This content is not available in your region

Flexibilidad y excepcionalidad para la crisis de los migrantes en Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
Flexibilidad y excepcionalidad para la crisis de los migrantes en Bielorrusia
Derechos de autor  Oksana Manchuk/BelTA

Controversia por la nueva propuesta de la Comisión Europea para los solicitantes de asilo. Bruselas defiende que están otorgando flexibilidades temporales y excepcionales a Polonia, Letonia y Lituania, los países afectados por la crisis migratoria instigada por Bielorrusia, para darles más tiempo para procesar las demandas legítimas a la vez que devuelven a los migrantes sin base legal para quedarse en el país.

"Le dará la oportunidad a Polonia, Letonia y Lituania de contar con un período más largo para el registro de las solicitudes de asilo, para aclarar que debe haber puntos especiales para el asilo, puntos para el registro y es posible dirigirlos a esos puntos", ha asegurado al comisaria europea de Interior, Ylva Johansson.

Polonia se niega a permitir la entrada a periodistas, organizaciones humanitarias o agencias de la UE a la zona fronteriza. Según las ONG las flexibilidades, que también permiten trasladar a los solicitantes de asilo a campamentos donde pueden ser detenidos durante más de 16 semanas, no recogen medidas destinadas a aliviar el sufrimiento de las personas atrapadas en la frontera bielorrusa.

“No se trata tanto de un proceso más largo, aunque ahora sabemos que las personas estarán más tiempo en situación de detención. Pero va de la situación en la frontera y de que no se puede acceder a un procedimiento de asilo justo cuando se está atrapado en la frontera en condiciones completamente inadecuadas sin acceso a asistencia legal, sin acceso a servicios de salud. No es un proceso de asilo justo. Así que esto es precisamente lo que va a pasar ahora en Polonia y los países bálticos. Este es el problema fundamental de esta propuesta”, cree la directora de Oxfam Europa, Evelien van Roemburg.

Hasta ahora, más de 1800 personas no elegibles han sido devueltas a Irak de un total de 8000 personas. Aunque la comisaria Johannson admite que hay personas inocentes atrapadas, cree que se necesita un enfoque de línea dura para transmitir un mensaje contundente a Lukashenko.