Toda mi vida, desde que era joven, he visto los barcos de los pescadores en el mar, justo delante de mi casa, y me imaginaba que algún día podría llegar a ser como ellos. La pesca siempre me ha fascinado. Me encanta estar en el mar", declara Šime Barić, pescador.

Šime Barić pesca cigalas en el Canal de Velebit. Se trata de la variedad de marisco más emblemática y apreciada de Croacia. Pero, a pesar del alto valor de sus capturas, Šime ha optado por pescar menos.

El tamaño de la embarcación de Šime y el tipo de sus artes lo convierten, oficialmente, en un ‘pescador artesanal’. En los debates políticos, estos ‘artesanos’ suelen quedar eclipsados por la gran industria pesquera, pero desempeñan un importante papel, tanto cultural como económico, en pequeñas comunidades costeras como el pueblo de Šime: Barić Draga. 

"Aquí, en esta zona, realmente no hay más fuentes de ingresos que la pesca. Esta es, quizás, la única forma de trabajar aquí, todo el año, y ganar algo de dinero", afirma Šime Barić.

Cuando el tiempo es favorable, aproximadamente una de cada dos mañanas, Šime revisa sus nasas, es decir, las jaulas para capturar cigalas, en el fondo del mar.

"Lo que es muy importante es que no hay arrastre de fondo en este canal: no arrastramos las redes por el fondo marino. Todas las cigalas de esta zona se han capturado con artes selectivos, es decir, solamente se capturan las más grandes, que no pueden pasar por la malla. El fondo marino permanece intacto y las cigalas no sufren daños, y su estrés es mínimo, por lo que, realmente, es un producto de primera calidad", añade Šime Barić.

En la actualidad, Šime trabaja junto a Marina Mašanović, una oceanógrafa de la Universidad de Zagreb. Hija de un pescador, utiliza su proyecto de investigación para ayudar a los pescadores como Šime a ser más selectivos: quieren evitar la captura de cigalas más pequeñas, cuya pesca es legal. Pero, se paga tan poco por ellas, que no merece la pena capturarlas.

"He hecho un análisis y he dado con el tamaño de malla óptimo, de modo que los pescadores ya no tendrían que dedicar tiempo a clasificar las capturas. Así, solamente capturarían los ejemplares más grandes que, realmente, son los más adecuados para el mercado", señala Marina Mašanović, estudiante de un doctorado en Oceanografía en la Universidad de Zagreb.

Šime también devuelve al mar todas las cigalas hembra que captura; incluso las más grandes, que podría vender, fácilmente, a 35 euros el kilo. Cada una de esas hembras puede llegar a poner mil huevos. Así que, para Šime, liberarlas significa mayores capturas en el futuro

Libre de nuevo, una hembra de cigala recupera, rápidamente, la energía adecuada para nadar, y se dirige hacia el fondo del mar. Es muy probable que sobreviva a este encuentro.

"No es algo que exija la normativa actual. Algunos pescadores lo hacen por iniciativa propia. Sin embargo, significaría mucho que estuviera legalmente prohibido capturar hembras con huevos", añade Marina Mašanović.

Optar por pescar menos tiene sus costes: los nuevos artes selectivos, por ejemplo, pueden ser caros. Pero… oenegés como WWF utilizan el apoyo que se les brinda en Europa para ayudar a los pescadores en esta transición. Quieren demostrar que, a largo plazo, esto será beneficioso tanto para el medio ambiente, como para los propios ‘pescadores artesanales’. Los peces y el marisco capturados de forma sostenible tienen mayor valor, y son más adecuados para los restaurantes más caros. Por ello, al elegir un enfoque más selectivo, los pescadores pueden trabajar menos y ganar más.

"Los conectamos con el mercado. Formamos cooperativas, construimos planes de negocio para ellos... Construimos marcas que los clientes reconozcan y aprecien. Así, queremos diferenciar a estos pescadores que trabajan, de forma sostenible, de los demás pescadores. Queremos que los pescadores que viven del mar sean los ‘guardianes del mar’, que protejan esta fuente de vida, para todas las generaciones futuras", explica Fabijan-Hrvatin Peronja, director de proyectos de WWF Adria.

