La estadounidense Scott Morton renuncia a ocupar un puesto clave en la UE en medio de la polémica

Scott Morton en una imagen de archivo
Scott Morton en una imagen de archivo Derechos de autor AFP
Por euronews con AFP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La estadounidense Scott Morton renuncia a ocupar un puesto clave en la UE tras la polémica provocada por su nacionalidad. La noticia la ha anunciado la comisaria europea Margrethe Vestager.

PUBLICIDAD

La economista Fiona Scott Morton ha anunciado que renuncia a su candidatura para un puesto clave en la UE en la regulación de los gigantes tecnológicos tras la polémica suscitada por su nacionalidad estadounidense, en una carta publicada el miércoles por la Comisaria Europea Margrethe Vestager.

"Fiona Scott Morton me ha informado de su decisión de no aceptar el puesto de Economista Jefe de Competencia. Lo acepto con pesar", dijo Vestager en Twitter. 

El nombramiento de esta exmiembro de la Administración Obama y antigua asesora de Amazon, Apple y Microsoft causó una gran polémica en Bruselas, y el martes el presidente francés, Emmanuel Macron, expresó sus dudas sobre el nombramiento.

"Tenemos un gran problema"

El presidente francés, Emmanuel Macron, saltó a la palestra el martes, insistiendo al ser preguntado por el tema en que la Unión Europea necesita más independencia estratégica, y que el nombramiento implicaba que no había investigadores de su calibre entre los 27 Estados miembros de la unión.

"¿De verdad no hay ningún gran investigador europeo con cualificaciones académicas que pueda hacer este trabajo?" preguntó Macron en una cumbre de líderes de la UE con sus homólogos latinoamericanos.

"Si no tenemos investigadores de este nivel para ser contratados por la Comisión, significa que tenemos un problema muy grande con todos los sistemas académicos europeos".

"Estoy muy apegado a la reciprocidad y estaría bastante abierto a una configuración de este tipo si viera a los estadounidenses contratando a un investigador europeo para estar en el centro de las decisiones de la Casa Blanca o a los chinos haciendo lo mismo. Observo que la ley les impide hacerlo", dijo también.

Por último, argumentó que podría no ser tan eficaz, ya que las normas sobre conflictos de intereses le impedirían trabajar en casos relacionados con empresas para las que hubiera trabajado anteriormente hasta dos años, es decir, dos tercios de su contrato de tres años.

"Creo que los europeos necesitan desarrollar competencias europeas, tener autonomía, y cuando digo autonomía estratégica, quiero decir autonomía de pensamiento. Así que hay que formar mentes, hay que utilizarlas y hay que reconocerlas, hay que darles un papel y luego hay que sacar las consecuencias, por lo que ésta no es necesariamente la decisión más coherente en este sentido", añadió Macron.

Conflicto de intereses "manejable

Vestager, sin embargo, reiteró su apoyo a Scott Morton poco después de los comentarios de Macron durante una audiencia con la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (ECON) en la que fue interrogada sobre el proceso de nombramiento y las normas sobre conflicto de intereses.

La comisaria subrayó que el puesto de economista jefe en su departamento no conlleva ningún poder de decisión y que, por tanto, la persona designada no decidirá si un caso antimonopolio puede abrirse o cerrarse, si una fusión puede llevarse a cabo o no, o si una ayuda estatal puede aprobarse.

También defendió la trayectoria de Scott Morton como algo bastante habitual y como una "nueva forma de pensar" para el ejecutivo de la UE, argumentando que "en todo caso, la experiencia en empresas privadas debería ser una ventaja, no un inconveniente" y que "es bastante habitual en el mundo académico, que uno tenga un historial académico y luego haga trabajos de consultoría aparte".

La Comisaria insistió en que anteriores personas en el cargo también habían tenido que apartarse en algunos casos por este motivo y que los conflictos de intereses de Scott Morton eran "manejables". Afirmar que su anterior trabajo de consultoría haría irrelevante su puesto era "sencillamente erróneo", dijo Vestager.

"¿Cuál es la diferencia entre el anterior economista jefe que es europeo y Scott Morton?", preguntó a los eurodiputados. "La diferencia que veo aquí es el pasaporte".

La comisaria dijo el miércoles por la mañana que ha aceptado la decisión de Scott Morton de retirarse del cargo "con pesar y pleno respeto por su integridad".

"También le deseo todo lo mejor para el futuro, y que continúe utilizando su extraordinario conjunto de habilidades y experiencia para impulsar una fuerte aplicación y regulación de la competencia a ambos lados del Atlántico", añadió.

Los eurodiputados de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios se mostraron divididos ante el anuncio: Stephanie Yon-Courtin (Francia, Renovar Europa) calificó la decisión de Scott Morton de "acertada", mientras que Rasmus Andresen (Alemania, Verdes) la describió como "una triste noticia y un mensaje problemático para los mejores expertos de otras partes del mundo".

"El nacionalismo fracasa", ha añadido.

PUBLICIDAD

Sólo 11 personas habían solicitado el puesto cuando se hizo público a principios de este año, a pesar de que Vestager consiguió una excepción que permitía a los no europeos competir por el puesto.

Cuatro personas cumplían los criterios de elegibilidad, dijo Vestager a los eurodiputados, y sólo dos, incluida Scott Morton, habían sido entrevistados por ella tras un estricto proceso de selección. El otro candidato era un ciudadano europeo, señaló Vestager, sin dar más detalles sobre quién era esa persona.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Semana Europea: ¿Cuál es el estado de la economía?

Europa debe reducir su consumo de cocaína, dice el ministro de Defensa de Colombia

Los británicos lamentan el Brexit pero reincorporarse a la UE es difícil