EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

"No nos rendiremos": cómo un bosque turco se convirtió en escenario de resistencia contra una mina de carbón

Zehra Yıldırım, de 88 años, abraza un árbol para protegerlo de la tala el 26 de julio. La líder activista Esra Işık la protege.
Zehra Yıldırım, de 88 años, abraza un árbol para protegerlo de la tala el 26 de julio. La líder activista Esra Işık la protege. Derechos de autor Beyond Fossil Fuels
Derechos de autor Beyond Fossil Fuels
Por Lottie Limb con Reuters
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Con los ojos del mundo puestos en Rodas, los activistas señalan la ironía de la tala de árboles para carbón al otro lado del Mediterráneo, en Turquía.

PUBLICIDAD

Decenas de manifestantes turcos eran rociados con gas lacrimógeno esta semana mientras intentaban proteger el bosque de Akbelen de la tala de árboles para construir una mina de carbón, según los activistas. 

Durante dos años, los habitantes de la región de Muğla han vigilado constantemente las 780 hectáreas de bosque donde la empresa turca YK Energy pretende ampliar su mina de carbón.

A pesar del litigio en curso sobre el emplazamiento, cerca de la ciudad de İkizköy, el lunes 24 de julio emprezaon los trabajos en la zona, lo que dio lugar a días de duros enfrentamientos entre manifestantes y policía.

"Mientras decenas de miles de personas de toda la región mediterránea huyen de los incendios forestales provocados por la crisis climática, es incomprensible que se permita a una empresa destruir un bosque para ampliar una mina de carbón", afirma Duygu Kutluay, activista de la campaña Beyond Fossil Fuels (BFF).

He aquí cómo ha evolucionado el conflicto medioambiental en los últimos días y años.

14 activistas han sido detenidos en el bosque de Akbelen

Esta semana se desplegaron vehículos blindados y fuerzas de seguridad para impedir que los manifestantes entraran en el bosque. BFF afirma que los activistas han sido atacadoa con "porras y gases lacrimógenos" por la gendarmería turca armada con escudos antidisturbios y cañones de agua.

"Algunos activistas fueron hospitalizados. Mi abuela se desmayó durante un enfrentamiento con la policía. Seguiremos resistiendo", afirma Esra Isik, portavoz de un comité ecologista local.

Arman Atılgan, abogado, dijo que 14 activistas acusados de "resistirse a los agentes de policía" habían sido detenidos durante las protestas de esta semana. No fue posible contactar inmediatamente con la policía de Muğla para que hiciera comentarios.

Las protestas han acaparado la atención nacional, y una delegación encabezada por Kemal Kilicdaroglu, principal líder de la oposición en Turquía, visitará hoy (28 de julio) la zona afectada de Akbelen para mostrar su solidaridad con los manifestantes.

¿Por qué intentan las empresas del carbón expandirse por el bosque de Akbelen?

Muğla lleva 40 años viviendo "bajo las garras" de tres centrales eléctricas: Yatağan, Kemerköy y Yeniköy, afirma BFF.

Según un informe de la ONG Climate Action Network Europe, en los últimos 35 años se han talado ocho pueblos para explotar las minas de carbón que abastecen a las centrales.

Para mantener en funcionamiento las dos últimas centrales, YK Energy -comprada por el grupo turco Limak e IC Ictas en 2014- afirma que deben extraerse reservas de lignito (también conocido como lignito marrón) bajo el bosque de Akbelen.

Dado que las centrales se construyeron para funcionar con las propiedades químicas de las reservas de carbón locales, afirma que solo este carbón servirá.

"Estas centrales tienen una importancia estratégica para Turquía, ya que producen una media del 2,5% de la demanda de electricidad del país y aproximadamente el 62% de la electricidad utilizada en la costa turca del mar Egeo, un importante activo de la industria turística del país", afirma un portavoz de YK Energy.

"Si las actividades mineras no se reanudan en el yacimiento de Akbelen antes de septiembre de 2023, la generación de electricidad terminará en 2024", explican desde la administración. 

PUBLICIDAD

En 2020, el Ministerio de Silvicultura concedió permiso a YK Energy para ampliar la mina a cielo abierto en 780 acres de bosque en la zona de Akbelen.

Pero las comunidades locales, hartas de la destrucción medioambiental, interpusieron una demanda para oponerse a la decisión.

¿Cómo lucha la población local para proteger el bosque de Akbelen?

La batalla legal ha desembocado en enfrentamientos in situ. En julio de 2021, unos trabajadores que operaban en nombre de YK Energy llegaron al lugar y talaron 30 árboles, afirma BFF. Esto provocó la vigilancia ininterrumpida de la población local.

En agosto de 2021, el Primer Tribunal Administrativo de Muğla dictaminó que no se podían realizar más talas hasta que se resolviera la demanda. Pero en noviembre de 2022, un informe de expertos designados por el tribunal concluyó que el bosque era apto para la minería, por lo que se levantó la suspensión temporal de la tala de árboles.

PUBLICIDAD

Sin embargo, YK Energy no se instaló de inmediato. Esta semana se han reanudado los trabajos de desbroce, y la población local ha redoblado su llamamiento al tribunal para que restablezca la prohibición temporal hasta que concluya el juicio.

El jueves, algunos activistas protestaron frente al tribunal administrativo de Muğla, con una pancarta que decía "Justicia para Akbelen".

Los activistas afirman que el bosque de Akbelen quedará totalmente destruido el 31 de julio si continúa la deforestación, algo a lo que están decididos a oponerse.

"No renunciaremos a nuestros campos. Estas tierras son nuestras. No se las daremos a nadie", afirma en turco Zehra Yıldırım, de 88 años, vecina de İkizköy y procedente de una familia de olivicultores.

PUBLICIDAD

"Talan nuestros pinos. Nuestra agua fluye bajo losárboles, nos alimentan. Si los talan, nos quedaremos sin agua. Los bosques nos alimentan. No permitiremos que los talen". lamenta Yıldırım.

"Todos deberíamos estar agradecidos a los héroes del bosque de Akbelen, muchos de ellos ancianos, que están arriesgando sus cuerpos para oponerse a esta violencia contra nuestras comunidades, la naturaleza y el clima", añade Duygu Kutluay, activista de la campaña Beyond Fossil Fuels.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Semana Europea: Turquía cede y permite la entrada de Suecia en la OTAN

Región del Egeo en Turquía o el mejor lugar para alejarse del ‘caos’ de la ‘vida moderna’

¿Por qué tienen una sensación térmica mortal de 62ºC en Dubai?