Con este apoyo, los ‘pescadores artesanales’ locales han formado una cooperativa de pesca sostenible, y están a punto de inaugurar una moderna lonja en Ražanac.

Para WWF, estos ejemplos demuestran que, con la ayuda adecuada, más ‘pescadores artesanales’ de todo el Mediterráneo podrían preferir pescar menos y ganar más, contribuyendo a la recuperación de las poblaciones de peces y preservando, al mismo tiempo, sus puestos de trabajo, y su patrimonio profesional.

"La idea consiste en demostrar que es posible un modo de pesca sostenible, apoyando directamente a los ‘pescadores artesanales’ sobre el terreno, o ayudándoles a desarrollar cooperativas... y que, de este modo, puedan recurrir a un Fondo Europeo Marítimo de Pesca y Acuicultura, para modernizar sus barcos, cambiar sus redes, y poder ser más selectivos", indica Marco Costantini, director de Proyectos de Pesca de la Oficina de Programas del Mediterráneo de WWF.

También hay otras soluciones. En algunas zonas turísticas, los ‘pescadores artesanales’ se reinventan como guías turísticos. En la isla de Citnos, en Grecia, nos reunimos con Christos y Lea. Después de que las capturas en la zona hayan disminuido mucho, esta pareja de ‘pescadores de toda la vida’ ha creado un negocio de turismo pesquero.

"El problema, aquí, es la sobrepesca. Con muchos barcos echando y sacando las redes día tras día, el pescado empieza a escasear. En general, alrededor de la isla, se ha registrado una gran disminución. Cada año, la situación empeora. Y, personalmente, la pesca es el único trabajo que conozco. Pero, ahora, gracias al turismo pesquero, podemos volver al mar, el mar que amo", declara Christos Iliou, pescador y guía de la isla de Citnos.

A lo largo de su jornada en el barco, los turistas pueden aprender cómo trabajan los ‘pescadores artesanales’ y cómo cuidan del bienestar del mar. También pescan lo suficiente para una sabrosa comida a bordo. El precio no es barato. Un grupo de cuatro turistas debería pagar 400 euros por un viaje de 5 horas. Sin embargo, muchos consideran que esa experiencia única, bien vale el precio establecido.

"Es algo muy bonito, pero mucha gente no lo conoce. Visitan la isla sin saber que deberían probar esto. Creo que esto es algo que tenemos que solucionar, porque es una experiencia muy bonita", afirma Evangelia 'Lia' Kountouraki, pescadora y guía de la isla de Citnos.

Como otra forma de que los pequeños pescadores capturen menos y ganen más, la transición al turismo pesquero también cuenta con el apoyo de los programas de la UE y del Fondo Mundial para la Naturaleza.

"Necesitan obtener un permiso especial para dedicarse al turismo pesquero. Tienen que hacer ciertas modificaciones en su barco, para lo que necesitarán algo de dinero, y tienen que aprender algunas cosas nuevas, porque el turismo es una actividad con la que no están familiarizados. Así que, a través de nuestro programa hemos organizado algunos seminarios para formar a los pescadores en turismo pesquero, y enseñarles las formas en que pueden participar en él", señala Michalis Margaritis, jefe de proyecto de WWF Grecia.

Los ‘pescadores artesanales’ representan la mitad del empleo en el sector pesquero europeo. Ahora, necesitan ayuda para afrontar los crecientes desafíos económicos y medioambientales

"La mayor parte de las inversiones y la mayor atención de los Gobiernos se centran en la pesca industrial a gran escala. Los pescadores a pequeña escala están un poco aislados. Para transformarse en pescadores a pequeña escala sostenibles, necesitan apoyo. Hay varias cosas que podemos hacer, pero es necesaria una interacción coherente entre pescadores, científicos, oenegés y responsables de la toma de decisiones; todos juntos, implicados en la transformación de este sector pesquero", concluye Marco Costantini, director de Proyectos de Pesca de la Oficina de Programas del Mediterráneo de WWF.