Plantar árboles en lugares equivocados podría estar contribuyendo al calentamiento global, según un estudio

La deforestación es un gran problema mundial, pero ¿es sencilla la solución?
La deforestación es un gran problema mundial, pero ¿es sencilla la solución? Derechos de autor Ales Krivec via Unsplash
Por Saskia O'Donoghue
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los científicos han descubierto que plantar árboles en lugares inadecuados puede ser más perjudicial que beneficioso para el clima.

PUBLICIDAD

La plantación de árboles suele considerarse una forma de luchar contra el cambio climático. Pero un nuevo estudio revela que en realidad podría estar calentando el planeta. 

Los árboles son conocidos por su capacidad para absorber el dióxido de carbono que calienta el planeta. Por eso, plantar árboles jóvenes para aumentar la cubierta forestal se considera una herramienta importante en la lucha contra el calentamiento global.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications ha descubierto que estas tácticas podrían estar causando daños junto a sus efectos positivos.

Los investigadores han descubierto que, en varios casos, demasiados árboles en una misma zona hacen que la superficie terrestre refleje menos luz solar y, a su vez, el planeta absorba más calor.

Deforestación en la provincia de Harju, Estonia..
Deforestación en la provincia de Harju, Estonia..Maksim Shutov via Unsplash

Aunque algunos científicos ya habían descubierto que el restablecimiento de la cubierta arbórea podía provocar cambios en el albedo -la cantidad de radiación solar que rebota en la superficie del planeta-, ésta es la primera vez que los expertos han podido describir este fenómeno concreto en términos sencillos.

Los autores del estudio utilizaron nuevos mapas para profundizar en el efecto refrigerante de los árboles y el calentamiento causado por la disminución del albedo.

Descubrieron que muchas de las investigaciones anteriores no habían tenido en cuenta el albedo en la ecuación. El resultado de esas investigaciones fue una sobreestimación del beneficio climático de plantar árboles adicionales de entre el 20% y el 80%.

Sin embargo, los mapas que utilizaron ofrecen esperanzas para el futuro de la replantación de árboles. Pueden ayudar a determinar dónde plantar árboles para obtener el máximo impacto positivo sobre el clima.

¿Qué es el albedo y por qué es importante en relación con el cambio climático?

En pocas palabras, el albedo se refiere a la capacidad de una superficie para reflejar la luz solar. Las superficies claras reflejan mucha luz hacia la atmósfera, lo que significa que tienen un albedo alto.

Se ha descubierto que el albedo es mayor en las zonas heladas del planeta. La nieve y el hielo intactos que son parte del efecto pueden reflejar hasta el 90% de la energía solar. Los bosques, por su parte, tienden a ser más oscuros que otras superficies, lo que significa que absorben más luz solar y retienen el calor, lo que les confiere un albedo bajo.

Debido a este hecho, algunos expertos han sugerido que los bosques pueden retener calor no deseado, contribuyendo así al calentamiento global. Los científicos afirman que hay que tener en cuenta el efecto albedo de los bosques, así como los beneficios de la capacidad de los árboles para almacenar carbono.

Deforestación.
Deforestación.Dan Smedley via Unsplash

No todas las iniciativas de plantación de árboles son iguales

Se sabe que los bosques son uno de los principales sumideros de carbono de la Tierra y, por ello, muchos países han prometido plantar miles de millones de árboles como mecanismo de defensa contra el calentamiento global.

Los autores del estudio afirman, sin embargo, que no todos los esfuerzos benefician por igual al planeta. De cara al futuro, será importante que las autoridades sepan cuáles son los mejores lugares para plantar nuevos árboles.

Los entornos tropicales húmedos, como el Amazonas y la cuenca del Congo, son perfectos para la reforestación, gracias a su elevado almacenamiento de carbono y a los escasos cambios en el albedo.

En la Europa del Este también hay deforestación.
En la Europa del Este también hay deforestación.Janusz Maniak via Unsplash

Sin embargo, en las praderas y sabanas templadas ocurre lo contrario. Incluso en los "mejores" lugares para restaurar los bosques, se cree ahora que, si se tienen en cuenta los cambios en el albedo, el enfriamiento será un 20% menor de lo que se estimaba anteriormente.

Aunque este dato es preocupante, los expertos del estudio explican que la reforestación sigue aportando enormes beneficios al planeta y a sus habitantes. Más árboles significa mejores ecosistemas y mayores niveles de aire y agua limpios, a pesar de los contratiempos del albedo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Punto de inflexión en la Amazonia: Hasta un 47% de la selva está amenazada por el cambio climático y la deforestación

La casa del árbol más alta de la Amazonia, donde se enseña a los peruanos a combatir la deforestación con tecnología

Por qué el Sur Global está en contra de la ley antideforestación de la UE