Sequías olvidadas: Estas cinco regiones del mundo podrían enfrentarse en conflictos por el agua

Niños en un campo de desplazados por la sequía en las afueras de Mogadiscio, Somalia, el pasado mes de septiembre.
Niños en un campo de desplazados por la sequía en las afueras de Mogadiscio, Somalia, el pasado mes de septiembre.   -  Derechos de autor  AP Photo
Por Charlotte Elton  & Euronews en español

Kenia, Etiopía y Somalia, Sudáfrica, Irak, Irán y Afganistán y Pakistán e India corren el riesgo de enfrentarse en conflictos por la escasez de agua, según una herramienta diseñada por la asociación Water Peace and Security (WPS).

Millones de personas de regiones "poco atendidas" podrían enfrentarse pronto a conflictos violentos por el agua, según una herramienta de alerta temprana desarrollada por la asociación Water Peace and Security (WPS).

El pasado verano, la atención se volcó en Europa y su ola de calor sin precedentes. Pero no podemos ignorar otras regiones golpeadas por la sequía, apremian los investigadores. 

Según WPS, un grupo de organizaciones dedicadas al seguimiento de la escasez de recursos, varios países corren un alto riesgo de conflicto por los recursos durante este año.

"El mundo no está escuchando", advierte Susanne Schmeier, coordinadora del organismo. "Los riesgos relacionados con el agua no reciben la atención que deberían", asegura.

"Tal vez lo hagan durante un breve momento, por ejemplo, con las inundaciones de Pakistán. Pero en las diversas crisis a las que se enfrenta el mundo, el agua no suele ocupar un lugar destacado de la estrategia".

¿Cómo predecir los conflictos causados por la sequía?

Los investigadores de WPS han desarrollado una "herramienta de alerta temprana" para predecir si la escasez de agua llevará a un conflicto. Utiliza factores medioambientales, políticos y sociodemográficos.

"Es capaz de hacer mucho más que el cerebro humano", explica Schmeier.

La sequía puede causar inseguridad alimentaria y desplazar a millones de personas. Quienes en otras circunstancias vivirían en paz se ven obligados a luchar por los recursos restantes. Los sistemas de gobierno también pueden desmoronarse dejando vacíos de poder.

 La herramienta estima la probabilidad de violencia en zonas vulnerables. Desde su lanzamiento en 2019, ha plasmado el 86% de los conflictos futuros, pronosticando con éxito más de nueve de cada diez "conflictos en curso" y seis de cada diez "conflictos emergentes."

¿Qué regiones podrían ver conflictos relacionados con la sequía durante este año?

"Son regiones áridas y semiáridas que llevan mucho tiempo luchando contra la falta de agua, pero que el cambio climático está empeorando. Unido a muchos otros factores que pueden provocar conflictos entre diferentes grupos de usuarios del agua, diferentes provincias o, en algunos casos, países enteros".
Susanne Schmeier
Coordinadora de Water, Peace and Security

La sequía en Europa y California ha recibido mucha cobertura mediática, pero otras zonas tienden a ignorarse. En concreto, lugares del mundo más acostumbrados a sufrir escasez extrema de agua. 

"Son regiones áridas y semiáridas que llevan mucho tiempo luchando contra la falta de agua, pero que el cambio climático está empeorando", mantiene Schmeier. "Unido a muchos otros factores que pueden provocar conflictos entre diferentes grupos de usuarios del agua, diferentes provincias o, en algunos casos, países enteros".

La segunda actualización trimestral de 2022 de la WPS señala estos riesgos de conflicto.

1. Kenia, Etiopía y Somalia

Kenia, Etiopía y Somalia se han visto duramente afectadas por una cuarta temporada consecutiva de sequía. La guerra en Ucrania también ha reducido las importaciones de cereales, dejando a al menos 18,6 millones de personas de la zona con riesgo de desnutrición.

La probabilidad de que continúen conflictos o surjan otros nuevos en la región es alta, advierte el documento.

2. Sudáfrica

La prolongada sequía está empujando a la bahía Nelson Mandela hacia el "día cero", un siniestro término utilizado para describir el punto en el que de los grifos de los habitantes de la ciudad deja de salir agua. 

La provincia del Cabo Oriental sufrió una grave sequía entre 2015 y 2020. Tras un breve respiro, volvió a experimentar otra a finales de 2021. Algunos habitantes de las ciudades ya hacen cola con bidones para conseguir agua.

La probabilidad de que continúen y surjan conflictos en la región es alta, según el estudio.

3. Irak

Los niveles de los ríos Tigris y Éufrates, salvavidas de millones de iraquíes, están bajando peligrosamente.

A finales de mayo del año pasado, el nivel de los ríos había descendido un 60% en comparación con el año anterior. La escasez de agua superficial obligó al Ministerio de Agricultura a reducir a la mitad los cultivos en las zonas de regadío. Irak ha suplicado a Turquía e Irán que liberen más agua río arriba, pero sin éxito. 

"La ayuda de los países que cuentan con la parte superior de la corriente es escasa o nula, mientras que las provincias dificultan los esfuerzos del Gobierno nacional para gestionar el problema internamente", advierte el WPS.

El riesgo de conflicto aumenta cuando las autoridades locales intentan resolver la situación por sí mismas, no cumpliendo las órdenes nacionales sobre la gestión del agua. El pasado julio, algunos trabajadores de las aguas subterráneas fueron atacados en la provincia de Mutana, una posible señal de más violencia en el horizonte.

4. Irán y Afganistán

Irán y Afganistán comparten el río de la región de Helmud, que tiene poca agua Las tensiones han aumentado mientras ambos países compiten por asegurarse las limitadas reservas. 

En Afganistán, más del 90% de la población carece actualmente de alimentos suficientes.

5. Pakistán y la India

Pakistán y algunas zonas de la India han afrontado terribles inundaciones en las últimas semanas. También tuvieron que gestionar una ola de calor "sin precedentes" a principios del año pasado.

Ante la consiguiente escasez de cosechas, la India prohibió las exportaciones de trigo, lo que aumentó la inseguridad alimentaria en las regiones vecinas. La región fronteriza ya vive en constante tensión, con la disputa de la soberanía con Pakistán.

La probabilidad de que continúen y surjan conflictos en la región es alta, según el informe de WPS.

¿Qué se puede hacer ante el riesgo de conflictos relacionados con el agua?

Las predicciones de la herramienta son desalentadoras. Pero la esperanza no está perdida, mantiene Schmeier. Si se detecta pronto el riesgo de conflicto, los investigadores pueden ayudar a centrar la atención en las regiones de riesgo. 

"Intento ser optimista. Porque creo que la situación nos obliga a colaborar", reconoce."Nos obliga a idear nuevas formas de prevenir conflictos, inventar nuevas tecnologías y reducir la pérdida de agua.

"Creo que hay que dar muchos pasos. Empieza con la concienciación desde el individuo hasta los Gobiernos de la comunidad internacional".

Las personas pueden dar pasos por su cuenta para reducir su consumo de agua y la producción de residuos, mientras que los científicos pueden ayudar a aumentar la eficiencia agrícola con nuevas tecnologías de riego y cultivos adaptables. Reducir el deterioro medioambiental también es clave, porque las tierras degradadas pueden convertirse en una especie de desierto, con suelos de baja calidad.

"Desde un punto de vista político, es necesario desarrollar técnicas de prevención y resolución de conflictos", sentencia Schmeier.

Noticias relacionadas