Frías relaciones entre Azerbaiyán y la Unión Europea

Frías relaciones entre Azerbaiyán y la Unión Europea
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La reelección del presidente Ilham Aliyev para un cuarto mandato augura pocos cambios en las relaciones entre ambos

PUBLICIDAD

La reelección del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, para un cuarto mandato no augura grandes cambios en las frías relaciones con la Unión Europea. 

Sin embargo según los expertos, este pequeño país del Caúcaso es rico en reservas energéticas, y ésto si podría ser un elemento de inflexión:

"Los ingresos provenientes del petróleo están cayendo y las de gas serán bastante modestos, así que me gustaría ver un reequilibrio en la relación entre Azerbaiyán y Occidente en los próximos años. Y creo que esto es importante ya que a Occidente le vendría muy bien parte de los recursos energéticos de Azerbaiyán, aunque tenga aún pendientes preguntas muy difíciles para Azerbaiyán (en referencia a los Derechos Humanos"), asegura Thomas de Waal, analista en Carnegie.

La violación a los derechos humanos y del estado de derecho son dos de los aspectos que impiden una mayor aproximación entre la UE y Azerbaiyán, país que por otro lado sigue queriendo mantener una buena relación con los países vecinos, como Rusia y Turquía.

"La UE realmente no tiene aquí una capacIdad sólida, no hay un criterio unánime. Creo que los únicos que tienen presencia aquí son Georgia y Ucrania. Por tanto, me temo que por desgracia Azerbaiyán no es realmente un tema de interés en la agenda política exterior de UE ".

Azerbaiyán forma parte de los países de la Asociación Oriental (Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Azerbaiyán, Armenia y Georgia), quienes el pasado noviembre participaron en una cumbre en Bruselas,

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El debate sobre el futuro del 'Pacto Verde' reaviva profundas divisiones en Francia

Vídeo: Interrumpen a von der Leyen: "¡La sangre de los palestinos está en sus manos!"

El intento fallido de clausurar una conferencia de la extrema derecha provoca una lluvia de críticas