Tras 10 rondas de sanciones a Rusia, cuales son los productos afectados?

El vodka es uno de los productos rusos cuya entrada en el mercado de la UE está prohibida.
El vodka es uno de los productos rusos cuya entrada en el mercado de la UE está prohibida. Derechos de autor Keith Srakocic/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Keith Srakocic/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Crudo, productos de lujo, carbón... la UE ha impuesta una larga lista de sanciones a Rusia como castigo por la invasión de Ucrania.

PUBLICIDAD

La decisión de Vladimir Putin de invadir a Ucrania ha alterado drásticamente la composición de los flujos comerciales entre su país y la Unión Europea. Las decenas de prohibiciones, restricciones y controles impuestos por Bruselas en el último año ahogan lo que solía ser una relación comercial estrecha y estable.

Las diez  rondas de sanciones impuestas por la UE a Moscú en represalia por la invasión de Ucrania han hecho caer en picado una parte considerable de las importaciones y exportaciones. Un impacto económico que ha obligado al Kremlin a buscar mercados alternativos que sustituyan al bloque.

Desde febrero de 2022, la UE ha prohibido más de 43 900 millones de euros en bienes exportados a Rusia y 91 200 millones en importados, según las últimas cifras facilitadas por la Comisión Europea. Esto significa que el 49% de las exportaciones y el 58% de las importaciones están ahora sujetas a algún tipo de sanción, en comparación con los niveles anteriores a la guerra, en 2021, cuando el comercio total entre la UE y Rusia ascendía a 257 500 millones de euros.

Por aquel entonces, Rusia era el quinto socio comercial del bloque, justo por detrás de China, Estados Unidos, Reino Unido y Suiza. Hoy, Rusia es el país más sancionado del mundo y se ha convertido en un paria comercial a los ojos de todo Occidente.

Vodka, crudo y bolsos de Prada

La UE ha restringido las exportaciones a una variada gama de productos industriales y tecnológicos que Bruselas considera que o bien ya están siendo utilizados por el ejército ruso para la guerra o tienen el potencial de acabar haciéndolo.

Entre ellos figuran radares, aviones no tripulados, equipos de camuflaje, cámaras, objetivos, sistemas de radio, grúas, antenas, camiones y productos químicos utilizados en la fabricación de armas.

Además, la UE ha prohibido exportaciones  que son esenciales para modernizar la economía rusa, como semiconductores, informática cuántica, tecnología de refinado de petróleo, componentes de aeronaves y billetes de cualquiera de las monedas oficiales del bloque.

Bruselas también ha impuesto la conocida como "prohibición del lujo" a los productos fabricados en la UE y codiciados por la élite rusa, como perlas, joyas, bolsos, carteras, billeteras, pelucas, perfumes, antigüedades, porcelana, vino, champán y puros, pero sólo si superan los 300 euros.

Mientras tanto, productos de la UE como medicamentos, jabón, café, cacao, té, juguetes, árboles, plantas y líquidos tintóreos, así como ropa y accesorios de moda por debajo de 300 euros, siguen pudiendo exportarse.

De hecho, marcas europeas de ropa como Boggi, Benetton, Calzedonia, Etam y Lacoste figuran entre las empresas que siguen haciendo negocios en Rusia.

En el lado de las importaciones, el valor económico de las que están afectadas por las sanciones es aún mayor. Se calcula que productos rusos por valor de 91 200 millones de euros están ahora prohibidos en todo el bloque, como carbón, oro, hierro, acero, maquinaria, cemento, madera, plásticos, textiles, calzado, cuero y vehículos, entre otros.

Dos de los productos más emblemáticos y codiciados de Rusia, el vodka y el caviar, también tienen prohibida la entrada en el mercado de la UE.

La última incorporación a la lista negra de importaciones es el negro de carbón y el caucho sintético. si inclusión a la lista fue sorprendentemente controvertida y estuvo a punto de hacer que la última ronda de sanciones incumpliera el plazo simbólico que se había impuesto el bloque para aprobar el paquete el día que se cumplía un año del inicio de la guerra.

Aun así, ninguna medida es comparable a la prohibición impuesta por la UE a las importaciones de crudo y productos refinados del petróleo rusos, que apunta directamente a la principal fuente de ingresos de Moscú y ha sido ampliamente identificada como la sanción de mayor alcance del bloque hasta la fecha.

Aunque la prohibición incluía exenciones a medida para las importaciones por oleoducto, consiguió eliminar gradualmente alrededor del 90% de las compras de petróleo ruso por parte de la UE, cuyo valor se estima en 71.000 millones de euros en 2021.

La prohibición de la UE se vio reforzada por un tope de precios del G7, que fija artificialmente el precio al que se permite a los petroleros rusos recurrir a empresas occidentales para transportar barriles de petróleo por todo el mundo.

El Centre for Research on Energy and Clean (CREA), organización independiente de investigación con sede en Helsinki, calcula que la prohibición de la UE y el tope del G7 cuestan a Rusia hasta 280 millones de euros al día, a pesar del impulso de Moscú para redirigir barriles con descuento a China, India y otros compradores no occidentales.

En cambio, el gas natural, el combustible nuclear y los diamantes figuran entre las exportaciones rusas más notables que aún no han sido afectadas por las sanciones. Algo que no gusta ni a Kiev ni a varias capitales europeas que piden mano dura.

PUBLICIDAD

"En cuanto al décimo paquete de sanciones, no estamos contentos con él porque es demasiado blando, demasiado flojo", declaró la semana pasada el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.

"Proponemos que se incluya a más personas. Llevamos mucho tiempo sugiriendo que se incluyan productos rusos adicionales".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Máxima tensión ante el comienzo de la cumbre de ministros de Exteriores del G20 en La India

Un año de sanciones, ¿qué impacto han tenido en Rusia?

Las navieras piden ayuda a la ONU en la escalada del conflicto de Oriente Medio