EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Alberto Núñez Feijóo, el autodenominado "tecnócrata aburrido" que aspira a derrocar a Sánchez

El líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, durante la campaña de las elecciones generales españolas, en Barcelona, el 6 de julio de 2023.
El líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, durante la campaña de las elecciones generales españolas, en Barcelona, el 6 de julio de 2023. Derechos de autor Josep LAGO / AFP
Derechos de autor Josep LAGO / AFP
Por Graham Keeley
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

A lo largo de los últimos meses, Feijóo ha insistido en que puede gobernar en solitario sin Vox, si bien esto podría requerir la abstención de la izquierda, algo muy improbable.

PUBLICIDAD

Muchos de los presentes en Castelldefels, la rica localidad costera cercana a Barcelona donde Alberto Núñez Feijóo llevaba a cabo una de sus mitines electorales, tenían claro haber estado con el próximo presidente del Gobierno de España. A menos de dos semanas de las elecciones anticipadas del 23 de julio, así lo parece.

Y es que las muchas encuestas que se publican estos días en el país predicen que Feijóo, actual líder del PP, obtendrá más votos que el gobernante Partido Socialista, aunque también señalan que los populares no conseguirán la mayoría, teniendo que apoyarse en el partido de extrema derecha Vox.

A lo largo de los últimos meses, Feijóo ha insistido en que puede gobernar en solitario sin Vox, si bien esto podría requerir la abstención de los socialistas y del partido de extrema izquierda Sumar, algo que ambos, hasta ahora, se han negado a hacer.

Feijóo se define a sí mismo como un "tecnócrata aburrido", en contraste con el presidente socialista Pedro Sánchez, apodado por algunos "El Guapo" por su aspecto de estrella de cine.

Ambos se enfrentaron el lunes por la noche en un caótico debate televisivo que, según los observadores, ganó Feijóo, o más bien perdió Sánchez.

Vox, su piedra en el zapato

Entre otras cosas, el líder conservador de 61 años promete un fuerte apoyo a la Unión Europea, respaldar a Ucrania y fomentar los vínculos entre Europa y América Latina.

Una victoria del PP significaría que un Gobierno de derechas asumiría la presidencia semestral española del Consejo dela UE, que los socialistas iniciaron el 1 de julio.

Tras las pasadas elecciones autonómicas de mayo, el partido de Feijóo y Vox han acordado una serie de pactos para gobernar en una serie de gobiernos regionales, y Sánchez ha estado sugiriendo sin descanso que esto mismo es lo que podría ocurrir a nivel nacional en caso de victoria popular.

Una encuesta de Ipsos para el diario La Vanguardia reveló que el 60 % de los españoles estaban preocupados por la perspectiva de una coalición PP-Vox.

Pierre-Philippe Marcou/AFP
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, en el debate electoral del 10 de julio de 2023Pierre-Philippe Marcou/AFP

Su programa electoral

En su programa electoral, Feijóo recoge entre otras cosas un apoyo firme a la política de "autonomía estratégica" para Europa, que pretende dar al continente independencia de Estados Unidos y China en sectores como la defensa y la tecnología.

Con Feijóo en el poder, España también apoyaría una política común de la UE "eficaz, humanitaria y segura" para hacer frente a la crisis migratoria.

Feijóo ya se ha puesto en contacto con antiguos ministros y embajadores para que le ayuden en caso de tener que asumir de manera abrupta la presidencia de la UE.

Entre ellos figuran José María García Margallo, exministro de Asuntos Exteriores, e Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno en la última administración conservadora.

No esperen de este candidato cantinelas ni cambios de guion de última hora, sino certezas, moderación y estabilidad
Alberto Núñez Feijóo
Candidato a la presidencia del Gobierno de España

Hasta ahora, la experiencia de Feijóo ha sido la de dirigir el gobierno regional de Galicia. Si se convierte en presidente, se verá inmerso de inmediato en la política internacional, aunque él tiene claro en estar más que preparado para ello. 

"No esperen de este candidato cantinelas ni cambios de guión de última hora, sino certezas, moderación y estabilidad", declaró recientemente en una reunión en Madrid.

A Feijóo, eso sí, le faltará una habilidad esencial: El inglés. Mientras a Sánchez le gusta presumir de inglés y francés cuando habla con jefes de Estado, Feijóo dependerá de traductores.

"Tenía literalmente al profesor de inglés desde el lunes pasado, pero entonces convocaron las elecciones", decía Feijóo en una entrevista a Televisión Española el mes pasado. "Pero te puedo asegurar que en las cumbres internacionales, que se suelen hacer con traductores, lo importante es que entiendan lo que intento decir".

Con respecto al ámbito nacional, Feijóo afirmaba en una reciente entrevista con el Financial Times que revisaría un impuesto extraordinario de 3.000 millones de euros que ha provocado la ira de bancos y empresas energéticas, aunque sin especificar si lo eliminaría por completo.

PUBLICIDAD

A la manera clásica de los conservadores, Feijóo también prometió rebajar el impuesto sobre la renta para quienes ganan menos de 40 000 euros al año.

El estilo moderado de Feijóo

Hijo de un empleado de mantenimiento y un ama de casa de una aldea de su Galicia natal, Feijóo fue enviado a un internado cuando cumplió los 10 años.

Al principio quería ser juez, pero su ambición se vio truncada cuando su padre se quedó sin trabajo, así que optó por la función pública gallega. A los 35 años ya dirigía el Servicio Nacional de Salud.

A pesar de su edad, hace tan solo seis años tuvo un hijo, también llamado Alberto, con su compañera Eva Cárdenas, directora de una empresa. La pareja se conoció a bordo de un vuelo de Madrid a Galicia.

Feijóo ganó cuatro elecciones seguidas en Galicia con un estilo moderado que convenció a todo un abanico de votantes.

PUBLICIDAD
AP Photo/Andres Kudacki
El entonces presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núnez Feijóo, frente a una manifestante en Madrid, en marzo 11 de 2013AP Photo/Andres Kudacki

Feijóo dio el pistoletazo de salida a la campaña electoral en Castelldefels, una localidad en la que residen desde varios futbolistas del FC Barcelona a adinerados empresarios.

Irónicamente, junto al mitin se encontraba la Casa de la República, que rinde homenaje a aquellos españoles del bando republicano que perdieron la vida o se vieron obligados a exiliarse durante la Guerra Civil española.

Feijóo ha prometido derogar la Ley de Memoria Democrática, introducida en 2022 por el Gobierno de coalición de izquierdas para hacer frente al legado de la dictadura del general Francisco Franco, que gobernó España durante casi 40 años. El líder del PP insiste en que España ha superado este oscuro capítulo del pasado del país.

En su mitin de Castelldefels, como en tantas otras ocasiones, Feijóo aprovechó para hacer un llamamiento a los votantes para que acudieran a apoyar al PP y poder formar un "Gobierno sin intermediarios", en clara referencia a Vox. El próximo 23 de julio, las urnas dirán.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las elecciones anticipadas ¿un problema para la presidencia europea?

El Gobierno de Portugal endurece las leyes de inmigración

El populismo de izquierdas podría mejorar en las próximas elecciones europeas