¿Se estropean los paneles solares con las olas de calor?

El vapor y el humo salen de la central térmica de carbón de Ratcliffe-on-Soar, cerca de Nottingham.
El vapor y el humo salen de la central térmica de carbón de Ratcliffe-on-Soar, cerca de Nottingham. Derechos de autor REUTERS/Hannah McKay
Por Lottie Limb
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El Reino Unido ha encendido una central eléctrica de carbón por primera vez en semanas, pero no porque los paneles solares no puedan soportar el calor, como algunos han afirmado.

PUBLICIDAD

El aumento de las temperaturas ha provocado que cada vez más gente encienda el aire acondicionado, por lo que la National Grid dio ayer luz verde a la central eléctrica de Ratcliffe-on-Soar, en Nottinghamshire.

Con ello se ponía fin a 46 días sin electricidad generada con carbón, la interrupción más larga desde el verano de 2020, en una medida criticada por los ecologistas.

"Es una señal de fracaso que la National Grid recurra a una de las formas más contaminantes de generación de energía para hacer frente a una ola de calor de verano que sabemos que ha empeorado debido al cambio climático", explica Ami McCarthy, responsable de la campaña política de Greenpeace Reino Unido.

Pero también hay quien señala a la tecnología renovable. "La ola de calor ha hecho que los paneles solares se calienten demasiado para funcionar con eficacia", afirmó el periódico británico conservador The Telegraph.

Sin embargo, los grupos del sector no tardaron en desmentir esta afirmación. Según Solar Energy UK, en verano se produce más energía solar que en cualquier otra época, independientemente del calor que haga.

"La idea de que los paneles solares se marchitan con el calor es un error grave y fundamental", ha respondido hoy esta organización dirigida por sus miembros.

¿Pueden los paneles solares soportar un clima más cálido?

Es cierto que los paneles son menos eficientes a temperaturas más altas. Las células fotovoltaicas (FV) convierten en electricidad una proporción ligeramente inferior de luz solar en condiciones más calurosas, explican los grupos solares.

El rendimiento, afirman, disminuye cuando las temperaturas superan los 25 ºC, pero sólo un 0,34% por cada grado adicional.

Según Solar Energy UK, se trata de algo marginal. Incluso a temperaturas cercanas al punto de ebullición, la producción de energía sólo sería un 20% menor.

"En realidad, no es para tanto. Las altas temperaturas sólo afectan marginalmente a la producción total de energía solar, es un efecto secundario", afirma Alastair Buckley, catedrático de electrónica orgánica de la Universidad de Sheffield y principal experto técnico en esta tecnología en el Reino Unido.

"Si hace sol y calor, la producción de energía será buena. No se desploma", asegura Buckley.

La universidad proporciona datos de generación fotovoltaica en directo que corroboran esta afirmación; la energía solar ha estado cubriendo alrededor del 27% de las necesidades energéticas del Reino Unido cada mediodía durante la última semana.

Y por si te lo preguntas, el Reino Unido no se está equipando con diferentes paneles solares que no pueden soportar sus veranos cada vez más calurosos.

"La energía solar funciona perfectamente en el desierto de Arabia Saudí, y allí se instalan los mismos paneles que en los tejados de Birmingham o en un campo de Oxfordshire", afirma Chris Hewett, director ejecutivo de Solar Energy UK.

Las centrales de carbón y gas también son menos eficientes en olas de calor

El grupo solar también se ha apresurado a señalar que las centrales térmicas -incluidas las de carbón, gas y nucleares- también se ven afectadas por el calor.

Según Solar Energy UK, la producción de estas centrales se reduce cuando aumenta la temperatura del agua de refrigeración, en función de las leyes de la termodinámica. Este efecto empeorará a medida que el cambio climático siga haciendo mella.

"Es cierto que los paneles son menos eficientes a temperaturas más altas, pero la energía solar sigue siendo rentable frente a los combustibles fósiles. Sin duda, es más eficaz desde el punto de vista climático", explica a Euronews Green un portavoz de SolarPower Europe.

"No podemos permitirnos desperdiciar ni un rayo de sol, y necesitamos que el sistema esté preparado para la economía electrificada

"Las temperaturas extremas -impulsadas por el cambio climático- son una razón más para desplegar la energía solar. El despliegue solar tiene que ir de la mano de la inversión en redes y almacenamiento, no podemos permitirnos desperdiciar ni un rayo de sol y necesitamos que el sistema esté preparado para la economía electrificada", explian desde la empresa**.**

PUBLICIDAD

Según un nuevo informe del grupo industrial europeo, el principal obstáculo para el despliegue de la energía solar en el Reino Unido no es el sol, sino la "crónica falta de inversión" en las redes de transporte y distribución del país.

"En verano deberíamos recurrir a la energía solar, y sin embargo actualmente tenemos energía renovable que se desperdicia porque nuestra red no puede transmitirla, y cientos de proyectos de energías renovables que están en suspenso porque no pueden conectarse", añadió McCarthy.

Sin embargo, el carbón va camino de desaparecer del sistema energético británico. En la actualidad, este combustible fósil genera sólo el 2% de la electricidad del país, y su eliminación está prevista para octubre de 2024.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Hay millones de empleos verdes disponibles, el problema es la falta de mano de obra formada y cualificada

El mundo va camino de superar los 1,5 °C en siete años, según el Presupuesto Global del Carbono

Héroe del día: Cómo un niño palestino de 10 años salvó a un perro herido en su campo de refugiados