Un nuevo estudio revela que las prohibiciones de bolsas de plástico ahorran 6000 millones de bolsas al año en algunos estados de EE.UU.

Las bolsas de plástico no son biodegradables, por lo que pueden seguir contaminando el medio ambiente con microplásticos nocivos durante cientos de años después de su uso.
Las bolsas de plástico no son biodegradables, por lo que pueden seguir contaminando el medio ambiente con microplásticos nocivos durante cientos de años después de su uso. Derechos de autor Brian Yurasits
Por Rebecca Ann Hughes
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las bolsas de plástico no son biodegradables, por lo que pueden seguir contaminando el medio ambiente con microplásticos nocivos durante cientos de años después de su uso.

PUBLICIDAD

Según un nuevo estudio, las prohibiciones de las bolsas de plástico de un solo uso han logrado reducir su uso y la basura y contaminación asociadas.

Según el estudio, las prohibiciones en cinco estados y ciudades de EE.UU. con una población conjunta de unos 12 millones de personas han reducido el consumo de bolsas de plástico de un solo uso en unos 6000 millones de bolsas al año.

Adoptar una prohibición similar a las políticas de estos lugares podría eliminar unas 300 bolsas de plástico de un solo uso por persona y año, según el informe.

¿Por qué las bolsas de plástico de un solo uso son malas para el medio ambiente?

Las bolsas de plástico de un solo uso son habituales en los bordes de carreteras, ríos y zonas costeras, donde muchas acaban después de ser desechadas.

No sólo son antiestéticas, sino que también pueden ser mortales para la vida marina y perjudiciales para la salud humana.

Las bolsas y láminas de plástico (como los envases) desechadas son ingeridas con frecuencia por los animales marinos y causan más muertes de tortugas marinas y cetáceos (ballenas, delfines y marsopas) que cualquier otro tipo de plástico.

La producción, uso y eliminación de bolsas de plástico de un solo uso también libera emisiones que perjudican nuestra salud e impulsan el calentamiento global.

Las bolsas de plástico no son biodegradables, por lo que pueden seguir contaminando el medio ambiente con microplásticos nocivos durante cientos de años después de su uso.

La prohibición de las bolsas de plástico reduce la basura en un tercio

Según un nuevo informe, las prohibiciones de Nueva Jersey, Vermont, Filadelfia, Portland (Oregón) y Santa Bárbara (California) han evitado el uso de tantas bolsas de plástico como las que darían 42 vueltas a la Tierra.

Organizaciones sin ánimo de lucro, organismos públicos y otras entidades han constatado que las prohibiciones de las bolsas de plástico han conseguido reducir la basura generada por ellas en al menos un tercio, con reducciones mucho mayores en algunas jurisdicciones.

Por ejemplo, tras la entrada en vigor de la prohibición en Nueva Jersey en mayo de 2022, Clean Ocean Action recogió un 46 % menos de bolsas de plástico de un solo uso en las limpiezas de otoño que en las de abril.

Tales reducciones, especialmente en las zonas costeras, probablemente reduzcan el riesgo que las bolsas de plástico suponen para los animales marinos, según el estudio del Centro de Investigación y Política de Environment America.

Las prohibiciones de las bolsas de plástico bien diseñadas animan a los compradores a llevar bolsas reutilizables o a llevar en la mano lo que compran, dos opciones sostenibles que minimizan los residuos.

Por ejemplo, en el condado californiano de San Mateo, la proporción de clientes con al menos una bolsa reutilizable en 13 comercios encuestados aumentó un 162 % tras la implantación de la prohibición en el condado. En Mountain View, la proporción de clientes que no utilizaban bolsa casi se triplicó tras la prohibición.

La mayoría de las zonas en las que se prohíben las bolsas permiten a los comercios distribuir bolsas de papel, como alternativa si los clientes se olvidan de llevar bolsas reutilizables.

Las bolsas de papel son biodegradables y ampliamente reciclables, por lo que son preferibles a las de plástico, pero utilizar bolsas de papel nuevas en cada compra es más derrochador que llevar siempre el mismo juego de bolsas reutilizables.

¿Cuáles son las prohibiciones de bolsas de plástico más eficaces?

Para reducir la contaminación por plásticos, los responsables políticos deben prohibir enérgicamente las bolsas de plástico de un solo uso a fin de minimizar los residuos plásticos y colmar las lagunas jurídicas que debilitan la eficacia de las prohibiciones existentes, aconseja el informe.

Las tiendas de comestibles, restaurantes y comercios minoristas no deberían estar autorizados a distribuir bolsas de plástico de cualquier grosor en las cajas.

PUBLICIDAD

Sin embargo, se debería permitir e incluso animar a estos establecimientos a distribuir bolsas auténticamente reutilizables a cambio de una tarifa adecuada que evite que sean tratadas como bolsas de un solo uso.

Los autores añaden que debería exigirse a los establecimientos que cobraran una tasa de al menos 0,10 dólares (0,10 euros) por las bolsas de papel de un solo uso.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Indignación al acusar a la Comisión de dar carpetazo al plan de recuperación hídrica

Punto de inflexión en la Amazonia: Hasta un 47% de la selva está amenazada por el cambio climático y la deforestación

Una investigación revela que los vertederos de Madrid emiten grandes fugas de metano