EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La ira agrícola no cesa en Europa

Las protestas sehan extendido a varios Estados miembros.
Las protestas sehan extendido a varios Estados miembros. Derechos de autor Sylvie Corbet/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Sylvie Corbet/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Gregoire Lory
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La movilización de los agricultores europeos continua. En total, unos quince países de la UE han sido testigos de manifestaciones a gran escala en los últimos 18 meses.

PUBLICIDAD

Todo empezó en los Países Bajos con concentraciones contra el plan del gobierno de reducir las emisiones de nitrógeno mediante la reducción del número de cabezas de ganado. El mismo lema se utilizó en Irlanda y Bélgica.

En Rumanía y Polonia, los agricultores denuncian las importaciones de cereales ucranianos no tasados, que desestabilizan los mercados locales.

En Alemania, los profesionales denuncian el fin de la exención fiscal del gasóleo en 2026 y las normas medioambientales de la UE. La consigna es muy parecida en Francia.

Aunque los factores desencadenantes varían de un país a otro, todos reclaman mejores ingresos y normas más sencillas. "Hay más demanda de protección del medio ambiente y, al mismo tiempo, el apoyo público ha caído en picado. Si hacemos un simple cálculo, entre 2003 y 2023 el valor de las ayudas directas habrá caído un 37%. Y estas ayudas representan más de la mitad de la renta agraria en la media europea", señala Luc Vernet, de Farm Europe.

El Pacto Verde de la Comisión Europea cristaliza las tensiones en el sector agrícola, y en particular el programa "De la granja a la mesa" para avanzar hacia una agricultura más sostenible.

"Inicialmente, el proyecto 'De la granja al tenedor' se concibió como una estrategia para imponer normas que forzaran el cambio, partiendo del supuesto de que, al pasar a una agricultura más sostenible, los consumidores pagarían y los banqueros, con su dinero barato, financiarían las inversiones de los agricultores. Hay que decir que esta ecuación no es posible hoy en día. Los consumidores se alejan de los productos más caros y el sector ecológico atraviesa serias dificultades. Y hoy, el periodo de dinero fácil que habría permitido la inversión ha desaparecido. Es cosa del pasado", añade Luc Vernet.

En un futuro inmediato, la Presidencia belga del Consejo de la Unión Europea propone una revisión de la actual Política Agrícola Común (PAC).

"Vamos a hacer un análisis comparativo de cómo estaban las cosas el año pasado. Y obviamente, a partir de este análisis comparativo, tomaremos las mejores prácticas que sean eficaces y también las corregiremos, y en cualquier caso iniciaremos el proceso de corrección a nivel europeo", explica David Clarinval, Ministro belga de Agricultura.

La PAC sigue siendo la mayor partida de gastos de la Unión Europea. Los agricultores saben lo que deben a esta política. El reto para los Estados miembros es encontrar un equilibrio entre las ambiciones climáticas y la dimensión económica del sector.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Parlamento Europeo reafirma su apoyo a Ucrania y censura la "misión de paz" de Orbán

Trump tiene un plan para detener la guerra en Ucrania, según Viktor Orbán

¿Quién es Roberta Metsola, la mujer que ha sido reelegida presidenta del Parlamento Europeo?