EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

La contaminación atmosférica afecta más a los niños que a las niñas

La contaminación atmosférica debilita la capacidad de atención de los niños, según un nuevo estudio.
La contaminación atmosférica debilita la capacidad de atención de los niños, según un nuevo estudio. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Euronews Green
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según investigadores españoles, los varones pueden verse afectados por los humos del tráfico durante más tiempo, ya que sus cerebros maduran más lentamente.

PUBLICIDAD

Un nuevo estudio sugiere que la contaminación atmosférica reduce la capacidad de atención de los niños.

La exposición al dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante emitido en gran medida por el tráfico rodado, está relacionada con una menor capacidad de atención en niños de entre cuatro y ocho años.

Según los investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), este efecto es especialmente pronunciado en los niños varones.

Su estudio, publicado en la revista Environment International, se suma a un creciente conjunto de pruebas sobre el impacto negativo de la contaminación atmosférica durante el embarazo y la infancia en el desarrollo cerebral.

¿Cuándo se ven más afectados los niños por la contaminación atmosférica?

A partir de datos de más de 1.700 mujeres y sus hijos en cuatro regiones españolas, los investigadores calcularon la exposición diaria al NO2 durante el embarazo y los seis primeros años de la infancia, teniendo en cuenta el domicilio de cada familia.

Junto a esto, evaluaron la función atencional (la capacidad de elegir a qué prestar atención y qué ignorar) a los 4-6 años y a los 6-8 años. Así como la memoria de trabajo (la capacidad de retener temporalmente la información) a los 6-8 años, mediante pruebas informáticas.

Los resultados muestran que los niños expuestos a niveles más altos de NO2 tienen más probabilidades de tener una función atencional más deficiente a los 4-6 años. Son más susceptibles a este contaminante a los 2 años.

La relación entre la contaminación atmosférica y la capacidad de atención continuó en los niños de 6 a 8 años.

¿Por qué los niños se ven más afectados por la contaminación atmosférica a esta edad que las niñas?

La función atencional es crucial para el desarrollo de las funciones ejecutivas de nuestro cerebro, que controlan las acciones, los pensamientos y las emociones para alcanzar un objetivo o propósito.

"El córtex prefrontal, una parte del cerebro responsable de las funciones ejecutivas, se desarrolla lentamente y sigue madurando durante el embarazo y la infancia", explica Anne-Claire Binter, última autora del estudio e investigadora postdoctoral en ISGlobal.

Esto lo hace vulnerable a la exposición a la contaminación atmosférica, que se ha relacionado en estudios con animales con la inflamación, el estrés oxidativo y el deterioro del metabolismo energético en el cerebro.

"En los niños, la asociación entre la exposición al NO2 y la función atencional puede durar más tiempo porque sus cerebros maduran más lentamente, lo que podría hacerlos más vulnerables", explica Binter.

Curiosamente, un estudio anterior de investigadores de ISGlobal descubrió que son las niñas las que sufren más el impacto negativo de la exposición prenatal al contaminante.

Se necesitan medidas preventivas, dicen los investigadores de la contaminación

"Este estudio sugiere que la primera infancia, hasta los 2 años, parece ser un periodo relevante para aplicar medidas preventivas", afirma Binter.

"Incluso un pequeño efecto a nivel individual de niveles relativamente bajos de exposición, como en este estudio, puede tener grandes consecuencias a nivel poblacional."

La exposición a la contaminación atmosférica relacionada con el tráfico es, por tanto, determinante para la salud de las generaciones futuras
Anne-Claire Binter
Investigadora de postdoctorado en ISGlobal

El estudio se suma a la larga lista de razones para descarbonizar nuestros sistemas de transporte.

Según estimaciones de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), cada año mueren en Europa más de 1.200 niños y adolescentes a causa de la contaminación atmosférica.

Aunque esta cifra es baja en comparación con el total de muertes por contaminación atmosférica -que los expertos cifran en 311.000 en 2020-, es incluso mayor que la del tabaco, el impacto de la muerte o las enfermedades crónicas en los primeros años de vida se considera mayor.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Sólo en siete países del mundo se respira aire seguro. Tres de ellos están en Europa

La calidad del aire en Europa mejora, pero sigue sin cumplir las directrices de la OMS

Los ministros europeos dan luz verde a las nuevas normas del mercado eléctrico