La frontera albanesa se convierte en la nueva vía migratoria de entrada al centro de Europa

La frontera albanesa se convierte en la nueva vía migratoria de entrada al centro de Europa
Derechos de autor Giannis Papanikos/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Por Juan Carlos De Santos Pascual con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La policía albanesa destaca que las entradas de Grecia a Albania han aumentado este año. Los migrantes quieren atravesar el país para llegar al corazón de Europa

PUBLICIDAD

La escarpada frontera entre Grecia y Albania es la nueva vía de acceso al corazón de Europa. Grupos como este acampan en casetas abandonadas o bosques cercanos. No quieren quedarse en Grecia y esperan para cruzar la frontera con Albania a sólo cientos de metros. Entre las opciones que tienen está la de ir de polizón en un transbordador o comprar una plaza en un barco de contrabando con destino Italia.

Mohammad Nour, migrante sirio, señala: " Quiero llegar. Tengo un trastorno en la pierna. No puedo caminar, pero puedo moverme lentamente. Esto lo ha hecho un francotirador en mi ciudad, Daraa".

Como las fronteras de Bulgaria y Macedonia del Norte están cada vez más vigiladas, muchos optan por la de Albania, aunque este patrullada por Frontex. Shaikh lleva en esa zona unos 50 días, con su mujer y sus cinco hijos. Han intentado cruzar 6 veces.

Shaik indica:_ "Quiero pasar por Albania para llegar a Serbia, pero en la frontera de Albania está FRONTEX la policía fronteriza de Alemania, Italia y Hungría. Es muy difícil pasar"._

Según la policía albanesa se ha experimentado un aumento de las detenciones por entrada ilegal este año. Mientras que en Macedonia del Norte ha ocurrido lo contrario, cuando hace unos años se concentraban miles de personas a sus puertas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Albania modernizará con ayuda de la OTAN su base aérea de Kucove

Crisis en las fronteras de la UE

La tractorada mantiene el pulso a Macron